martes, diciembre 23, 2008

Respuestas


Pero, un momento, ¡si todavía quedan preguntas por responder!

¿Dónde pasarán la navidad los dos amigos?
¿Les habrá tocado el gordo?
¿Se repartirán el premio?
¿Qué coño son los agujeros (valga la redundancia) que dicen tapar siempre los premiados?

Aunque claro, seguro que todo esto a R.O.G.E.L.I.O. ya no le importa.

martes, diciembre 16, 2008

Reencuentro


¿Qué hace un robot en un cuarto oscuro?
¿Quién será la persona que asoma?
¿Por qué un robot se llama Rogelio?
¿Cómo puede un ser humano engendrar a un robot?
¿Hacia qué lado está abierta la puerta?

¡Cuántas preguntas!

lunes, diciembre 15, 2008

FESTIVAL DE CINE DE GIJÓN (II)

Segunda entrega de reseñas de lo visto en Gijón este año. Por cierto, un saludo a Tony, que finalmente ha sido identificado como persona grata en este blog, y es amiguete, así que tranquilos, votaremos por el Románico.

"TULPAN"

Todos los años en este festival se programa alguna película que entra dentro de la categoría que he decidido bautizar como "Película Entrañable de Tribu Autóctona". Hace un par de años fue "La historia del camello que llora", con tribu de mongoles; el año pasado fue "Cochochi", con indígenas mejicanos. Este año le toca a unos nómadas kazajos, pero kazajos de verdad, no como aquel tipo con gloriosos bigote y bañador. Aquí el prota es un pobre chaval que llega de hacer la mili en la marina, y como no sabe más que contar historias de pulpos asesinos y además tiene unas topas como las del prince Charles, pues no se come un rosco. En su favor hay que decir que las únicas chavalas que se ven por la estepa son las que salen el interviú de Kazajistán, y que el colega del prota usa para decorar su tractor. Aunque todo esto parezca surrealista, el resultado es una película costumbrista sobre la vida en la estepa. Una historia sencilla contada con un sentido del humor muy blanco que me dejó muy buen sabor de boca.

Ladrillómetro: [] [] [


"FRESH AIR"

El ladrillómetro está a punto de estallar con esta película húngara sobre una adolescente y su madre que viven en un suburbio de Budapest. La chica estudia para costurera y la madre limpia retretes públicos. Ciudad deprimente + trabajos deprimentes + vidas deprimentes = película deprimente. Las matemáticas no fallan.

Ladrillómetro: [] [] [] [] [

"A SONG OF GOOD"

Nueva Zelanda ha dado grandes películas a la historia del cine como "Ovejas asesinas" o "El señor de los anillos", como estas dos no daban muy bien el perfil para este festival decidieron traer "A song of good", que no está mal, a pesar de que la escena clave de la película no tiene mucho sentido. Nos cuenta la historia de un yonki cuya vida cambia radicalmente el día que entra a mangar algo a casa de su vecina, una amable viejecita, para poder subvencionarse el vicio. El robo no le sale nada bien, y en una escena muy absurda, acaba violando a su vecina. Como el chaval tiene algo parecido a una conciecia, se agarra un trauma que le hace dejar las drogas, buscar trabajo y tratar bien a su familia. Acaba como empieza, con otra escena absurda.

Ladrillometro: [] []


"CIAO BELLA"

Terror, nos encontramos ante una película sueca con director iraní, lo que vendría a ser como comprarse un barco y llamarlo Titanic Hindenburg Spanair de todos los Santos. Con esta carta de presentación uno entra al cine acojonado. Pero una vez acaba la sesión, uno se da cuenta que lo que ha visto es, para seguir con las comparaciones, como hacerse una infusión con pan rallado: algo bastante tonto y muy insípido. El protagonista es un chavalete inmigrante iraní que vive en Suecia. Es un tanto nerdie así que, como es lógico, no se come una rosca. Entonces conoce a unos jovenzuelos italianos, le prestan una camiseta de fútbol italiana que pone "Macarroni" o algo así, le afeitan su incipiente mostachin prepuber y le dan una lección de italiano para principiantes (bella ragazza, ma como, senzo pomodoro?, etc...) Y ya está, listo para ligarse a la sueca de sus sueños y los vuestros. Aunque la intenté ver como puro entretenimiento, me resultó aburrida, no me extraña que cuando saliese el director para charlar con el público hubiera estampida general.

