jueves, diciembre 24, 2009

Un año menos

Otro año que tiramos por encima del hombro, así como una botella vacía de la que ya poco se puede sacar. Si acaso aún quedan un par de cenas, o comidas, dos borracheras más al fin y al cabo, pero al menos de esas reposadas que se disfrutan en familia, y que todos los años acaban evocando las mismas anécdotas de cuando tenías tres años y dejaste lo dientes en un muro por no girar tu triciclo, o le robaste las bragas a tu hermana, o te perdiste en la Alhambra y no te encontraron en dos horas... Nostalgia, le dicen.

Pero al reptil que escribe el año que termina le sabe a poco, no le salen las cuentas. Le ha faltado tiempo. Le han quedado en el tintero unas cuantas historias por contar: La entrega de premios de la Virtua Bartolo Racing League, una historia de grillos, un curso de escritura de best sellers, terminar la historia de R.O.G.E.L.I.O., el robot melómano que todos querríamos tener como amigo. En fin, que parece que el año que viene seguiremos por aquí, contando las mismas historias. O no.

sábado, diciembre 19, 2009

Qué bien te lo montas, Beck

Beck es uno de los primeros músicos que el dr. Alergia y yo escuchamos en nuestras vidas adolescentes, de esos que podríamos calificar de “modernos”. Musicalmente empezamos (descontando cintas de zapato veloz y cd’s de Roxette, en las que todo rapaz puede pecar) por lo fácil, lo que teníamos en casa: Stones, Queen, Beatles, Doors, nada que nos os podáis esperar. Pasaron algunos años hasta que nuestros gustos se fueron definiendo, Radio 3 apareciera en nuestros diales, y el tito Avalon nos educara con su sapiencia y gusto. Fueron años duros, dijo él con la mirada perdida en el horizonte.

Pero Beck ahí estaba casi desde el principio. Probablemente empezamos con Loser, el single que lo lanzó a la fama, yo luego recuerdo aquella canción con aire de bossanova del Mutations, y el Midnite Vultures, el primer y único disco original que de él me compré. Más tarde llegaría a mis manos una copia que aún conservo (durante la época en que nos esforzábamos por hacer fotocopias en color de la portada y contraportada) del Odelay, disco anterior al Vultures, pero igual de potente (aunque con más toques hiphoperos y menos disco). Le teníamos ganas, al bueno de Beck. Por aquella época empezábamos a ver la luz, y el angelino y el Things to make and do de Moloko, eran dos de las bombillas que más brillaban. Y entonces nos la metió. Hasta dentro.

Doctor Music 2000, en La Morgal. Pet Shop Boys, Paul Weller, Lou Reed (dejad que me olvide de los conciertos de Dover, M-Clan, la Bloodhound Gang y Molotov, por favor) y como no, nuestro amigo. Menudo, chupado, con la cara pálida y puede que incluso maquillada y sus piernillas enclenques, dio uno de los mejores conciertos del festival. Flipamos. Luego lo volvimos a ver tres años después en el Benicassim, y ahí ya pudimos ejercer de modernos con el consabido a mí me gustó más en el Doctor, cuando no lo conocía tanta gente.

A partir de ese momento yo ya le perdí un poco la cuenta, y el dr. Alergia podrá hablar con más conocimiento. Publicó el Sea Changes, el Güero, The Informant y Modern Guilt, y se paseó por el folk, el disco, el hip hop y por todo lo que le dejaron. Al margen de gustos, el tipo es de lo más interesante que yo he escuchado en las dos décadas musicales que me conozco.

¿Y ahora qué? Pues ahora se saca de la manga algo que le ha dado por llamar Record Club, que viene a ser algo así como me reúno con mis colegas, hacemos el pijo, cantamos lo que nos sale de la punta y lo grabamos. Sólo dos apuntes. El primero es que cada día que se junta con sus amigos, entre pijada y pijada graban un disco completo, sin ensayos previos. De la primera a la última canción. El segundo es que sus amigos no son una mala pandilla con la que juntarse para grabar un disco: Devendra Banhart, Nigel Godrich, MGMT, Wolfmother, Feist, Wilco… así yo también grabo discos, coño.

¿Y qué se ha grabado? Pues por ahora lleva dos, y está por el tercero. Y qué dos. Aquí la pandilla no se la ha jugado (o sí), y han optado por versionar dos clásicos básicos a saber, The Velvet Underground & Nico, y The Songs of Leonard Cohen, de los cuáles os dejo sendos links para que los disfrutéis, a pesar de que me esté convirtiendo en un criminal peligroso. Si viviera en vuestras ciudades os dejaría que los copiarais de mi disco duro y entonces no habría problema para mí, aunque los criminales podríais ser vosotros, no sé, quizás os podría grabar el disco en un cd, o en un casette…¿eso sería delito? Entonces, ¿el delito está en la cantidad de copias que ofreces? Porque en ese caso, con los niveles de audiencia del Bartolo no corremos ningún peligro. Una pregunta, ¿si os dejo un libro para que lo leáis y os ahorro el comprarlo estoy cometiendo un acto de piratería? ¿Las bibliotecas son las arcas del tesoro de los piratas? Bueno, que me lío yo sólo. Simplemente espero que me paguéis lo que me debéis por pasaros el cd, creo.

Cada uno generará su propia opinión aleatoria sobre los discos, los haya escuchado o no, pero creo que como poco, merecen la escucha. A mi juicio el resultado es algo irregular, pero partiendo de la base de que han escogido discos donde todas, todas, todas las canciones son sublimes, la cosa no puede ir tan mal. Aunque no sepas de vinos, gastándote cincuenta euros en una botella piensas que no puedes fallar, pues esto es algo parecido.

Mi compañera de piso entró el otro día en casa y al escuchar el So long, Marianne, protestó vagamente, algo así como que si no habían encontrado otra canción que destrozar. Puede que tenga razón, puede que yo sea un esnob, pero en ese caso todo va bien; seguro que el año que viene alguien llamará a mi puerta para ofrecerme ser jurado en un festival de cine.

lunes, diciembre 14, 2009

Ya vuela el A 400M

El avión de transporte más grande que se haya ensamblado en España, el proyecto más ambicioso en el que ha tomado parte la aeronáutica patria, por fin ha despegado. Ha costado, pero tras una larga espera y unos últimos tres años de tensa incertidumbre, la familia de aviones española ya tiene un nuevo hermano. Más grande que cualquier otro.

Pero yo no voy a escribir para relataros las bondades de la aeronave, ni las especificaciones técnicas que seguro la Wikipedia ya conoce al dedillo; tampoco voy a excederme en imágenes aunque si me permitiré colgar un vídeo de su espectacular despegue (el piloto lo calificó de sparkling, un tal Mr Armstrong –con ese nombre tiene que ser buen piloto seguro, de hecho tiene que ser bueno en todo). Yo quiero escribir para quejarme, ya que si Javier Marías tiene derecho a quejarse una vez a la semana en público, por qué no el resto de nosotros.



El caso es que desde el viernes 11 de diciembre, fecha en la que realizó el primer vuelo, no he leído en la prensa española más que quejas. ¿Que de qué se quejan? Pues de que ha sido un proyecto muy costoso, que lo va a ser más aún, que lleva dos años de retraso, que los gobiernos no tienen claro si seguir adelante con el proyecto o no… En fin, que cualquiera no diría que el avión lo han volado los franceses y lo único que queremos es arruinarles la celebración.

No se puede negar que el proyecto ha tenido (y tiene) grandes inconvenientes que superar: sobrecostes y retrasos en la fabricación, han encarecido y retrasado notablemente el desarrollo planificado del A 400M, si bien es cierto que en aeronáutica, los plazos de tiempo y las planificaciones son muy relativas. Por poner dos ejemplos próximos, el A 380, el famoso superjumbo europeo en el que también participó España aunque de forma no tan notable, se retrasó más de dos años y el Boeing 787 Dreamliner, el esperado nuevo desarrollo de la aeronáutica americana, se esperaba que volase en Septiembre de 2007 y a fecha de hoy todavía no ha sido capaz. ¿Quiere decir esto que la situación del avión de transporte ya no es preocupante? En absoluto, simplemente es un intento de reflejar la problemática del mundo aeronáutico.

Lo que un cocodrilo no es capaz de entender, es por qué la clase política nacional hace gala de un silencio inquietante. El día que el A 380 voló, Chirac, Blair, Schroeder y Zapatero hablaron de las maravillas del nuevo avión, y la prensa mundial se rindió ante la evidencia. Estoy seguro de que los americanos harán lo propio el día que su B787 vuele, y demuestre que aviones fabricados con un 50% de materiales compuestos pueden ahorrar hasta un 20% de combustible. Mientras tanto, en la villa hispalense, el rey y la ministra de defensa presenciaron el vuelo y el resto de la clase política europea calló.

Y lo que menos aún puede entender un reptil, es a qué se debe la actitud de la prensa española, tirando piedras contra su propio tejado. Sin distinciones de grupos mediáticos, tanto los afines al PSOE como los contrarios, la gran mayoría de los medios de comunicación apenas se hizo eco de la noticia, y además lo hizo en un tono casi de reproche. ¿Acaso no son conscientes del hito que representa? El más complejo proyecto de la ingeniería de transporte en el que hemos trabajado (o al menos colaborado con tal presencia, casi un 20% del total de carga trabajo), y no sabemos más que renegar del proyecto.

La situación resulta más lastimosa este año, en el que tanto políticos como prensa se pasan el día hablando de “cambiar el modelo productivo nacional”. Qué querrán decir con eso, lo ignoro. Probablemente se refieren a que nos hagamos todos futbolistas y modelos de lencería, quién sabe. Pero es una lástima, ya que nada mejor que hacer publicidad de este avión para promocionar el trabajo técnico cualificado que se hace este país. Igualmente ocurre con tantos otros sectores industriales o científicos españoles, ninguneados por la media.

España es un país de cariz no-belicista, en comparación con otros países de occidente. Esto nos ha costado y nos cuesta figurar relegados en el plano internacional por detrás de otros países menos poblados, menos ricos y con menor presencia internacional, y además la entrada a grupos exclusivos (G8, G14, Consejo de Seguridad de la ONU…) nos es vetada por esto. Ignoro si de paso, la reticencia a hablar del A 400 M se debe a que la M es de Military, podría ser. Desgraciadamente, la industria y la ciencia aeroespaciales están íntimamente ligadas al sector militar. De todas formas mucho me temo que esto poco o nada tiene que ver, y sospecho que en este país nuestro, simplemente, eventos así simplemente se consideran aburridos, si es que siquiera se los tiene en cuenta.

jueves, diciembre 10, 2009

¡Que entre la siguiente semana!

