martes, abril 26, 2011

Reflexión política #15

Uno piensa que uno de los mejores detectores de votantes de derechas en este país, es escuchar la manida frase de "la verdad es que da igual que sean de derechas o de izquierdas, todos los políticos son unos corruptos."



Y no es que piense que no haya políticos de izquierdas corruptos (mi indulgencia no da para tanto), sino que intuyo en esa frase, un cierto intento disimulado de perdón. Y ahí sí que soy firme: la corrupción castiga a la derecha como no castiga a la izquierda (algo que ya he escrito, no sé si en el blog o en un correo, y ya me ha respondido en desacuerdo alguno de los otros miembros de este contubernio, pero todavía no me habéis convencido de lo contrario). Y si no, preguntadle al curita.

Así que dando vueltas a lo de la corrupción, y a la cantidad de corruptos que tenemos de cada signo político, voy y me encuentro con este interesante artículo y este mapa de El Mundo (je, je). Resulta interesante porque realiza un resumen de los principales casos de corrupción de este país, y resulta interesante también porque las regiones más invadidas, aparentemente, por la corrupción son: Málaga, Murcia, Valencia, Baleares, Galicia y Madrid. ¿Alguien nota algún nexo común?

Pero no contento con este mapa seguí buscando mapas de la corrupción española, hasta llegar a este wiki y su mapa correspondiente. Y aquí la cosa se iguala, el mapa ya no es tan azul y aunque la gaviota siga ganando, la conclusión a la que hay que llegar es obvia (teniendo en cuenta que el PP gobierna en más regiones que el PSOE): La corrupción, efectivamente, se pega al poder. Y para añadir más leña al asunto, también aparecen nombres como UPN, CC, CIU y PNV... vamos, que hay para todos.


Alguien hablaba estos días de la alternancia política como único remedio para luchar contra la corrupción. Pero creo que no es suficiente, la corrupción no sólo se pega poder, sino que además lo hace rápido. Por otro lado, siempre me acuerdo de una frase de Boyer; decía algo así como que en este país, si seguimos bajando el sueldo de los políticos, al final sólo los subnormales querrán ser ministros. Y en base a esta frase, no dejo de imaginarme al político de provincias de turno, viajando en clase turista (al menos así desearíamos los votantes) de camino a Madrid un domingo por la tarde, viendo como todos los yuppies de menos de treinta años que trabajan para bancos y telefónicas y demás empresas que especulan y no producen bienes y no tienen ni idea de qué va el mundo, le pasan por delante de camino a sus asientos business. ¿Qué querría hacer el politicucho de turno? ¿Cómo parar esa envidia y esa ansia de poder? ¿Basta con cambiar el voto cada 4 años?

domingo, abril 17, 2011

Reflexión política #6

No comprendo cómo el PSOE puede apostar por Jaime Lissavetzky para la alcaldía de Madrid.




Su perfil político es bajo y sus resultados como Secretario de Estado del Deporte son nefastos. Su imagen pública se limita a aparecer en cualquier parte del mundo allá donde un español haya ganado alguna final.

Los principales logros recientes del deporte español se deben a los llamados "deportes profesionales", aquellos gestionados desde iniciativas privadas (fútbol, baloncesto, tenis, F1...) Los que dependen de la ayuda del Estado (a través del Plan ADO, por ejemplo) como el atletismo, la gimnasia y la natación, no sólo han cosechado peores resultados que hace una década, sino que además están quedando ensombrecidos por el dopaje.

El PSM no levanta cabeza desde el Tamayazo.

viernes, abril 15, 2011

F1 - 2011. I

Arranca el mundial de F1 de 2011 y tenemos dos formas de resumir este inicio: la corta y la larga.

Versión Corta:

Vettel y su Red Bull están barriendo.



Versión Larga:
  
Australia
El sábado calificaron los Red Bull y los McLaren por delante, y así como para Vettel y Hamilton y su estrategia de dos paradas del domingo les deparó una tranquila carrera, Button sufrió un Go-through por atajar una chicane en su duelo con un sorprendente Massa, y Webber… Webber está como un pulpo en un garaje. Su inexplicable estrategia de 3 paradas le reventó la carrera en su GP en casa.



Tercero llegó Petrov, consiguiendo el primer podio de su carrera y demostrando que en Renault (a pesar de que Heidfeld cayera en la Q1) han hecho los deberes. Cuarto fue Alonso, el primero de los que hizo tres paradas, y salvo por el “fácil” adelantamiento que le hizo a Massa y su mala salida en la que perdió cuatro posiciones, su actuación fue notable.

Del resto de coches, a destacar la actuación increíble de los Sauber, que finalizaron séptimo (Pérez) y octavo (Kobayashi). Tan sorprendente que al terminar, los comisarios los descalificaron debido a que su alerón inclumplía la normativa. No obstante, Pérez y su única parada fueron la gran sorpresa del fin de semana.