Ladrillómetro [] [


"ELDORADO"

"Eldorado" está dirigida y protagonizada por Bouli Lanners. Este hombre se dedica a actuar en pelis de dudosa calidad que dan dinero, estilo "Astérix en los Juegos Olímpicos", para poder financiarse luego proyectos más personales. Con esto pudo dirigir pelis de dudosa calidad, estilo "Ultranova", que no dieron un duro. Esta última, por cierto, fue la ganadora del festival de Gijón allá por 2005 y aún recuerdo algún artículo sobre ella titulado "Ultraboba". Pero bueno, la película que se presenta aquí es una comedia-road movie que no está nada mal, para ser sinceros con el bueno de Bouli. La protagonizan un mecánico friki y un yonqui que se acaban haciendo amigos cuando el yonki entra a robar en casa del mecánico. Mención aparte merece la aparición especial de la silla de rodaje de Alain Delon, con el que Bouli coincidió en la peli de Astérix. Y no debieron hacer precisamente muy buenas migas porque Lanners le afanó la famosa silla. Para colmo el personaje más lamentable de esta peli (un viejo nudista que vive en un camping), se presenta en medio de la escena más gloriosamente absurda de la peli enseñando todo el cimbrel y diciendo: "Buenas tardes, soy Alain Delon".

Ladrillómetro [] []

(...canción de la semana: The Easybeats - Friday on my mind...)

jueves, diciembre 11, 2008

Ayúdame Nacho Vegas

Ayúdame Nacho, que necesito algo sobre lo que escribir. "Que Dios me oiga" me dije, y entonces me he acordado de tí.


Su nuevo disco se llama El Manifiesto Desastre, y ya os he dejado el link para descargarlo.

Mucha Rosenvinge, mucho desgarro, mucho sexo, algo de soledad... este come-gominolas de Gijón ye un crack. Y yo ya tengo mi post.

Si alguna vez el dr.Alergia y yo fantaseamos con convertir este blog en uno pseudo-musical y así sacarnos por el morro las acreditaciones para los festivales, no hay mejor forma de empezar que con este disco.

martes, diciembre 09, 2008

¿Quién cojones es Tony?

Pues eso, que llevo mucho tiempo sin postear, soportando en silencio la dulce dictadura del señor cocodrilo y su lugarteniente el dr. alergía; dado que no tengo tiempo a hacer posts largos y elaborados (tampoco es que los hiciera antes, ya lo sé, pero dejadme mi minuto de gloria!) pues lo intentaré con posts cortos y sin sentido ninguno.

El martes pasado, mientras acudíamos a un curso interesantísimo, dos miembros del grupo de investigación comprobamos con nuestros propios ojos que la leyenda es cierta: existen las becarias. En algunas áreas incluso hay más de una, parece ser; en ciertos sitios llevan bata e incluso unos pocos elegidos han conseguido tocar alguna. ¿Qué más nos han estado ocultando todo este tiempo?

El caso es que decidimos, tras realizar la experimentación necesaria (1), manifestar ante instancias superiores nuestro descontento. Como supongo que algunos de vosotros (o eso espero, cabrones) os habréis encontrado alguna vez en la misma situación, aquí os dejo el documento que hemos redactado (fácilmente adaptable a cada caso). Espero que os sea de utilidad.


(datos obtenidos de http://www12.uniovi.es/investigacion/grupos.html)

No os preocupeis que no me voy sin daros vuestra ración de carne. Por cierto, ¿quién dice que el boxeo es un deporte de hombres?

lunes, diciembre 01, 2008

FESTIVAL DE CINE DE GIJÓN (I)

Ha tenido que ser el Festival de Cine de Gijón el que me traiga de vuelta a nuestro querido VB, el monopolio del reptiliano toca a su fin. Otro día os contaré mis historias, mi nueva condición de villano y las paranoyas de siempre, pero hoy vamos a lo que vamos, las pinículas:

"SEX IS COMEDY"

Ladrillo a ladrillo se construye un gran festival de cine como el de Gijón. Claro que sólo se nos ocurre hacer nuestra particular inauguración con una película francesa. De sex poco, y de comedy, todavía menos. Como era de esperar se cumple el esquema narrativo francés por excelencia: "nopasanada-nopasanada-nopasanada-una teta!-nopasanada-alguien muere-nopasanada-nopasanada-fin de la película". Sólo que esta vez se cambia el "alguien muere" por el "alguien finge ser sodomizado". Algo es algo.

