viernes, abril 13, 2007

de viaje

Lejos queda ya Grenoble, más en la distancia que en el tiempo tras seis meses entre gotas, erasmus y franceses. Y lejos también queda Gijón, aunque en este caso solo sea en la distancia, ya que dos días no se pueden considerar mucho tiempo. 800km de Ancha es Castilla y Qué verde era mi valle... 800km que recorridos en un autobús de largo recorrido, Alsa para los asturianos, puede dar y da para muchas horas de viaje. Y muchas horas de viaje pueden dar y dan para muchas historias.

Los autobuses siempre me han llamado la atención. Si lo pensáis bien, de pronto y sin ser avisados, se nos obliga a compartir unas distancias en exceso reducidas con unas personas desconocidas para nosotros. En cierto sentido, se nos obliga a intimar con ajenos. Roces, tácitos pactos sobre el reparto del espacio, olores, ruidos... las tareas a compartir no son precisamente agradables, lo que provoca que las situaciones generadas sean aún más incómodas.

Es por esto que yo siempre intento realizar las doce horas de viaje de noche; pensando, iluso de mí, que la gente tiene la manía de dormir cuando es de noche, o que al menos sus padres y profesores les contaron cuando eran pequeños que hay que respetar al prójimo, y no hacer ruido a la hora de dormir.

Todo esto dejado a parte, no siempre logro evitar que los personajes más variopintos traicionen mis oscuras esperanzas de viajer tranquilamente, llegar a Sevilla descansado y no necesitar dos días para recuperarme de la fatiga del viaje. En este último viaje, no me encontré con un grupo de viles enemigos del sueño, fueron dos. Y además me atacaron por separado.

Primer grupo. Viaja de miércoles Pablo. ya sabes que los jueves es el último día de clases en Salamanca y la cantidad de estudiantes que cogerán el autobús para pasar el fin de semana en sus casas sureñas puede ser peligrosa. Error. ¿Quién me iba a decir a mi que mi viaje, un tranquilo miércoles, coincidía con un festival de música jevi en Extremadura? El Extremúsika 2007.

En Gijón me las prometo felices. Nadie en los asientos de delante, nadie en los de detrás, nadie en el de al lado. En Oviedo, cinco jevis, chupas de cuero y camisetas de Iron Maiden al alza se suben. Uno se sienta delante, dos a la derecha y dos detrás. Buena Pablo. Detrás tienen ocho asientos libres y no van, así que se tomarán el viaje tranquilos. Error.

- Davo!! Yes el más tontu del viaje!!! Dámoste el premiu al mas tontu del viaje!!!
- Calla sunormal!!

Puf... respira Pablo, a ver si suavizan. Y lo hacen; aunque conversan entre ellos como si estuvieran en medio de los sanfermines, los insultos desaparecen y comienzan a razonar. Perlas como estas caen:

- Tus padres saben que fumes? Los mios si, oh.
- Los mios no, yo paso.
- Davoooo!!! Yes tontu!!!- PAF!
- Ah! Para sunormal!!

Pronto se acabó el razonar. Ahora es cuando de reojo veo las entradas del festival en la mano de uno de los jevis, y me maldigo por no haber consultado todos los festivales que había en mi ruta, evitándome así la posibilidad de coincidir con Davo, el sunormal que le pega y los otros tres compinches. Pero sigamos con la conversación, estaba interesante:

- El Benicassim ye mierda. La gente que va a ese festival ye pa salir en la tele y pa contalo a los colegas, porque la musica esa no le puede gustar a nadie. Ye muy mala.
- Sabes cual ye el unico grupo de esos que me gusta a mi, no sé si los conoces. Unos que se llaman Rinocerose. Conoceslos?
- Yo no. Davoooo!! Conoces tu un grupu que llámase Rinocerose??
- Si oh!! Esos hacen Hardcore, no estan mal. A mi de todos esos grupos, ye el único que me gusta...

Qué grande Davo, qué bien le queda la chupa... Espera, espera, que siguen:

- Davoo!!! Quies una volldamm??
- Si oh! Trae pa'ca una. Ta cojonuda.
- Oye, y esta cerveza de que tipu ye??
- Ja, ja, ja. Vaya sunormal!! Y nun lo sabe!! Ye negra oh!!!

Desde las ocho y media hasta la una de la mañana estos espécimenes me atormentaron el viaje. Podría seguir transcribiendo conversaciones memorables, como la que tuvieron a las doce y media de la noche. Se quejaba el pobre amigo de Davo de no poder dormir. Puede que no tuviera nada que ver con los cafés que se había tomado en cada una de las paradas que habíamos hecho. Dos que yo contara... Estos jevis, son de lo que no hay la verdad, tan entrañables...

Segundo grupo. Abro los ojos, miro el reloj, dos y media de la mañana. No hay jevis gritando, ni jevis pegándose ostias, ni jevis delante ni jevis detrás. Respiro aliviado.

- Chochoooooooo!!!! Mira la yeni, que ya se ha dormio!!! No te duermas yeniiii!!!

Horror.

Consigo contar siete chicas. Unos pocos asientos delante mío. Pendientes de perlas, jerseys al hombro, a pesar de la poca luz creo distinguir el rosa como color dominante en su ropa... más enternecedor que los jevis.

- Caaaarmeeeenn!!! Que si quieh una gominola!! No??? Pueh yo me lah voy a comer todah!!!
- Yo también!!! Dile a la yeni que no se duerma!!!
- Pueh yo tengo que ir al baño
- Ala!!!! Pero si te acabah de subir al autobú!!!

Conversaciones todas ellas muy normales para las cuatro de la mañana. A eso de las cinco se le acabaron a la pobre chiquilla las gominolas. Luego, se comió sus triskis. Para cuando llegamos a Sevilla, se había comido también las gominolas de la pobre yeni, quien a pesar del griterio que despertaba cada vez que se dormía, logró vencerlas y ganar unas horas de reposo. Yo no pude. "Tienes cara de cansado" me dijeron al llegar a casa en Sevilla...

Lo único que me consuela es que en Extremadura lleva lloviendo dos días, algo estupendo para los aficionados al extremúsika dos mil siete, y para todos los grupos que actúan allí, y que sus nombres empiezan por M, cambian la c por la k, o incluso la c por la z. Qué radicales.

Algo de hardcore para que escuchéis esta semana.

2 comentarios:

Álvaro dijo...

Jaja, eso no es hardcore, ni siquiera llega a "jarko" (le faltan espadas y cuadrículas en el suelo).
Oye, ¿te imaginas que hubieran coincidido los jeviochos y los cahtuo-pijos en el mismo autobús? Hubiera sido antológico...
"¡Mozaaa! Vaya perles lleves. ¿Tú yes pija, eh!"
"Yeni pasa de esos marranos"
"Zzzzz"
"¡¡DAVOOOOOO!! ¡Gustas-y a la pija esta!¡¡SUBNORMAL!!"
"Jaja que majos. ¿Queréis una gominola? Oye, ¿es amigo vuestro ese chaval con los ojos inyectados en sangre y una camiseta de Lupin?"
"Zzzzz"
Una oportunidad más de salir en los periódicos, desperdiciada.

petite mara dijo...

eso te pasa por no fumar porros, Paaaaaablo... :P