Una semana complicada, ajetreada, de esas que necesitas que pasen rápido pero se empeñan en no acabar, puede empezar tranquilamente el lunes en que te das cuenta de que el primer proyecto del que te nombran responsable en tu trabajo, va a necesitar dos semanas más de lo previsto para terminarse. Así podría empezar una semana liosa pero claro, necesitas algo más para poder llamarla así.

Por ejemplo, yo añadiría un curso de veinte horas a repartir en cinco tardes, a cuatro horas la tarde. Cojamos cuatro tardes para esta semana dichosa (dejemos el primer día, el de presentación, para la semana anterior), y nos quedamos con que para el lunes, martes, jueves y viernes tenemos ya comprometidas doce horas antes de empezar.

Como el miércoles queda un poco libre, metamos un viaje de trabajo a Madrid para conocer a la gente que desde allí está metida en nuestro mismo proyecto. Uno se levanta a las seis de la mañana y vuelve a las siete aunque vale, el AVE dura cinco horas entre ida y vuelta y ahí podemos descansar. Pero no lleguemos al miércoles tan pronto, ¿qué tal si un día antes nos quedamos sin bombona de butano a media ducha a las siete de la mañana?

Bueno, ahora ya estamos en Madrid el miércoles. Una verdadera lástima que nada más llegar nos digan que las personas que queríamos conocer han anticipado el puente y se han ido de vacaciones, sin avisar ni nada. Miras el reloj, y te lamentas por las cuatro o cinco vueltas que le acabas de regalar.

Pero sigamos, que la acción no espera. Ahora decides llamar a tu jefe para decirle que en Madrid no vas a poder resolver ni una sola de tus dudas, pero tu teléfono se interpone entre los dos y te dice que no reconoce la tarjeta, que no tiene nada ver con ella, que no hablan el mismo idioma, y que cualquier aspecto que los relacione o que puedan tener en común es pura coincidencia. En definitiva, que no reconoce la tarjeta y que vayas a una tienda a que te la cambien.

De vuelta a Sevilla, esa fantástica tarde que tenías libre y que tan bien ibas a aprovechar, se convierte en una búsqueda de una tienda de móviles. La encuentras, le sonríes a la dependienta y cuando ella te mira con indiferencia ya no sientes el peligro que se avecina, simplemente notas al destino sonriendo de oreja a oreja a tu espalda y no te importa. Le preguntas a la tipa si te puede copiar la agenda de contactos a la nueva tarjeta, y te responde sin alzar la vista y con voz lacónica tras apretar un botón verde de la maquinita: Ahora ya no.

De vuelta a casa, con tu flamante tarjeta desmemoriada, descubres tus regalos de Navidad, los que te van a hacer dentro de veinte días, así por azar, buscando algo que ya has olivado qué era aunque probablemente fuese una agenda de contactos que nunca existió.

El jueves llega una buena noticia, vas al baño. Esperar este momento desde el lunes no ha sido de tu agrado, pero parece que el resto de la semana tu tubo digestivo descansa. Por cierto, la bombona sigue vacía. De camino al trabajo, te llaman del hospital para preguntarte por qué no has ido a la prueba que te iban a hacer el miércoles por la mañana, esa para la que has tenido que esperar ocho meses en la lista de espera. Obviamente les dices que estabas en Madrid en un viaje muy importante.

Y el viernes, cuando hablas con tu madre por teléfono, le preguntas dónde puede estar una libretita que tenías con todos los números de teléfono de tus amigos apuntados y te responde que no sabe, que se debió perder en la última mudanza, aquella que hicimos en el 96. Luego ella te pregunta qué tal ha ido tu semana y ya, por fin, sabiendo que el fin de semana es lo único que te separa de la próxima semana, no puedes evitar reírte.

PS, Mandadme vuestros números de teléfono, por favor.

domingo, noviembre 29, 2009

Uno frente a sí mismo

Ver estos días a Rafa Nadal sufriendo en la Copa Masters, me ha hecho recordar con viveza mis recuerdos tenísticos. Yo empecé a ir a cursos de tenis con seis años, y jugué de forma continuada hasta los dieciocho. Como federado competí unos siete años, y aunque no tengo las estadísticas, no creo que llegara a ganar ni la mitad de los partidos que jugué. Yo no era bueno, y a mi alrededor había gente que sí lo era; sacar conclusiones de aquí no es complicado. Aun así, guardo bastantes buenos recuerdos, y una sensación general de que, en definitiva, fue una experiencia positiva para mí.

Lo más duro en el tenis (en contra de lo que pueda pensar la gente y me imagino que al igual que en otros deportes individuales), es superar los miedos propios. En la pista estás solo, para bien y para mal, pero cuando se gana nunca hay problema, todo el mundo te felicita, todo son palmadas en la espalda, y si eres profesional, todo el mundo se quiere hacer la foto contigo. Distinto es cuando pierdes. Ahí sí que estás tú solo. Tu entrenador te puede recriminar que hiciste mal esto o aquello, nadie te va a elogiar (salvo en contadas honrosas derrotas) y si eres profesional además tendrás que soportar, o bien la crítica de la prensa o peor aún, la indiferencia.

Está claro que si mañana yo quedo a jugar en el Club de Tenis Betis con Roger Federer, por muy motivado que yo vaya me va a costar ver la bola. Ahí no hay dudas. Las dificultades surgen en los partidos igualados, frente a rivales parejos a ti, en los que el primer set fue para uno y el segundo para el otro. El tiempo pasa y cansa, y un partido de tenis a tres sets suele durar unas dos horas. En ese tiempo, uno no puede hablar con nadie, a lo sumo puede mirar a su gente y esperar que le devuelvan una mirada o un gesto de ánimo, pero nada más. Estás sólo. Si los primeros no entran es tu problema, y si el contrario te las mete todas al revés y no eres capaz de devolver un liftado en condiciones, pues también. Encontrar el punto de equilibrio entre mantener la confianza en uno mismo y hacerse una crítica eficiente no es algo que nos enseñe nadie, pero ahí se van los partidos.

El otro problema con el que tiene que lidiar el tenista a parte de su soledad, es la intensidad del partido. En el fútbol a menudo llega un punto del partido en el que se sabe quién va a ganar, y el resto del partido ambos equipos se dedican simplemente a esperar. En baloncesto, llaman los minutos de la basura a esos instantes finales de los partidos en los que la diferencia entre ambos equipos es tan grande, que resulta imposible ya un cambio en el resultado. Hasta en la F1, se permiten bajar las revoluciones del coche en las últimas vueltas cuando la distancia con los otros coches lo permite. En el tenis no existe ese momento de relajación. Siempre se corre el riesgo de que el ritmo del partido cambie. Perder 7-5 y 5-0 y remontar ocurre. Yo he perdido partidos en el tercer set tras haber disfrutado de tres bolas para ganarlo en el segundo, y viceversa. No hay margen para la relajación y además, según se acerca el final, la caída puede ser cada vez mayor. En el tie break del tercer set, uno está tan cerca de ganar el partido como de perderlo. Es en esos momentos, en los que el rival no está al otro lado de la red, está en tu propia cabeza. El brazo se encoge, la piernas flojean, el cuerpo no gira tan rápido, y hasta la vista nos puede traicionar. Que el rival devuelva o no la bola ya no es tan importante, lo verdaderamente crucial es mandarla al otro lado una vez más.

Todos estos recuerdos me han vuelto por ver a Rafa Nadal estos días. Él, que ha sido (y volverá a ser) el mejor, tiene que superar a esos fantasmas que le frenan. Poco importa que el de enfrente se llame Djokovic, Soderling o del Potro. Él tiene que mandar la bola medio metro más lejos, tiene que meter un 10% más de primeros saques, tiene que dar más reveses a dos manos en lugar de cortar la bola al segundo intercambio del peloteo, y eso no depende del contrario.

Se paró su racha increíble de cuatro Roland Garros seguidos, se quedó sin Wimbledon y toda la prensa española hablaba de un secreto a voces: su coraza, el círculo familiar que al parecer tanto bien le hacía se rompió. Incluso tuvo que conceder una entrevista a televisión española para tranquilizar a la opinión pública y “dar explicaciones” sobre su momentáneo retiro. Yo no sé si eso fue la razón de su traspiés, o se debió al simple hecho de que resulta muy difícil mantenerse como el mejor (o el segundo mejor) jugador de tenis del mundo durante cinco años seguidos. En Agosto volvió, y llegó a las semifinales del Open USA. Sólo del Potro, el ganador del torneo pudo con él, pero eso no es suficiente para él ni para nosotros, es Nadal.

Dicen que desde su retorno a las pistas no ha ganado más que a un top ten, a Tsonga, en el torneo de París. La prensa le ha puesto ahí una traba, un obstáculo. Quizás si se hubiesen fijado en los quince primeros del mundo, las estadísticas de Nadal mejorarían, pero la prensa española quiere que gane a los diez mejores, el resto no cuentan como victorias para él, eso ya se le supone.

Así se fue a Londres, a un torneo que por ser el último del año suele ver a los dos o tres primeros de la clasificación más cansados que al resto, de tantos partidos y victorias que arrastran. Este año Rafa llegaba fresco, pero se fue de vacío. Ni un set. Y sin embargo el juego estaba ahí, y las aptitudes también, los partidos los ha perdido en su cabeza, no en la pista. Ha perdido parte de esa confianza que le hacía mandar la pelota a la raya para salvar una bola de partido en contra. Ahora sólo queda preparar la próxima temporada, y espero que para el año que viene, cuando llegue a Australia, ya se haya vencido a sí mismo.

jueves, noviembre 19, 2009

La indulgente traición de la memoria

Cada vez que vuelvo a Gijón, como es lógico, noto cómo poco a poco la ciudad va evolucionando y se va transformando, noto cómo cada vez que regreso la realidad va cambiando continuamente y me va reservando pequeñas sorpresas.

Así que primero me confunde ella, cambiándome las cosas de sitio. Poniendo sucursales de La Caixa y la Caja Laboral donde antes había tiendas de ropa (tiendas donde yo compraba mi ropa), supermercados donde antes había cines (aquellos multicines en los que celebraba mis primeros cumpleaños), me cambia bares de nombre o de decoración o me quita a una camarera que tenía diez años más que yo para ponerme a una que todavía no ha salido de la ESO. En mis ausencias, la realidad se dedica a marcar cada vez más aceras con un carril bici, cómo si de una paciente araña tirando hilo se tratara. Me cambia calles, aceras, paseos y hasta plazas. En teoría solo cambia su apariencia, pero a cada regreso yo diría que la plazuela y el parchís cada vez están más lejos.