Ladrillómetro:
[] [] [] []


"LA NIÑA SANTA"

Película argentina producida por Almodovar, "La niña santa" es un drama intimista, de esos que utilizan las miradas para sugerir, que dirían unos, o de esos que son un plomazo del copón que dirían otros. A mi me dejó un poco frío. A priori no es que tuviera muchas ganas de verla precisamente, pero su directora, Lucrecia Martel, dirigirá la adaptación de uno de los mejores comics argentinos que he leído: "El Eternauta", que es una historia política de ciencia ficción, con invasión alienígena y viajes dimensionales incluídos. Aaaahh ya puedo visualizar el guión:

EL ETERNAUTA - ESCENA 1ª

00:00:00 [el eternauta se mira las uñas de los pies]
00:15:00 - sí...
00:25:00 [primer plano de la uñas de los pies]
00:35:00 - son marcianos... [fundido en negro]

Ladrillómetro:
[] [] [] []

"NOWHERE MAN"

El mayor atractivo de esta peli es que está protagonizada por el sr.cocodrilo: un tocacojones con barba de naufrago al que su ciudad le oprime y decide irse al extranjeiro, sólo que en vez de una beca erasmus lo que tiene es un pasaporte falso. Desafortunadamente para nosotros, cuando decide afeitarse antes del viaje nos damos cuenta de que no es el sr.cocodrilo. Y desafortunadamente para él, cuando llega a su destino, el caribe, no encuentra más que unos negros que le apalean y un caballo que le muerde. Cinco años después decide volver y su mujer, que se había casado con otro, le encierra en un piso y lo utiliza de amante esclavo... pero eso ya es otra historia. Las pelis de tarados suelen gustarme, pero a esta le falta un poco de chicha.

Ladrillómetro
: [] [] []



"ADORATION"

Simon revela a sus compañeros de clase la historia de su familia. Su padre era un terrorista capaz de comprarle un billete de avión a su novia embarazada y esconder una bomba en su equipaje de mano, quedándose él en tierra. El atentado no llega a producirse, porque la detienen en el aeropuerto, y gracias a ello Simon está en este mundo. La historia se cuelga en internet, unos odian al padre, otros le temen y algunos incluso le justifican. El problema es que todo este tinglado es una invención del chico y de su profesora de arte dramático. Ahhhh... tenía truco, pero a medida que avanza la película se descubren más detalles de la verdadera vida de Simon, hijo de una americana y un palestino, huerfano desde que un accidente de tráfico acabó con la vida de sus padres. Las historias se entremezclan: ¿provocó el padre de Simon aquel accidente? De lo mejor que he visto en el festival.

Ladrillómetro
: []


"A COMPLETE HISTORY OF MY SEXUAL FAILURES"

Esto es un documental dirigido y protagonizado por un elemento escocés (el de la foto) llamado Chris Waitt. Un buen día, el bueno de Chris se da cuenta de que desde que está en edad de merecer, todas sus parejas han acabado dejándole. El chaval no se explica por qué ha ocurrido esto. Es un jovenzuelo de lo más alegre y normal, quitando pequeños detalles, claro: es profundamente inmaduro, egoísta, carece de higiene personal, luce una prominente y peluda barriga, nulas expectativas profesionales, impuntual crónico, tendencia a vestir como un vagabundo, problemas de disfunción erectil... pero seamos sinceros, de todos esos que aparecen el la columna de arriba a la derecha, quien no se identifique con la mayoría de estos pequeños defectillos es un mentiroso o un cobarde. Total, que nuestro amigo comienza una delirante aventura que le llevará a visitar una por una a sus exnovias, la consulta de un terapeuta sexual, la casa de su encantadora madre (la única mujer que siempre le comprendió, o más bien que siempre compredió que su hijo era un zorolo), una sesión de acupuntura y hasta una dolorosa a la par que graciosa visita a una caverna sadomaso, al más puro estilo Mosley. Con la tontería lo unico que saca en claro es que sigue enamorado de su primera novia, que zamparse seis Viagras® con San Miguel® no va a ayudarle mucho, y de propina se pesca una novieta durante el rodaje, que por lo menos le duró hasta que acabó la proyección en el Jovellanos, que después se le vio por ahí de la mano con ella.