Malasia
Nuevo dominio aplastante de Vettel, que no sufrió desde su salida en la pole hasta su llegada 5 vueltas más tarde. Por detrás vimos unos bonitos duelos entre los Renault, McLaren, Ferrari y Webber.

Heidfeld se puso segundo en la salida y aguantó hasta el primer cambio de neumáticos, aunque luego quedaría en un segundo plano hasta el último tramo de carrera. Del resto, Los Ferrari parecían tener un mejor ritmo al principio de la carrera, y parecen consumir menos gomas debido a que paran más tarde en cada tanda pero según avanzaba la carrera se vinieron abajo y los McLaren salían reforzados. Se repetía el mismo esquema: McLaren empiezan la tanda con nuevas gomas más fuertes, según se avanza los Ferrari recuperan distancia, los ingleses paran antes que los italianos sin que estos les lleguen a superar y vuelta a empezar.

Ya en el último tramo, con Button segundo gracias a una excelente estrategia, Alonso rompió el alerón delantero en una forzada maniobra para superar a Hamilton en su lucha por el tercer puesto. El asturiano se había quedado unas vueltas antes sin el alerón móvil, lo que le complicaba la maniobra. Hamilton, caería también puestos atrás en la clasificación debido a un deterioro extremo de neumáticos. Así que al final, el tercer lugar del cajón fue para Heidfeld. Le siguió un Webber condenado a fracasar con una estrategia ¡a cuatro paradas! y después Massa.




Parece claro que en este primer tramo de mundial Vettel está por encima de los demás, y hay cuatro equipos en una lucha más o menos igualada: Webber, McLaren, Ferrari y Renault.

Desastroso inicio de Mercedes, que prometían mucho en pretemporada y apenas han conseguido un par de puntos. Creo que este año Schumacher tampoco volverá a ser campeón del mundo. Y más atrás, pues la situación no la tengo aún muy bien identificada, aunque parece claro que los Sauber estarán en los puntos de forma habitual, los Force India puede, y alguna vez también los Toro Rosso. Vaya, tras leer este párrafo, parece que la cosa no ha cambiado tanto con respecto al año pasado.

Y en cuanto a los neumáticos, pues todavía me reservo mi opinión. Está claro que Ferrari a una vuelta (en calificación) tiene mucho que mejorar, pero que luego en carrera tienen un ritmo incluso mejor que los McLaren. Aún así, mientras sigan obligados a adelantar en pista, estarán condenados a asumir riesgos, y eso entraña problemas.

El alerón móvil, por su parte, parece estar dando un buen resultado, ya que ahora se ven más adelantamientos. De todas formas, yo apuntaría a otro sospechoso como culpable: el doble difusor. Con una aerodinámica trasera más restringida, da gusto ver a los coches cogerse el rebufo; hacía años que no veíamos esto.








En la VBRL todo sigue igual… o no. Las dos victorias del Grand Mächaka hacen suponer, de un primer vistazo, que nada ha cambiado en la liga virtual más codiciada de la red, pero una mirada al segundo puesto revela que un profundo cambio ha tenido lugar.



En efecto, el equipo de Noreña, patrocinado por el Foro Ciudadano de Asturias, sigue de cerca al vigente campeón. También destacar la excelente actuación del equipo debutante de este año, el Patri Glamour. El hecho de que su sede esté situada en Trubia, hace suponer que sus coches llevan los mejores sistemas de audio, las más brillantes llantas y los más ruidosos escapes de la parrilla, pero por ahora está demostrando que tienen mucho más.

Más abajo en la clasificación, La Alquitara Veloz y el Williams (desodorante), libran una encarnizada batalla por lograr el primer MOR-through de la temporada que ahora asigna el último de la tabla. La semana que viene sabremos quién se lo lleva… y quién sigue de farolillo rojo.

domingo, abril 10, 2011

Modernos, modernos, modernos....

... a que no adivináis dónde estuve ayer?

video

Pues sí, una persona que no distingue entre McLaren y Mercedes GP, que confundió a los teloneros con los mismísimos Arcade Fire, y que ayer ni siquiera sabía que tenían un 3º disco, se lo pasó teta por 40 dólares a 30 metros del escenario.

No sigo el tema así que seguramente ya estén pasados de moda o quizá al contrario, sean famosos y "a mi me molaban más cuando nadie les conocía". Pero yo digo lo que ví: un grupo de gente danzando sin parar en el escenario, tocando con una fuerza increíble, moviéndose febrilmente, sudando y bailando y haciendo que la gente disfrutase como nunca, con mucha más intensidad que en cualquier concierto de rock o heavy o lo que sea que yo haya visto, con todos tocando casi todos los instrumentos, con dos baterías, tambores, bombos, xilófonos, teclados, violines, guitarras, bajos (lo siento Bert)... un grupo que, mejor o peor que le salga, desde luego no se puede decir que se adhiera a fórmulas comunes y preestablecidas. Incluso alguien como yo que tampoco les conoce en exceso disfruta como un niño pequeño en un concierto suyo, y eso tiene muchísimo mérito. Lástima que no os pueda poner la canción entera porque ocupa demasiado.