Pero además, he notado que otros cambios se van produciendo en la ciudad, bastante más sutiles. No sólo cambia Gijón en el presente, entre visita y visita, sino que el Gijón de mi pasado y mis recuerdos también se va transformando, y a cada retorno la ciudad es diferente a mis ojos y también lo es en mis recuerdos.

Mis recuerdos, todos ellos como globos de una fiesta de cumpleaños. Muy bonitos, muy variados, de muchos colores y hasta de distintas formas, pero todos ellos tristemente destinados a terminar pinchados, sucios y pisoteados en un rincón. ¿Y entonces qué pasa? ¿Se queda la habitación vacía y el rincón sucio? En absoluto, todo lo contrario más bien. Algún payaso constante y trabajador, probablemente ayudado por alguna de las madres, no deja de hinchar nuevos globos que aparecen ahí, como nuevos, como los anteriores en su estreno, pero que no son los míos. Así es como yo consigo recordar con nostalgia el Varsovia, en el que apenas pasé terminé una docena de mis salidas nocturnas, y sin embargo al pasar por delante del Mavis (en el que regalé tantas tardes de sábados) me resulta invisible o por lo menos, irrelevante.

Olvido los sitios donde solía cenar; olvido el kebab y la Mezzaluna y paso por delante de ellos con indiferencia hasta que llego a los Vikingos, y la siento como si fuera mi hamburguesería de toda la vida. Si lo pienso fríamente, sé que sólo la frecuenté los dos últimos años antes de marchar, pero la ilusión de volver a verme delante del rótulo es real, y para encontrar la Mezzaluna dudaría delante de qué escalera de la playa ponerme. O peor aún, me detengo en el Jamaica para recomendarle sus hamburguesas a mi compañera de piso como si fueran un clásico para mí, omitiendo el hecho de que lo descubrí una vez ya vivía en este exilio.

Paseo por Cimadevilla y me sorprendo deteniéndome en la Plaza de la Soledá, y cualquiera que me viese allí parado diría que ése era mi destino. Ignora el observador que esta plaza evocará recuerdos a otros, pero a mí no puede ser, a mí sólo me puede sonar a alguna letra de alguna canción, y supongo que llegará también el día en que la olvide. Evoco una Semana Negra cultural que jamás disfruté (exceptuando un par de exposiciones), y poco a poco voy perdiendo los recuerdos de aquellos caballitos en los que tantas horas infructuosas pasé detrás de alguna niña que me ignoraba, tratando de captar su atención torpemente.

Pensando acerca de este cambio de muebles en mi memoria, he llegado a alguna conclusión. Sé que por supuesto que no es Alzheimer, ni tampoco pérdida de memoria. Es otra cosa. No se trata de unos recuerdos que yo vaya contando a la gente, con la intención de aportar drama y emoción a mi vida, no. Es otra cosa. Es algo personal, una mentira que me cuento a mi mismo, una traición de mi a mi. Mentiroso y engañado son la misma persona. Además resulta curioso pero, sólo cambian los lugares. Esta memoria cambiante sólo toca el decorado, ni borra ni modifica eventos ni personas. Sé que esta afirmación tiene trampa, pues cada lugar ha de estar íntimamente ligado a ciertos recuerdos, y viceversa. Parece que en definitiva, mi memoria estará premiando a algunos de mis recuerdos sobre otros, mostrándose indulgente conmigo en cierta manera a través de mi pasado, bastante más fácil de cambiar de lo que pensaba cuando era un niño.

Loriga escribió que él le daba mucha más importancia a los sueños que a la vida real de la gente, puesto que los sueños son elección propia y la realidad no tanto. Resulta obvio, dado que aquí lo estoy escribiendo, que mi memoria sí recuerda esto, así que supongo que tendré que acostumbrarme a no sorprenderme tanto la próxima vez que mire para otro lado y al volver la vista, ella me haya vuelto a cambiar un globo pinchado y sucio por otro más brillante.

martes, noviembre 10, 2009

El perro es mío y me lo follo cuando quiero

Algo así debió de pensar el bueno de Richard Gere, cuando terminó de leer el estupendo guión que algún demente había hecho llegar a sus manos. Y la verdad que no culpo al bueno de Richard de haberse cansado de las típicas historias de amor hombre-mujer. Especialmente después de la última película suya que vi, aquella en la que un hombre criado en los barrios bajos, que bailaba claqué en clubs de negros durante la ley seca, medró hasta hacerse un gran empresario, se casó con la puta de Julia Roberts, más tarde se divorció de ella para luego tener una relación con Winona Rayder enferma terminal de cáncer, y justo antes de casarse por segunda vez, pero esta vez con Diane Lane y soportar que ésta le pusiera los cuernos con Olivier Martinez a cambio de una felación en el coche, se metió a bailarín.

Claro que puede que esté confundiendo argumentos.

El caso es que todo esto poco importa, al lado de la declaración de intenciones que ha hecho el bueno de Richard con su nueva película, y más aún teniendo en cuenta las leyendas urbanas que circulaban sobre él y cierta manía suya de meterse ratas por orificios de su propio cuerpo tales como... ya sabéis... como por el culo. Supongo que Richard, descontento con la difusión de esta historia, y sus terribles insinuaciones de que él no amaba a los animales, decidió salir al paso de mentiras y calumnias para demostrar que él es un gran amante de cualquier criatura de Dios; especialmente si es suave, peluda y estamos en invierno.

Así es como llegamos a Hachiko. Una historia basada en hechos reales, una historia de amor entre un hombre y su perro, una historia de coraje, valentía, ruptura de normas sociales y enfrentamiento contra la turba envidiosa. El perro es de Richard, y se lo folla cuando quiere, pensé cuando vi el cartel en una parada de autobús cualquiera.

La cara de agobio del perro no hace justicia al romance. Hay que tener en cuenta que se trata de un perro chino, y los perros chinos no pueden mirar igual que los perros europeos, pues son chinos. Así que descartamos la posibilidad de que el perro no esté disfrutando al sentir las firmes manos del bueno de Richard asiéndole por las caderas (o como se llame el homólogo perruno). La cara de Richard, por su parte, también nos puede inducir a engaño. Podríamos pensar que tiene cara de decir “ostia, me habéis pillado a punto de envolver a este puto perro chino en celofán”, pero tengamos en cuenta que el buen budista también tiene un poco cara de chino, así que lo más seguro es que simplemente esté experimentando una sensación placentera al asir a un animal tan suave y calentito, incluso a través de unos guantes de cuero que no dejan huella (¿eh, Avalon?).

Luego llegué a casa, y vi el tráiler.



Vale, puede que poner el tráiler con doblaje sudamericano mientras suena una canción popera japonesa, sea ponérselo demasiado fácil a uno mismo. Así que no comentaré más sobre la película, simplemente os contaré mi sueño. Un sueño basado en esta película, que a su vez está basada en la historia real de como Richard Gere se follaba a los animales, solo que cambiando su situación de muerde-almohadas por la de sopla-nucas, y cambiando al ratón por un perro chino.

En mi sueño, Richard pasea con Hachi por una calle de Nueva York, muy de mañana, a eso de las siete. Mientras, desde la otra acera, una manada de miembras del PETA le observan mientras esgrimen enfurecidas sus habituales pancartas, y se sienten tristes por dos motivos: El primero, que por mucho que sus pechos bailen al viento, y sus nalgas se aprieten la una contra la otra, firmes en cada salto, no consiguen atraer la mirada del bueno de Richard. Él sólo tiene ojos para el perro. El segundo, que según caminan amo y perro por la calle, todas las miembras del PETA se dan cuenta de algo, algo que puede parecer un efecto óptico, un error de la vista, y sin embargo no lo es. Todas observan como esa mañana, mientras Richard pasea sonriente y saluda amablemente al señor del kiosko que le vende el New York Times, su perro chino, Hachi, Hachiko, llora.

lunes, noviembre 09, 2009

CAMINO A LA GLORIA

Ya tengo cierta edad, tiene razón mi madre, pero por fin estoy a punto de conseguir algo grande, algo verdaderamente grande. Y claro, quiero compartirlo con vosotros.




El bar de Manolo, en su intento por seguir haciendo feliz a todo un barrio, ha puesto un futbolín. NO contento con esa obra filantrópica, merecedora del mayor de los reconocimientos, decidió organizar un campeonato. Dios le guarde en su seno (se dice así? suena raro...)

El caso es somos la revelación del campeonato y caminamos con paso firme hacia la victoria. Hay copa para las tres primeras parejas, así que ya estamos montando una vitrina en el salón.



David es un fiera atrás, el mejor del campeonato en su puesto; yo desconozco las sutiles artes de esta modalidad de futbolín (tosco y poco desarrollado, a años luz de esE juego de ingenio que es el futbolo de metal, el de toda la vida cagon' ros)así que juego sin parar. Mi estilo heterodoxo y mi presión sin respiro consiguen desconcertarlos. Algo así como cuando el new team se enfrentó a un equipo entrenado por un programa informático y ganaron gracia a que Oliver corrió hacia su portería y Benji subió al ataque.

La cuestión es que somos felices.



Cruzaré el negrón con ese trofeo, y una pequeña parte será vuestra. Tuya no Moro, que no vienes a jugar nunca. Siguiente paso, poner en pie al público de la Xarana.

sábado, noviembre 07, 2009

Botón el campeón

brawn [brɔ:n] nombre
1 fuerza física
2 GB Culin carne picada en gelatina

Si wordreference lo dice así será, pero poca relación le veo con el resto del post. La temporada ’09 ha llegado a su fin, y pasará a la historia por ser una de las más polémicas en años, políticamente polémica quiero decir. La lucha de poder entre Mosley, Briatore, Ecclestone, Brawn y compañía ha empañado lo que podía haber sido un emocionante mundial tanto dentro de la pista (la polémica del doble difusor) como fuera (Piquetinhogate). Pero bueno, que nadie le quite a Button su mérito.

Desde luego que el inglés no pasará a la historia por ser el más espectacular piloto, ni el que más arriesga, ni el más cerebral, ni el mejor dominador, pero si Hill, Lewis Carl y Mansell han sido campeones del mundo, no veo por qué este inglés no. En cuanto le han dado un coche ganador lo ha conseguido, cosa que otro (¿eh, Rubinho?) no pueden decir.