Ladrillómetro: -

Como veis, he introducido el concepto de ladrillómetro. A este respecto me gustaría hacer unas aclaraciones. Un buen ladrillo es un tostón de película; ahora bien, también entran en juego sutiles matices que espero que sepais apreciar (el ritmo, la densidad psicológica, la pretenciosidad, diálogos pedantes o pomposos). Veamos: una mala película para mi no tiene por que ser un ladrillo, uno puede pasárselo bomba viendo los Cazafantasmas 2 (un respeto para la primera) y aún así saber que no se encuentra ante una joya del séptimo arte. Sin embargo, algunas de mis peículas favoritas harían satar las alarmas del ladrillómetro, vease el cine de Kieslowski o la misma Blade Runner por poner un par de ejemplillos.

Una vez aclarado esto, sólo queda esperar nuevas entregas. Ala, a gafapastearse de gusto.

Y para retomar la tradición no podía faltar la...

(...canción de la semana: Shout Out Louds - The comeback...)

miércoles, noviembre 26, 2008

& Interlagos

Estas líneas son difíciles de escribir, duelen, aparecen y desaparecen, las escribo y las rescribo, pero no hay manera de que fluyan. Quién me iba a decir que escribir una crónica de un GP me costaría semanas. Estar liado en el trabajo no es excusa, ni tener muchos trabajos pendientes por culpa de las clases tampoco; es otra cosa...

Pero vaya traca final, ¡un mundial en la última curva! Es difícil pedir más emoción para la última carrera. Parece que al final vamos a tener que acabar agradeciendo a Lewis Carl los estupendos finales de temporada que nos está brindando... en cuanto a espectáculo se refiere, claro. La calidad de pilotaje is another story.

Interlagos- Antes del inicio del GP pintaban bastos para los Ferrari, hasta ahí estamos de acuerdo. Para empezar, todas sus posibilidades pasaban por calificar arriba ambos dos y por una floja calificación de Lewis Carl, y se cumplió en parte. Pole para Felipe y cuarto puesto para el inglés, los dos coches que quedaron en medio: un sorprendente Trulli y Kimi. Por detrás estaban Heikki (un alivio para el aspirante Lewis Carl) y Alonso. Recordad que para aguar la fiesta a McLaren, Massa debía ganar y Lewis Carl tenía que finalizar sexto o peor, complicado pero no imposible con esta parrilla.

Para añadir más pólvora al asunto, el domingo se puso a llover a escasos minutos del inicio de la carrera, con el consiguiente retraso de diez minutos en el inicio de la misma para dar la oportunidad a los pilotos de cambiar a ruedas de mojado: montaron intermedios. Se salió muy calmadamente, ya que la parte del circuito más complicada de recorrer, la s de final de recta, era precisamente el lugar donde más agua había; así que salvo Heikki y Vettel que adelantaron a Alonso, todos los demás mantuvieron la posición. Para no defraudar el finlandés, y como buen resumen de su temporada, antes de la cuarta curva ya había sido rebasado tanto por el alemán como el asturiano. Se continuó con Massa seguido de cerca por Trulli y con Kimi y Lewis Carl detrás un buen tramo de carrera.

Se empezó a secar la pista y proporcionalmente comenzó a subir la presión para los candidatos, ¿cambiaban o no? Alonso y Vettel entraron en la 9, Massa en la 10 y Trulli, Raikkonen y Lewis Carl en la 11. Para cuando todo se hubo reestablecido, pudimos comprobar cómo se había premiado a los valientes; clasificación: Massa, Vettel, Fernando, Kimi, ¡Fisichella! y Lewis Carl. El bueno del italiano había entrado a cambiar años antes que todos los demás para buscar protagonismo, y lo estaba consiguiendo ya que gracias a él el inglés perdía el campeonato (mención aparte merece en este punto Trulli, ya que con su espantosa parada pasó de estar el segundo a quedar el noveno para así desaparecer por siempre jamás).

En esta segunda parte de carrera el Toro Rosso y el Renault presionaban a Massa, y Kimi, una vez Hamilton se deshizo de Fisico, demostró que no tenía ninguna gana de ayudar a su compañero de equipo. En lugar de hacer tapón al inglés para favorecer que se le aproximaran coches por detrás (Timo y Heikki) y así presionarle aún más, pues decidió hacer todo lo contrario y tirar para adelante con todas sus fuerzas como si el cuarto puesto le fuera a dar la vida eterna. Cómo se nota que los buenos de Jean (Todt) y Ross (Brawn) ya no mandan en la Casa Roja. A todo esto y volviendo a la carrera, Vettel se apartó momentáneamente de la lucha por el podio al entrar a boxes a media carrera, y demostrar así que tenía que hacer una parada más que el resto. Estrategia arriesgada para el joven fenómeno.