Menos Justines Bieveres y más Arcade Fire, por favor.

El próximo día os cuento cómo aprobé al 4º intento el test sobre Acoso Sexual y Discriminación de la universidad de Colorado. He aprendido tanto...

viernes, abril 08, 2011

Reflexión política #2

A mediados de los noventa, el PP sólo pudo arrebatar el gobierno al PSOE, con la ayuda de parte del poder judicial (Garzón) y del poder mediático (Pedro J.), haciendo uso de dos fantasmas: el terrorismo (los GAL) y la corrupción (Filesa).

Casi veinte años después, las portadas de El Mundo se llenan con dos historias: Faisán y los ERES.



Lo de siempre: nuevos planes, idénticas estrategias.

sábado, abril 02, 2011

Gentrificación mental

Al igual que ocurre con los barrios en las ciudades, la mente (y el hombre por extensión), experimenta un proceso análogo a lo largo de su vida.

Durante la infancia somos primarios y básicos. Cuesta ver la diferencia entre el bien y el mal, y sólo obedecemos a nuestros instintos. Sin pasado e incapaces de comprender el concepto de futuro, el presente ocupa todas nuestras necesidades y esfuerzos, lo que nos incapacita para progresar por nosotros mismos.

Al llegar a la adolescencia, nuestro barrio mental se llena de nuevos y emocionantes vecinos. Empezamos por música y cine y quizás también literatura (incluso tebeos), pero más adelante, y extendiéndose durante la época de la universidad, los vecinos nuevos se incluyen también a la política y a la sociología. Son ideas atrevidas y provocadoras las que nos ocupan, y las utilizamos para diferenciarnos de los demás; bien sean las mentes burguesas de nuestros mayores, o del resto de mentes vanguardistas de nuestros coetáneos. Un pasado infantil que ya hemos dejado atrás y apenas recordamos o evocamos, un presente emocionante y un futuro prometedor nos rodean.

Más adelante llega el pasado a la era adulta, principalmente marcado por la independencia económica y el comienzo de la vida laboral. Esas ideas vanguardistas y provocadoras comienzan a antojársenos un tanto naifs y, a nuestros nuevos ojos, inútiles para esta nueva vida. Muchas veces se habla de esa época como “idealista”, ya que el pragmatismo se instala ahora en nuestra vivienda. Ideas más conservadores nos pueblan, pues tenemos que preocuparnos por un futuro que nos condiciona en exceso y un presente que pretendemos extender indefinidamente. Nuestro propio pasado se nos presenta como ajeno, como de otra vida o de una película. En contraposición a la época anterior, buscamos la estabilidad y empezamos a resistirnos al cambio. Nuestras ideas ya no viven en apartamentos y lofts con cuatro muebles y una tele cutre, ahora se sientan en sofás de escay y miran a televisores de 40 pulgadas. El inmovilismo.



Por último, ya en la vejez, con hijos crecidos y viviendo su propia vida, con la época laboral terminada sin recompensas ni elogios (más allá de los del día de despedida en la oficina o el taller), muerta en el olvido de todos salvo el nuestro, y con un edificio que se empieza a venir abajo, cañerías obstruidas y fugas por todas partes, las ideas que nos habitan aún nos pueden reservar una última sorpresa. Por un lado, la decrepitud iniciada en la época anterior ha podido aumentar, de forma que al inmovilismo y sedentarismo mental se le pueden haber unido un conservadurismo extremo y una escasez económica, que siempre le quita lustre a uno. Visillos en las ventanas y tapetes encima de la televisión. La biblioteca cerrada con llave y fotos de comuniones.

Pero, ¿y si no es así? Puede ser que esa vivienda maltrecha no cobije a ideas de clase media en decadencia. Puede que, gracias al paso del tiempo, haya adquirido un cierto lustre de sabiduría y un aire de tiempos pasados que fueron mejores, como si nos encontráramos con un piso de techos altos y muebles modernistas en una calle con puestos de frutas y verduras y librerías de anticuario. Ahí, los últimos habitantes de la vivienda, quizá nos pudieran sorprender y permitirnos disfrutar de días lúcidos y soleados, viviendo por encima del bien y del mal, comprendiendo –y por lo tanto resignándonos- el mundo que nos rodea y mirando atrás a nuestro pasado, lo único que nos queda, con cálida alegría. Así al menos, subiríamos el precio del metro cuadrado.