GP Brasil

La clasificación del sábado duró tanto, que ni yo acabé de verla. Venga a llover, y los coches dentro de los garajes. De todas formas, la cagada de Vettel en la Q1 acabó con todas mis esperanzas dominicales, el mundial estaba sentenciado. Al día siguiente me levanté con Barrichello en la pole seguido por Webber y Sutil, mientras que Button y Vettel salían 14 y 16 respectivamente.

La primera vuelta fue un cristo. Barrichello se libró, Webber rompió el alerón delantero de Kimi al cerrarle violentamente, arruinando la carrera del finlandés y librándose de sanción alguna. Sutil y Trulli se engancharon, salieron disparados y en el camino barrieron a Alonso, que pasaba por allí. Al bajarse del coche Trulli casi le revienta la cara al alemán, lástima no se atreviera. Hamilton y Kovalainen también se lucieron, chocándose ambos y pasando por boxes en la primera vuelta. El safety car les devolvió a la carrera. Saliendo de boxes, Kovalainen coincidió con Kimi, y como arrancó muy rápido para salir delante del ferrari, se llevó la manguera de la gasolina y lo roció bien de gasolina. Llamarada instantánea. ¿Bandera negra al McLaren? Pa qué, 25 seg. de penalización bastaron.

Hasta el primer repostaje, Barrichello, Webber y Kubica se distanciaban del resto mientras Button y Vettel trataban de adelantar a Kobayashi y a Nakajima, dos ejemplares dignos de pilotar aviones en la segunda guerra mundial. Había mundial.

Entonces llegó el momento feo: Brawn se quitó de encima a Barrichello, cargándole con demasiado combustible. Le jodieron el ritmo de carrera, y además le hicieron volver a la pista detrás de una marabunta de coches. Paró tres veces en boxes, y sus cuatro stints duraron 21, 29, 13 y 8 vueltas. Que alguien me explique por qué yendo a tres paradas, le metieron combustible para 29 vueltas en la primera parada.

El resto ya poco importa, pero Webber consiguió su segunda victoria, Kubica devolvió a BMW al podio, Lewis Carl llevó un ritmo muy bueno y acabó tercero, y Vettel y Button firmaron cuarto y quinto. A Barrichello le hicieron terminar octavo, y ya van dos años seguidos en que un inglés le quita el mundial a un brasileño en el circuito de Interlagos. Supongo que esto será la definición de ironía en wordreference.

GP Abu Dabi
La última carrera prometía poco y poco ofreció. Trataré de ser breve pues.

Lewis Carl hacía la pole por delante de los Red Bull, aunque éstos iban más cargados. Resultado: Vettel y Webber P1 y P2. Button pudo inquietar a Webber, de la misma forma que Barrichello le pudo inquietar a él, pero nada de eso ocurrió.

Dos únicos hechos fueron dignos de mención: el sexto puesto de Kobayashi (salía décimo segundo) y su adelantamiento a Button, para poner en evidencia al campeón; y la maniobra de Alguersuari, que podremos llamar el gatillazo de los reportajes.

¿Para qué entrar en tu box cuando puedes intentar entrar en el de Vettel, escasos segundos antes de que entre el propio alemán y así joderle la carrera? Excelente. Muy macho, muy español, y lo único que hizo que el dr.Alergia y yo prestáramos atención a la televisión.



Bueno, adiós al mundial del politiqueo y de paso adiós a BMW, Toyota, y puede que incluso Renault (hoy han dicho que tienen que pensar si continuar el año que viene ou non). También adiós a Mosley y a Briatore y a Nelsinho y a su modo de introducir los romances apasionados y el drama de telenovela en la F1.

Veremos si el año que viene, esa especie de campeonato monomarca que nos tienen preparados con equipos novatos, motores Cosworth y Alonso en Ferrari dándole pirulazos en la maltrecha cabeza a Massa, nos depara algo más de deporte y algo menos de teatrillo de feria. O no.

jueves, octubre 29, 2009

En busca de la VIRTUA WARSZAWA

Hace meses que marchó y no sabemos nada de él. Del dr. O puede que sí, pero para un individuo como yo que no sabe lo que es el skype (más allá de una marca de detergente mal escrita) y que los emails le dan pereza, la presencia del dr.Alergia en nuestra realidad espacio-tiempo empieza a ser dudosa. Bueno, también es cierto que nos ha dejado un par de posts, pero todos sabemos que lo más probable es que sea yo mismo fomentando mi trastorno de la personalidad, en un intento por revitalizar este blog.

Conclusión: La situación actual del dr.Alergia es desconocida y por lo tanto inquietante.

Acción: Poner en marcha inmediatamente operativo de Search & Rescue.


Y de aquí sale, mi plan de esta semana:

Mission: Encontrar al dr.Alergia.

Claro que, bien mirado, ya que me voy a desplazar hasta el corazón de la Europa del Este, ya que voy a volar hasta WARSZAWA y puede que llegue incluso hasta KRAKÓW, quizás tendría que replantear el objetivo de mi misión y hacerla algo más ambiciosa.

Quizás tendría que buscar a uno de los mayores mitos del siglo XX, a un ídolo de este blog pro-católico, y de cualquier persona de bien. Quizás tendría que pensar en:

Mission: Code_name_is_Karol.

viernes, octubre 23, 2009

Relevo generacional

Soy poco amigo de las etiquetas (a menos que se empleen para generalizar, tergiversar o criticar sin argumentos algún tema que desconozca), con lo que menos amigo soy aún de las llamadas “generaciones”. Que si X, que si baby boom, que si mileuristas, que si 2.0... no consigo ver más allá de segmentaciones de mercado, esas agrupaciones de individuos que hacen los departamentos de marketing de las empresas para que sus mensajes publicitarios sean más eficientes y directos.

Por ejemplo, la generación a la que pertenecemos está siendo públicamente asediada por decenas de marcas que empiezan sus anuncios con originales frases del palo “si eres de los que recuerdan a naranjito…”, “para los que crecimos con barrio sésamo…” o, más directamente, “¡puños fuera!”. No sé cómo nos llaman, pero lo que está claro es que nosotros crecimos y vivimos marcados por la televisión, vínculo de todas nuestras infancias y las de los que nacieron en años similares. Podría incluso decir que este vínculo nos une a gente de otros países que crecieron también con Chicho terremoto o Ana y Sergio, son ahora los enamorados. Quizás en eso nos diferenciamos a los españoles que nacieron diez años antes que nosotros, en que la televisión no marcó sus infancias tanto y que la televisión no estaba tan globalizada como en los ochenta. Ahora que lo pienso, en el segundo párrafo estoy aceptando lo que he rechazado en el primero. Bien. Mi disertación va como esperaba.

El caso es que ayer, por primera vez, fui consciente de que existe una nueva generación, siguiente a la nuestra, en plena edad activa. Fui consciente de que los adolescentes de hoy en día ya me tienen que ver como un pureta, o alguien pasado de moda, ajeno a su nuevo mundo; una persona con la que les costaría establecer ciertos vínculos básicos. Ellos están creciendo con Internet, de la misma forma que nosotros lo hicimos con la televisión. Un racionamiento muy básico y nada original, pero que no llegó a mi cabeza hasta hace unas horas.

El messenger, youtube, skype, etc., etc., nos resultan extraños en cierto sentido. Los vimos nacer, recordamos cómo era la vida sin ellos y por lo tanto, aunque nos adaptemos a ellos siempre nos quedará esa sensación, la de la adaptación. Los chavales a los que me refiero no conocen la vida sin ellos. Para ellos ha de ser algo inherente a la vida.

Tres señales tres, tuve en el mismo día que me revelaron este pensamiento. Primero leí un artículo que hablaba sobre el nuevo concepto de privacidad de los jóvenes, a los que no les preocupa que su imagen se difunda por Internet de la misma manera que a nosotros: “los jóvenes de hoy en día no se sienten expuestos ni vulnerados al ser publicada información privada suya de la misma manera que lo pueda hacer una persona en la treintena.” La primera en la frente.

Más tarde salí de compras, necesitaba algo de ropa para el invierno. Entré en pull&bears, h&ms y demás tiendas en vano. No comprendía qué clase de ropa había allí. No es que me gustase o dejase de hacerlo, es que simplemente no reconocía en qué se basa o a quién imita esa moda de chubasqueros de plástico morados y verdes y camisetas rosas. Me hice una nota mental de que estoy desconectado de la “última moda” y me fui a tomar un café vestido con la ropa de siempre.

La tercera señal me vino de la tele. Un programa de estos que van entrevistando por la calle a todo tipo de gente, y tocaron las nuevas tribus urbanas. Una colección de quinceañeros madrileños se definía como frikis, emos, fans del cosplay, emos que renegaban de los emos, emos de colores, gothic lolitas, pinups… y como denominador común todos citaban como fuente de inspiración y de información sobre esas subculturas a Internet en general, y youtube en particular. Sí vale, es un programa de televisión absolutamente descontextualizado y no representa a la mayoría de la población. Además, puedo aceptar que nosotros también hemos tenido contacto con esas tendencias: conocimos a Weezer, emos por excelencia, y aunque nos hayamos disfrazado toda la vida sin hablar de cosplay, sí que tenemos algunos amigos que así lo llaman. En definitiva, sabemos que estos términos no forman parte del vocabulario habitual de nuestra generación y además, lo que resulta nostálgico de veras, es que las tribus noventeras como los surferos y los grunges ya no existen, han pasado a la historia.

Pongo punto y final a esta especie de queja o protesta diciendo que poco importa todo lo aquí escrito, más allá de los estudios de mercado que pudiera alimentar. Sólo me quedo con una idea, y es que estos cabrones nos han robado dos cosas: la adolescencia, ya para siempre, y la fútil esperanza de la que disfrutamos, al igual que todas las generaciones anteriores, de que eramos nosotros los que íbamos a cambiar las cosas. Ya se nos acabó el tiempo, y todavía ni habíamos empezado.

miércoles, octubre 07, 2009

The fall and rise of Lewis Carl

Vaya carreras que se pega el inglés. Pole por aquí, pole por allá, ahora me salgo en la última vuelta, ahora hago la vuelta rápida, ahora gano y ahora no. Toda una exhibición de falta de regularidad, y una manifiesta declaración de que si hubiese tenido un poco más de cabeza, su segundo mundial le habría estado esperando.

GP Italia
Debutó Fisichella con Ferrari y demostró que se equivocó. Mientras el calificó 14, cual Force India, su excompañero Sutil salió en P2. Amazing. El sueño de que los Force India podían estar arriba duró otra carrera.

Lewis Carl hizo pole, Kimi salvó los muebles rossos quedando tercero, y Barrichello y Button, con P5 y P6 pero cargados de combustible, amenazaban como favoritos, sobretodo cuando los Red Bull salían 9 y 10.

Los Brawn consiguieron el cuarto doblete de la temporada, y Rubens su segunda victoria. Una parada y un ritmo de carrera soberbio les permitieron adelantar a Lewis Carl, Kimi y Sutil.
Entonces, ¿el inglés quedó tercero? Casi. En la última vuelta, pisó un piano y nos brindó uno de los finales de carrera más plásticos que recuerdo: doble carpado, mortal hacia delante, y el culo contra el muro. Conclusión: llenó la pista de trozos de carrocería y dijo adiós al podio a seis curvas del final. Kimi le sustituyó, y cuarto quedó un fenomenal Adrian Sutil.

Alonso, Kovalainen, Heidfeld y Vettel se repartieron las migas del día que Brawn sentenció el mundial. O no.


GP Singapur

Lewis Carl y Vettel coparon la primera línea, mientras que Barrichello salía quinto y Button, cual campeón, doce.

La carrera de Lewis Carl fue imponente, primero de principio a fin. Vettel por su parte, vivió una de esas carreras en las pocas cosas le van bien. Empezó cediendo la segunda plaza con Rosberg en la salida, y más adelante una penalización por pasarse el límite de velocidad en el pitlane terminó por arruinarle la carrera.

Glock y Alonso realizaron una carrera con estrategias similares, y su segunda parada, muy tardía, les permitió a ambos asegurarse una plaza en el cajón. El orden de sus posiciones se decidió en la primera vuelta, al perder tracción Alonso al subirse al piano por intentar adelantar a Webber, y adelantarse el alemán. El resto del tiempo rodaron parejos.

Button se volvió a merendar a Barrichello en pista, y tras calificar penosamente logró remontar, merced a su buena estrategia, hasta la quinta posición, viendo al brasileño por el retrovisor en las últimas vueltas, pero sin que nadie se creyera que peligrara su posición. Webber dijo adiós al mundial al salirse de pista por el reventón de su freno delantero derecho.
La única nota que quedó sin descifrar de la carrera, fue el hecho de que Rosberg tardara más de 3 vueltas en cumplir una sanción. Me explico. Cruzó la línea del pitlane a la salida de boxes, y antes un piloto disponía de 3 vueltas para cumplir cualquier sanción. El alemán tardó casi seis, con lo en que la reanudación de la carrera (bajo safety car) Vettel no pudo acercarse a Lewis Carl y tratar de adelantarle, dado que el Williams estaba aún en medio. Me pregunto qué ganó Rosberg con postergar la inevitable parada.


GP Japón

La calificación del sábado fue una auténtica bacanal de accidentes, salidas de pista y sanciones y aunque yo no la viera, recuerdo con memoria fo-to-grá-fi-ca las tres banderas rojas que sacaron, gracias a la inestimable ayuda de Lobato, alias “yo no me repito nunca”.

Total, que el domingo me encontré con Vettel y Trulli delante, Lewis Carl, Kimi y Rubens bien posicionados, y Button de nuevo perdido en la mitad del pelotón. Amenazó De la Rosa diciendo que el único punto de la carrera donde Vettel podía pasar apuros era la salida, y así fue. El KERS empujó al McLaren núm.1 hasta emparejarse con el alemán, pero el Red Bull llevaba el lado bueno de la curva y aguantó. Nunca más lo vieron, pues hizo una carrera impecable de principio a fin y en ningún momento cedió el primer puesto (a los reportajes me refiero).
Trulli recuperó la segunda plaza que había perdido en favor de Lewis Carl en la salida al salir del segundo reportaje, y merced a ello consiguió podio consecutivo de una Toyota que vuelve a lucirse.

Fuera del podio Kimi volvió a puntuar, entrando cuarto y olvidando por lo tanto el penoso resultado de Singapur. Los Brawn, por su parte, nos regalaron otra lección de aburrimiento y efectividad. Button arañó un punto gracias a la inoperancia de Kovalainen, que se enganchó con Sutil al verse adelantado por el Force India y permitió que el inglés los superara a ambos. Y Barrichello, pues eso, hizo de Barrichello. El ingeniero le pedía por radio que conservara su plaza y que no adelantara, no fuera a ser que le diera emoción al mundial, y al final el brasileño hizo caso y terminó séptimo, recuperando un mísero punto a su compañero, a pesar de haber tenido ritmo para finalizar quinto without a problem.

Total, que a falta de dos carreras, Button aventaja en 14 puntos a su incapaz compañero, y en 16 al impotente rival. Cualquiera diría que todo está hecho pero esperemos, por el bien del mundial, que los Brawn sigan flaqueando y que Vettel nos ofrezca dos exhibiciones más, justo lo que lleva haciendo todo el campeonato.





En la VBRL las cosas no han podido estar más emocionantes. En Italia ganó su primer GP el Grao Motorsport, en Singapur fue el Puzolana el que se hizo con la victoria y el mando en la general, y en Japón venció por segunda vez el Alambique.

De todas formas, el pinchazo del CaesarHec parece haber aclarado el destino de los equipos, y sé de buena tinta que en las oficinas de la sede central del Morosport están enfriando champán desde ya.

Penélope y su Corsita se han aupado hasta la segunda plaza, y el Niki Lauda no ceja en su empeño de lograr un podium en la primera edición de la VBRL. Parece que la emoción va a durar hasta el último día, y hay cinco equipos que siguen luchando por las posiciones de podio, ¡suerte!

sábado, octubre 03, 2009

See you, Boulder

Mientras el día se va extinguiendo tras las Rocosas y, tras incomodar a la asistente de British Airways cuando su pregunta de "Where is your flight going?" se topó con mi sonriente "I´m going home", intento hacer balance de mi estancia aquí. Pero no lo consigo; son tantas las cosas que he hecho, otras muchas que he dejado de hacer, las personas que he conocido, la influencia que Boulder ha tenido sobre mi y quizá tenga sobre mi futuro... así que decido no pensar, no analizar cada momento y cada experiencia, no creer que algo termina; más bien es otra cosa nueva la que se abre paso. Como dice la canción, ahora mismo no tengo nada bajo la manga, pero quizá haya un nuevo planeta en el sistema solar...

(Canción de despedida - R.E.M. - The Great Beyond...)

miércoles, septiembre 30, 2009

VIRTUA WARSZAWA; Aventuras musicales difíciles de creer

Cuando aterricé en Varsovia veía la cara de Michael Jackson por todas partes. En vallas publicitarias y carteles en las paredes, con grandes letras escritas en polaco: "Prezerwane Objecia". Como hacía poco que el andoba la había palmado, supuse que sería el anuncio de algún musical o espectáculo que trataba de sacar tajada del asunto. No fue hasta unas semanas más tarde cuando me enteré que los carteles en polaco se podían traducir por algo así como "Los abrazos rotos", y la cara en cuestión no era de Michael Jackson sino de Penélope Cruz anunciando la última película de Almodovar. Cosas de la globalización, de no saber polaco o de no quedarse con las caras. Podeis elegir.

El caso es que a mi siempre me ha gustado la música, eso ya lo sabeis todos, así que una de mis primeras misiones fue enterarme de lo que se cocía por estos lugares, musicalmente hablando. Para mi sorpresa me encontré con que el siguiente fin de semana se celebraba algo llamado "Orange Warsaw Festival", que incluía grupos como Razorlight, Groove Armada o MGMT. Estos últimos fueron, durante el año pasado, objeto de onanismo compulsivo entre los más modernos del moderneo all over the world. Yo también piqué, desde luego, y aunque no son mi grupo favorito precisamente, sí que tienen un par de canciones muy pegadizas.

Orange Warsaw Festival, escenario principal

El primer día conseguí engañar a mis compañeras de piso para que me acompañaran. Tocaba una especie de ídolo local llamado Smilko o Smolik... no se, mucha atención no presté la verdad. No se si en venganza mis acompañantes decidieron que Razorlight era basura para modernos occidentales y que mejor nos tomábamos unas cervezas. 2 contra uno, nada que hacer. O mejor dicho: hombre asentir, seguir mujeres. Empezamos bien el festival este.

el tal "smolik", un ídolo local

"plastic", de esta ni hablaré, pero me gusta la foto...

El segundo día no podían acompañarme, así que fui yo sólo. Mejor, pensé, no quiero que me la jueguen con el concierto de MGMT. Primero tocaron N.E.R.D. que pese a las altas expectativas generadas por su nombre, resultaron una extraña mezcla de hip hop y metal. A los polacos les volvieron locos, eso sí. Una media hora antes de que acabasen, salí del escenario grande para coger sitio en el escenario pequeño donde tocaban MGMT. Por favor, si por alguna siniestra carambola del destino alguno de vosotros acaba organizando un festival, aquí va un consejo: la idea de poner a un grupo de moda en el escenario pequeño NO es buena. Chocolatina quiero. Lo se, pero a alguien en Varsovia este pequeño detalle se le había pasado por alto.

los chicos de N.E.R.D. y su animada versión del clásico "how big is my penis"

Empieza el concierto. Minuto 1; ante la imposibilidad de dar un solo paso en cualquiera de los 360 grados que me rodean, decido dejarme arrastrar por la marea. Minuto 5; soy rodeado por una horda de polacas adolecentes histéricas, que me destrozan los tímpanos con una de las piezas más populares del grupo. Creedme, no hay nada peor. Minuto 10: empieza a diluviar, gracias a dios el corchopán me salva una vez más. Minuto 15: ante la imposibilidad de levantar los brazos, decido guardar la cámara de fotos a la espera de tiempos mejores. Minuto 20: la selección natural hace su efecto, las polacas son reemplazadas por los integrantes del equipo nacional de rugby polaco, más silenciosos. Como hecho de menos a las adolescentes. Minuto 25: Descubro con estupor que los polacos sí pueden levantar los brazos. Eso sí, rápidamente les dejo claro quien manda golpeando con saña las partes blandas de mi cara contra sus codos, para que aprendan. A partir de ahí, todo está un poco borroso, sólo se que el volumen de la música estaba bajísimo y no se oía nada. Mientras en el escenario, el más enérgico del grupo, de vez en cuando, levantaba una ceja, mientras los otros se entregaban frenéticamente a una emocionante competición consistente en aguantar el máximo tiempo posible sin pestañear. Toda una fiesta, vamos.

MGMT, totalmente faltos de carisma pese al parecido del guitarrista con el Gran Lebowski

Para desintoxicar un poco de todo esto, decido que ya está bien de moderneo: la siguiente semana toca la ópera. Por supuesto aconsejado por el sabio Caesar, que me dijo que a la ópera en Varsovia podía ir hasta The Economist en persona. Una vez más convenzo a mi compañera de piso, e intento devolverle la jugada, ofreciendole una birra a última hora en lugar de la ópera, pero no lo coge y me mira con desaprobación. En el Gran Teatro de la Opera Nacional de Polonia (na, como el Jovellanos y eso) el espectaculo de esa semana era Oneguin, por el ballet de San Petersburgo, premiere europea. En realidad es una adaptación moderna de una ópera de Tchaikovski que a su vez adaptaba una novela de Aleksander Pushkin escrita en verso (¡toma ya!). Total que la cosa no es una ópera, sino un ballet. La verdad es que no era lo que yo esperaba, y no por lo del oso y el cochecito, sino porque era una mezcla entre ballet clásico y danza moderna. Más que mezcla era una alternancia, y las partes clásicas estaban muy bien, pero las modernas tenían unos arreglos musicales con tendencias jebi-ochenteras que daban ganas de levantarse, tocar la guitarra en el aire y hacer los punteos con la boca. Aún así, es una experiencia la mar de disfrutable, en mi confortable asiento del primer palco... ¿Me estaré haciendo mayor? ¿Es esto madurar? Sí la pregunta se puede intercambiar por: ¿prefieres estar sentado en una cómoda butaca y gorronear canapés en un lujoso vestíbulo o tener tu cara durante 40 minutos presionando las axilas de un maromo polaco? Joder, me encanta madurar.

(...muzika: MGMT - kids...)

martes, septiembre 29, 2009

Piquet no pinta nada en esto

Me pidió Moro mi opinión sobre el asunto Piquet-Briatore. ¿Queréis carnaza? Ahí va pues. Resumiré lo que tengo que decir al respecto con una sencilla e imprecisa cronología:

Hace un par de años, la FOTA (Formula One Teams Association) puso contra las cuerdas a la FIA. No querían firmar la última propuesta de contrato de reparto de beneficios de la F1 y amenazaron con fundar un campeonato paralelo al margen de la FIA. Tenían el beneplácito de los pilotos, de la prensa, y de los que mandan: Ferrari, Mercedes, Renault, BMW, Toyota y Honda. Los representantes y líderes de la FOTA eran Ron Dennis y Flavio Briatore. Finalmente no cuajó y el contrato se firmó, pero la afrenta fue dura y prolongada. Lo llamaron Pacto de la Concordia. Perjudicado: Mosley.

Por esa época o un poco después, no recuerdo bien, cierto vídeo llegó a la prensa. En él se veía a Mr. Mosley combinando sus dos filias favoritas: el sado y el nazismo. Se llegó a decir que personas muy importantes de ciertos equipos de F1 habían apoyado la llegada del vídeo a la prensa con el fin de menoscabar la imagen del inglés. Prejudicado: Mosley.

Spygate: McLaren fue sancionada y expulsada del mundial de constructores de 2007 por espiar a Ferrari. Alonso cooperó con la FIA y aunque estaba al tanto fue exculpado, al igual que muchos otros (ingenieros, directivos y otros pilotos). Dennis fue depuesto como CEO del McLaren-Mercedes F1 Team. Perjudicado: Ron.

Singapore affair: Resulta que Piquet, un año después de los hechos y una semana después de ser expulsado del equipo, coopera con la FIA para demostrar que le presionaron para que se estrellara en Singapur y así favorecer a Alonso, quien a pesar de estar al tanto lo han vuelto a dejar al margen, al igual que a Piquet. No hay sanción para el equipo (¿?), sólo para Flavio y su adjunto Pat Symonds. Perjudicado: El “Bravo Fernando!”

Finalmente no se hizo ningún mundial paralelo. La F1 sigue como tal, o no. A día de hoy Honda ha abandonado el mundial y BMW, Renault y Toyota han anunciado que también están considerando su marcha. Van a entrar cuatro equipos nuevos, ningunos de ellos con capacidad de fabricar su propio motor y dudo que el chasis (sé que el Campos Meta lo compra a Dallara, por ejemplo.) Mosley se jubila a finales de temporada. El Pacto de la Concordia tiene vigencia hasta la temporada 2012, cuando habrá que renegociar las condiciones del contrato, si es que aún queda alguna marca interesada en la F1. Perjudicados: Nosotros, los espectadores.

Ahora ya podréis mirar por encima del hombro (si es que no lo hacíais ya antes) a cualquier gañán que os venga diciendo que Piquet es un traidor y un cabrón, y que piense que esta sanción tiene algo de deportiva. La F1 es un espectáculo, NO un deporte. Todo esto es una lucha por el poder político y económico de un negocio muy grande, nada más. Y bueno, no se os olvide acompañar la mirada de suficiencia con un gesto de la mano, así como si estuvierais apretando una bola anti-estrés imaginaria, y decid: “¡No has entendido nada!”

domingo, septiembre 27, 2009

(Inter)National Geographic

1856, valle del río Dussel, Alemania: Franz Mayer descubre un extraño esqueleto humanoide al que se le da el nombre de NEANDERTHAL I.

Septiembre de 2009, New York Natural History Museum: unos investigadores españoles en el exilio desvelan el misterio.


Pese a su aspecto amenazador y primitivo, la botella de Solares que sostiene en su mano derecha parece un indicio de inteligencia. Una extraña pasta blanca con olor a pepino encontrada en los alrededores está siendo todavía investigada. Esperamos poder aportar nuevos datos próximamente.

martes, septiembre 22, 2009

De carreras por el parque

Un, dos
un, dos
Otra arcada,
aguanta que es la última vuelta

Pam, pam
pam, pam
Me adelanta una manada
¿quién dijo que los corredores estaban solos?

Buf, buf
buf, buf
...Vamos todos al campo a jugar
con las torres de la electricidad...


Un, dos
un, dos
Primer día: dos kilómetros y medio
Segundo día: cuatro kilómetros y medio












Un, dos
un, dos
Se me cruza el perro, y el dueño no;
correa en medio

Buf, buf
buf, buf
…Vamos todos al campo a jugar…
Otra vez no, cambia el disco

Pam, pam
pam, pam
Tercer día: seis kilómetros y medio
Cuarto día: ¡maratón!

Un, dos
un, dos
Otra arcada.
Venga, una vuelta más

viernes, septiembre 18, 2009

Una noche en Granada

Sonaba una música y tú me dijiste: “báilame hasta que se termine el amor.” Pero, ¿qué sentido tenía? Si total ambos sabíamos que ni ahora ni en el futuro podremos escapar, que no habrá cura para el amor. Entonces me sentí temblar, frágil, como un pájaro en un cable, y me pregunté si algo de todo aquello merecía la pena, ya que como todo el mundo sabe, en mi vida secreta…

Sonaron guitarras

-¿Quién, por el fuego osa molestarme ahora? –grité.
- Soy yo, tu amante, tu amante, tu amante –me respondió una voz y yo, que estaba esperando un milagro, me puse en pie, me llevé la mano al pecho y canté el himno de la Torre de la Canción.
-¿Eres tú, Susana? –pregunté al aire ya que no alcanzaba a verte.
-No. Somos las hermanas de la misericordia –me contestó la misma voz, y mi silencio y desconcierto fueron atravesados por una risa, así como infantil.
Me asomé y te vi, echaste a correr y yo detrás. Te alcancé y peleamos: tú como si fueras la mujer del gitano y yo como un partisano, justo hasta que…

¡Aleluya!

No importa quién venció o quién perdió; lo único que importa es que me dijiste que soy tu hombre. A cambio, te regalé mi pequeño vals vienés, sólo para ti, y juntos, de la mano, partimos lejos tras despedirnos de todos: “¡Adios, Mariana!”

De lo que siguió poco recuerdo, pero sí que recuerdo que primero, tomamos Manhattan. Lo recuerdo bien porque allí perdiste tu famoso chubasquero azul, probablemente en aquella habitación número dos del Hotel Chelsea. Allí también me pediste un beso, y yo contesté, encogiéndome de hombros:
-Si así lo deseas.

Luego más adelante, nos echaron de algún bar gritándonos que era la hora de cerrar, y como lo entendí mal, me asusté y traté de de abandonarte. Fue imposible. Desde entonces, lo único que sé de verdad, lo único que doy por seguro, es que no me queda más remedio que ir adonde tú vayas.

martes, septiembre 15, 2009

VIRTUA WARSZAWA; Sub Machine Washing

La vida está hecha de pequeñas cosas, que diría alguno. Pequeñas cosas buenas, sí, pero también pequeñas putadas. Y no tener lavadora en un piso en el que vas a pasar tres meses es una de estas. Aquí, además, no se estilan las laundrys, por este barrio no he visto ninguna. Así que después de unas pequeñas gestiones (lo que viene a ser un evidente eufemismo de dar la brasa) consigo que me dejen usar las lavadoras del hotel del centro. Es muy sencillo, sólo hay que conseguir una autorización del director del instituto, con ella tengo que pedirle una llave al guardia de seguridad (quien tiene un nivel inglés como avalon de portugués), bajar al sótano del centro, recorrer un pasillo estrecho y oscuro y abrir la puerta número 013. Despúes de todo esto, uno esperaría encontrar algo así como la sala de control del Sistema Antimisiles del Pacto de Varsovia, y no a la señora de la limpieza (que habla el mismo inglés que el guardia de seguridad) en bragas, como me pasó ayer, pero lo más normal es que encuentres una sala con tres lavadoras y unos cordeles para tender la ropa.

Esto de encontrar a gente en ropa interior empieza a ser una costumbre, como pasó con el Señor Misterioso, quien por cierto se llama Andrei, es del madrid, trabajó para Campofrío, y sólo sabe decir en español, y con un acento muy gracioso: "mucho trabajo, poco dinero". A mi me gusta seguir llamándole Señor Misterioso.

Al menos este hombre sabe una frase como dios manda, no como yo, que aún suelo confundir buenos días "dzhen dobri" con gracias "dzhen kuye" lo que genera en los polacos caras raras con bastante frecuencia. Tampoco ando muy fino con los números: el que mejor me sale es piench (5), así que de momento lo compro todo de cinco en cinco (cinco filetes, cinco tomates...) tendre que pulir eso un poco.

El tema gastronómico es otra cosa aparte, merece un post para él sólo. De momento sólo diré que, para hacerle la competencia a la cocina de Caesar, ya he completado la receta de Tortillòwa Patatdza. No quedó nada mal y fue degustada por mis compañeras de piso y amigos anexos (polaco y japonés). Supongo que les gustó, aunque ese mismo día me llevaron a un bar donde la costumbre local era, entre chupito y chupito de vodka, comerse un... arenque! No se si sería una venganza.


En el próximo episodio:
Ángel casi es aplastado por un numeroso grupo de adolescentes polacas histericas, con gran pesar para él.
Ángel es aplastado por el equipo nacional polaco de rugby, con gran pesar para él.
Se admiten apuestas.

(...muzika: The Maccabees - Young lions...)

viernes, septiembre 11, 2009

Flight of the conchords

Escuchaba el otro día una conversación entre dos compañeros de oficina, Sara y Sergio. Hablaban ellos sobre series de televisión, y todo comenzó cuando Sara preguntó:

-Qué, ¿ya te has visto la quinta de Lost?
-Uf que va. Todavía estoy liado con la tercera de Prison Break- respondió Sergio. Se oyeron un par de clics de ratón, y Sergio contraatacó:
-Es que además también estoy liado con Héroes. Esa no la había visto desde el principio, me enganché tarde, y ahora la estoy viendo desde primera temporada.
-¡Esa sí que está guay!- aclaró ella.
-Sí, no es tan buena como True Blood, pero ese toque de ciencia ficción me mola. Sin llegar a Galáctica, claro. Esa es muy friki.
-Ya. Ahora que hablas de series frikis, ¿estás viendo The Office? Buah, esa es la caña.
-Sí, sí, es verdad. Pero para series frikis, The IT crowd, ¿no?
-¿Y qué me dices de Big bang theory?
-¡Es verdad! Ja ja, ¡qué buena!-

Alcanzaron una tácita tregua, manifestada por otra tanda de clics hasta que Sebastián, que es de la primera planta y aunque estaba de paso se había asomado hace un rato, arremetió con fuerza:
-Pues yo estoy enganchado a tope a dos series. Ten feet under y A dos metros bajo tierra. Son la leche.
-Sí, sí, son buenas- dijo alguien.
-Pero, espera un momento, ¿no son la misma?
-Eh bueno, sí, pero es que... al final el doblaje es muy distinto... y no tienen nada que ver en inglés y en español… cambian muchos... matices. ¿No lo habéis probado?
-Ya, eso es cierto. Yo hay series que tengo que ver en versión original, paso de verlas en castellano porque las doblan fatal.- y yo juraría que esto lo dijo una cuarta voz, pero no puedo asegurarlo.
-¿Como cuáles?
-Pues muchas: The wire, The West Wing, Little Britain, CSI... la voz de Horatio no tiene nada que ver en inglés, por ejemplo. ¿Habéis escuchado Los Serrano en inglés? ¡Así sí que hacen gracia!
-Joer, sí que es verdad.

De nuevo silencio, Sebastián se retira y vuelven los clics.
-¿Y tú, qué series ves?- y nadie contesta. Como cesan también los clics, me siento inseguro ante el silencio, algo raro en la ofincia, y vuelvo la mirada; Sergio y Sara me observan, con lo que deduzco que la pregunta era para mí.
-¿Yo? Pues, no sé... OC- acierto a decir bajo tanta presión.
-Jajajaja
-Jajaja...
-Este asturiano es un cachondo, ¿OC? Eres un fenómeno tío- y cualquiera les quita a ellos la ilusión, y a mi el triunfo, así que desisto de darles 8 buenas razones para ver OC. A partir de ahí, fuese por que llegó la hora del bocadillo, o la del café, o la del cigarro, o la de marcharse, la conversación se perdió.

Volviendo a casa y repasando las notas mentales de todas las series que ni he visto ni veré pero quiero recordar sus nombres, llego a la conclusión de que el caso es que no fui sincero del todo, ya que hay, a parte de OC, otra serie a la que me he enganchado últimamente.



Flight of the conchords es una serie americana, pero protagonizada por dos neozelandeses. Presumen ellos de ser el cuarto dúo de folk más importante del país donde se grabó el Señor de los Anillos, lo que no es poco. ¿Y de qué va? Pues de dos amigos neozelandeses que se llaman igual que los actores, y tratan de ganarse la vida en los EEUU como músicos, al igual que los actores en la vida real. Además la serie, jugando con el género musical, mete canciones del grupo que los actores tienen en la vida real, que también se llama Flight of the conchords. Todo muy autobiográfico, más o menos.



Es una comedia de humor neozelandés, y es difícil definir el humor neozelandés.
Hacen cosas como reírse de los australianos, de su acento, de los canguros y de los koalas. También se quejan de que los australianos se ríen de ellos. También presumen de su acento y de su país; especialmente de... pues eso, del Señor de los Anillos, que es lo único que conocemos de Nueva Zelanda fuera del propio país aparte de los kiwis (las aves, no las frutas), pero todos sabemos que nadie puede presumir de los kiwis (las aves, no las frutas).
También nos cuentan sus peripecias en la vida diaria: cómo no ligan, cómo no tienen dinero, como no va gente a sus conciertos, como tratan de escapar de su única fan, una stalker en toda regla, o cómo tienen un manager que es incapaz de encarrilar su carrera. También cuentan cómo no ligan.



Supongo que la serie me gusta para empezar porque los capítulos duran sólo media hora, y sólo hay dos temporadas de doce episodios, con lo que se puede ver entera sin pasar dos meses absorbido por ella. Y también me gusta simplemente porque hace gracia, y porque si tuviera que imaginar una vida para el famoso grupo For the Gruppies, formado por tres miembros de este contubernio y que ni siquiera necesita componer canciones ni dar conciertos para ser un grupo de música, estoy seguro de que se parecería bastante a esta. O al menos eso intentaríamos.

Enjoy.

viernes, septiembre 04, 2009

Dark was the night

Hacía tiempo que no dejaba caer un disco por aquí, y es que si volvía a colgar alguno tenía que ser bueno de verdad. Además Nacho Vegas no debería estar en él ya que aunque dudo que las piedras lleguen a mil kilómetros de distancia, uno no se debe arriesgar tanto a que le lapiden por repetitivo. Este disco cumple sobradamente ambas condiciones.

Resulta que una organización llamada Red Hot que se dedica a la lucha contra el SIDA, publica cada dos años aproximadamente un disco en el que participan varios artistas con el fin de recaudar fondos. Normalmente estos discos han recurrido a leitmotivs tales como Fela Kuti, Cole Porter o la Bossanova para conseguir un hilo conductor que les de coherencia, pero esta vez el hilo conductor ha sido mucho más fino y débil que en otras ediciones: consistió simplemente en reunir a la vanguardia de artistas sajones del momento.


El cartel es impresionante, y aunque debería bastar con decir que se han encargado de este Dark was the night los hermanos Dessner, de the National, citaré algunos de los más distinguidos participantes:
Arcade fire, Antony, the Decemberists, Iron & Wine (¡¡Iron & Wine!!), José González, Feist, Cat Power, Grizzly Bear, Sufjan Stevens, Spoon, Beirut, My Morning Jacket, the New Pornographers, Yo la Tengo o los propios the National. ¿Empacho de gafapastismo? Apenas.

Aunque se publicó allá por el mes de Febrero, el disco ha pasado desapercibido (al menos para mí). Desconozco por qué. Fue gracias a Radio 3 que supe de él, cuando el otro día pincharon un par de cortes en el programa de la mañana (¿Hoy empieza todo?). Pero el caso es que las composiciones, o al menos las grabaciones, son originales y hechas especialmente para este disco, y el nivel está por las nubes.

Por algún rincón de Internet podréis leer que esta recopilación marca un hito al reunir a los más destacables músicos del momento, dando forma a una nueva generació musical ya consagrada. Y escuchando el disco se le viene la idea a la cabeza a uno que escribe de que si en algo se diferencia esta generación musical de otras anteriores (y no sé por qué tengo en mente al desigual britpop), es que no se ha presentado como la paja final. En ningún momento han ocultado sus influencias, no sólo se valen de los grandes dinosaurios de la música contemporánea sino que van más lejos, hasta sus raíces, jugando con música folk que ya tiene más de un siglo de vida, sino que alzan esas banderas con orgullo. Músicos menos mediáticos que otros anteriores, con menos pose y más contenido; con más ganas de hacer música y menos de vender discos, y todavía prefieren tocar en sus conciertos y que se les escuche bien, a llenar de luces y neones un auditorio.

Vaya, ahora que lo escribo, creo que ya sé por qué no había oído hablar del disco antes. Don't miss it.

jueves, septiembre 03, 2009

VIRTUA WARSZAWA; The first in the front.

Hay dos tipos de personas en el mundo, las que son capaces de distinguir el azul marino del negro y las que no. Igualmente, hay dos tipos de cosas en el mundo, las que empiezan bien y las que no. La operacion Virtua Warszawa sufrio su primer reves en territorio enemigo, es decir, Francia. Alli fue donde mi maleta penso que iba a estar la mar de bien, pidio asilo politico y si te he visto no me acuerdo. The first in the front. Asi llegamos a Varsovia mi abrigo de invierno y yo, cielo despejado, 23 grados a la sombra, viento del sureste, estado de la mar: llana.

En el aeropuerto me recibio el dr.Bardowsky, que muy ambalemente me ayudo con las gestiones para una futura recuperacion de mi maleta y me acerco hasta el Instituto de Bioquimica Y Biofisica, mi futuro cuartel general. El sitio donde me alojo es una especie de residencia de estudiantes en forma de pisos compartidos, en cada uno hay una cocina y un par de banyos compartidos, y cuatro habitaciones individuales. La habitacion muy grande, la cama muy pequenya, cualquier signo de civilizacion (cocina de gas o vitro, lavadora, conexion a internet) inexistente. Al menos esta limpio. Mis companyeros de piso son dos chicas polacas, phd students ambas dos, y para que dar nombres, una toca el chello y la otra no. En tercer lugar hay un senyor, de unos 50 anyos de edad, polaco, con comportamientos y horarios un tanto erraticos, ninguna de las dos chicas sabe nada de el, ni siquiera como se llama, nombre en codigo Senyor Misterioso.
http://sp1.fotolog.com/photo/49/24/53/mayte2chta/1242400519619_f.jpg
Una vez instalado, salgo a la calle, a enfrentarme a la cruda realidad. El momento en que se demostrara si mi guia de conversacion de polaco (thank you baby!) y todas las peliculas de Kieslowski que he visto sirven para algo. En frente del centro hay un mercado, el "Hale Banacha", donde puedo encontrar todo lo que necesito. Fruta fresca, la compro. Una taza de desayuno con molinos pintados (recordando inmediatamente aquel gran momento literario: mira juanolo... molinos), la compro. Toalla Novedowsky-Eloiniskawa casi mas barata que en Portugal, la compro. Cajetillas de Marlboro a 2 euros. Compro dos cajetillas. Todavia oigo mis intenciones de dejar de fumar alejarse en el viento, cada vez mas leeeeeeeeeejos.
http://wawajpg.blox.pl/resource/P1200110.jpg

Llega la tarde. 19:05, Decido dar un paseo; 19:07 una senyora mayor se acerca diciendo "papiroshka, papiroshka". Decido hacerme el eslovaco pero como senyala insistentemente a mi cigarrillo decido darle uno y se va; 19:09 soy asaltado por otra senyora mayor, "papiroshka papiroshka", pruebo a hacerme el esloveno pero sigue sin colar. Decido darle un cigarrillo y se va. Decido que papiroshka quiere decir Marlboro, o en su defecto "vuelve a tu pais maldito turco". Mientras camino encuentro en el bolsillo de mi pantalon la lista de cosas que meter en la maleta que escribi el dia antes de marchar. Hago un repaso mental: "si, si, no, si, no, no, si, si, no, no, algo parecido, si, no, no, si". Casi un cincuenta por ciento. Lo considero un exito.
http://www.i-jedynka.pl/images/produkty/2007122013_Marlboro%20red.jpghttp://www.i-jedynka.pl/images/produkty/2007122013_Marlboro%20red.jpg
Vuelvo a casa casi de noche, pensando en el escaso vocabulario polaco que conozco y sospechando que sera muy poco util para mi vida cotidiana. Entro en casa, enciendo las luces, y encuentro al Senyor Misterioso en calzoncillos. Sospechas confirmadas.

(...muzika: Sr.Chinarro - Del monton...)

lunes, agosto 31, 2009

The putiferio

Se acabó el parón veraniego de la F1 y entramos en la recta final de la temporada 2009. Aunque Brawn GP tiene casi todas las papeletas para arrasar, todavía nos queda algo de emoción de cara a las últimas carreras gracias a Red Bull y a la recuperación de los McLaren y de los Ferrari. La única pena es que Vettel, preferido del que escribe, tiene el título quizás demasiado lejos de su alcance, merced a los errores que tanto él como su equipo han cometiendo en varias carreras. Aún y así hay que esperar, la tendencia de los últimos GPs en los que los equipos que no han ido nada bien en toda la temporada aparecen por los puestos de cabeza promete un emocionante final de temporada.

GP Valencia
Nueva edición de la carrera más aburrida de la historia, en un circuito en el que no se puede adelantar, apenas se puede ver, y es imposible distinguir (por la tele) si los pilotos están en la recta de meta, en una horquilla, en boxes o en el río. El único consuelo que podemos encontrar está en los trajes tan bonitos que lleva la gente.

El sábado calificaron los McLaren al frente seguidos de Barrichello, aunque ya se presuponía que el ritmo del brasileño iba a ser mejor (y así fue) al día siguiente. De los aspirantes al mundial: Vettel cuarto, Button quinto y Webber noveno.

En la salida aguantaron los de Woking al frente, Vettel cedió ante Kimi y a Button le adelantaron Kimi, Rosberg y Alonso (echándole huevos), y cuatro vueltas más tarde Webber, cuando Button le tuvo que dejar pasar al haber mantenido la posición de forma ilegal saltándose una chicane (correcta maniobra, ya que Button se benefició del atajo para aguantar la posición).

La carrera por delante fue simple: Barrichello adelantó a Heikki en el primer repostaje, y a Lewis Carl (parece que el retraso de los mecánicos con la rueda no fue determinante) en el segundo. Para completar el podio, añadidle que el finlandés rápido superó al finlandés lento en el segundo repostaje. De los siguientes destacar que Vettel rompió motor, con lo que Rosberg y Alonso subieron un puesto, y que Webber cedió dos puestos (a Button y a Kubica) en el segundo repostaje debido a que no le rindieron bien los neumáticos en el segundo stint, y a que su segunda para en boxes fue nefasta (3seg más lento que Button).

Mención aparte merece Luca Badoer, un fenómeno que no competía desde el '99, y lo había hecho en equipazos como Minardi, Forti o Lola. Con un Ferrari consiguió: saltarse el límite de velocidad del pit lane como cuatro veces en todo el fin de semana, dar un trompo en carrera, ser sancionado con un go through por tocar la línea del pitlane al salir de boxes, justo tras haber dejado pasar a Roman Grosjean por no quitar el limitador de velocidad... Oh yeah! Este tipo es un crack, lo sabemos, pero espero que le den el coche a Gené (o a quien sea) las próximas carreras.

Y por cierto Camps, ya te puedes comprar trajes chulos, porque ya me debes dos carreras.

GP Bélgica

"El mundo al revés" dirán todos los periódicos hoy lunes, y es que pase que Brawn califique mal, que BMW entre en la Q3, que los McLaren caigan en la Q2 junto a Alonso, ¿pero que un Force India haga pole y luego podio? Venga va.

El sábado fue sorprendente. En la Q2 se quedaron, como ya he dicho, nada menos que los dos McLaren, Button y Alonso. En la Q3 los Red Bull se quedaron octavo y noveno, Kimi sexto, y Barrichello lució quedando cuarto. Heidfeld tercero, Trulli segundo y la pole de Fisico fueron de escándalo. Si además le añadimos, que tampoco iban especialmente descargados, nos queda un resultado que no alcanzo a comprender. ¿Cómo ha podido cambiar tanto el rendimiento de los F1 para esta carrera en Spa Francorchamps?

¿Y qué decir de la carrera? Más chocante aún. Barrichello, haciendo gala de su compañerismo, decidió no arrancar el coche para así no recuperar tantos puntos a Button en el mundial. Kimi, por su parte, la lió adelantando por el exterior a todo quisqui, y aunque de la Rosa dijo que esa maniobra fue ilegal, yo tengo mis dudas. Entiendo que es ilegal atajar para adelantar posiciones pero, ¿dar un rodeo es ilegal? De cualquier manera, Kimi se fue por una zona libre de coches, y merced a su KERS se plantó tercero en Eau Rouge, y segundo al final de la primera vuelta.

Sin salir de la primera vuelta, Button y Hamilton dijeron adiós al GP al verse involucrados en un accidente múltiple junto a Roman Grosjean y Alguersuari en Les Combes. Sinceramente, no creo que haya habido ningún claro culpable, ya que simplemente se juntaron demasiados coches con ganas de subir posiciones en una curva muy estrecha y con la valla al lado. Lástima para ellos, emoción para el mundial.

Kimi consiguió adelantar a un brillante Fisichella en la vuelta 4, y a partir de ahí fueron el uno la sombra del otro. Hicieron ambos repostajes en la misma vuelta, y en ninguno de los dos el italiano consiguió superar al finlandés. Según de la Rosa (muy crítico toda la carrera con Kimi), el Force India tenía mejor ritmo que el Ferrari, pero a mi me dio la sensación de que el Ferrari corrió con mucha inteligencia y en ningún momento arriesgó más de la cuenta o lo que es lo mismo, supo conservar.

En la lucha por el tercer puesto, primero fueron candidatos los BMW. Heidfeld primero y Kubica después rodaron muy rápidos toda la carrera, pero no fue suficiente y finalizaron cuarto y quinto. También Alonso parecía un serio candidato con su estrategia a una parada, habiéndose quitado de en medio a muchos coches en el primer repostaje. Esa única parada parecía lo suficientemente tardía como para que pudiera mantener la plaza de podio, pero de nuevo problemas con el disco que protege la llanta le hicieron pasar una eternidad en el box y perder todas las opciones. Abandonó una vuelta después cuando sólo Badoer iba por detrás de él. Finalmente, fue Vettel el que se llevó el gato al agua. Webber empezó más fuerte, pero tuvo problemas en el primer respotaje y además bloqueó a Heidfeld en su salida de boxes, con lo que un go-through lo despidió de cualquier oportunidad. Como dije, fue el alemán el que llegó tercero, gracias a que alargó mucho su segunda parada, y para cuando volvió a pista los dos BMW estaban lejos. Barrichello finalmente consiguió entrar séptimo, y eso a pesar de que perdió aceite durante las tres últimas vueltas y a punto estuvo de abandonar.


Quedan cinco carreras y tenemos a cuatro pilotos en 20 puntos. Hay mundial. En el de constructores los Brawn tienen 24 puntos de ventaja sobre los Red Bull, lo que no parece suficiente ventaja aunque sí muy holgada. Ambos mundiales están por decidir y si Button y Brawn no sentencian pronto, tendremos que seguir viendo las carreras.





Lo de la Virtua Bartolo Racing League sí que es de escándalo. La remontada de casi 50 puntos que llevaba haciendo durante meses el Puzolana Entertainment y que le llevó a arrebatarle el liderato a CaesarHec GP tras la pasada carrera de Valencia, se ha visto truncada por… ¡Force India! 42 puntos ha dejado escapar el renovado líder por cambiar a Brawn GP por Force India en el GP de Turquía, pero seguro que los 8 puntos que ha obtenido a cambio le saben mucho mejor, casi a teta. Eso sí, aunque sea de nuevo líder los rivales le acechan y las distancias se han reducido más que nunca. La convergencia de funciones en la VB Racing League nos hace pensar que en el infinito todos valdremos lo mismo salvo el Grao Motorsport, que tiene un valor constante para todo R.

La victoria en Valencia del Puzolana ha sido contundemente contrarrestada por el triple empate del Corsita Sport, el Grand Mächaka y el Force Srcocodrilo en Spa. Primera victoria para un dr. Alergia al que los rumores situan viajando a Polonia, presumiblemente para estudiar el posible milagro que realizó Karol Wojtyla en su juventud, al multiplicar panes y quesos en una merendola que dio en su casa. De demostrar este supuesto, Robert Kubica pasaría a formar parte de su equipo de forma vitalicia. Lo dicho, mucha suerte.