Llegó la segunda ronda de cambio de neumáticos, y entrando Massa en una vuelta, Fernando y Lewis Carl en la siguiente y Kimi una vuelta más tarde, se volvió a la situación anterior. Tras parar por teórica última vez Vettel y dejar que se restauraran todas las posiciones, la clasificación quedó como sigue: Massa, Alonso, Kimi, Lewis Carl, Vettel, Heikki y Glock. Con el inglés en cuarto lugar y teniendo por detrás a Vettel (que podía pasarle) y a Heikki (que no podía pasarle), tan sólo una hecatombe podía alejar del título al infecto piloto de McLaren.

Y la hecatombe llegó.

Amenazaba lluvia, y mientras Vettel se acercaba peligrosamente al inglés para darle algo de ánimo a la historia, el Hermano parapléjico cerebral entró en escena para deleitarnos con uno de los mejores planos secuencia de la historia de la F1. Así, sin más, sin efectos especiales, ni cortes, ni guionistas, ni grandes decorados. Él y sólo él de todo el equipo McLaren estaba capacitado para caminar los cinco metros que separaban el box (cubierto) del pit lane (descubierto), invirtiendo en tamaña hazaña minuto y medio, para poder mirar al cielo, entrecerrar los ojos debido a las gotas que le caían en la cara, volver la cara al box y con gesto serio, asentir. El minuto y medio que le costó volver adentro fue algo que el realizador, cargado de bastante más mala hostia que yo en estos momentos, no nos quiso censurar, para así completar una de las excursiones más épicas que ningún ser humano haya realizado jamás. El camino de Frodo se queda a la altura de la ruta de las Xanas al lado del Tour de Force que semejante elemento mediático nos brindó. A todos. ¿Que podrían haber mirado por la tele para comprobar si llovía o no? ¿Que podrían haber preguntado a los ingenieros de pista, que ya estaban en el pit lane? Si estáis pensando algo así, no sé de qué estáis hechos.

Total, todo el párrafo anterior para decir que ocurrió lo único que podía acercar a Ferrari a la victoria: llovió. En este punto hay que recordar, para que nadie lo olvide nunca, la lastimosa actuación de McLaren hasta este instante de carrera. Antes de que la lluvia comenzara (aunque estaba ahí, amenazando), los McLaren optaron por bajar revoluciones y racanear de forma totalmente innecesaria, con una actitud que sólo el asturiano puede definir: arroncharse. Se arroncharon de forma humillante, acongojados, se les encogieron todos los miembros del cuerpo y empezaron a cruzar todos los dedos que podían cruzar (empezando por la impresionante mujer que le han puesto por novia al inglés). Un espectáculo muy cutre, sólo les faltó pedir la hora, o tirarse al suelo pidiendo penalti. Horrible. Un campeón ha de ganar por méritos propios, no por deméritos de los demás, y aunque para la historia sólo quedará que Lewis Carl ganó por un punto en un mundial "muy emocionante", él sabrá todas las noches al acostarse que se arronchó, y eso que al no haber pasado nunca por Asturias, probablemente desconozca el significado de una palabra que sin duda le golpeará en su cabeza constantemente.

Pero terminemos con la carrera y con el post. Cambiaron todos a mojados... ah no, perdón, ¡todos no! El fenómeno de Timo decidió jugársela y aguantar las cuatro vueltas que quedaban sin entrar a cambiar neumáticos: Hamilton quinto. Por detrás del inglés empezó a presionarle de lo lindo el bueno de Vettel, quien gracias a la inestimable ayuda de Kubica y su afán por desdoblarse, le quitó la posición al inglés. La penúltima vuelta la dio Lewis Carl como subcampeón, y la última también, hasta la última curva. Al pasar por allí se encontró al pobre de Timo luchando por enderezar su coche, y por perder menos de los veinte segundos que estaba perdiendo por vuelta. Los idiotas (ya no cabe más que el insulto manifiesto y honesto, no hay otra forma de calificarlos) de los comentaristas no se dieron cuenta, y por su culpa España entera celebró por segundo año consecutivo la desgracia de McLaren y del bueno de Lewis Carl, salvo unos pocos que como yo, llorábamos desconsolados en un rincón del sofá mientras gritábamos: "Lobato, sunormal, ¡¡a ver si te enteras de una vez!!"

Luego llegó el dramón. Los Massa (que miedo de familia, son todos iguales) pasaron de la euforia a la tristeza más inmensa, y de paso demostraron que el rosario que lleva la madre a todas las carreras no sirve para nada (que buen momento hubiese sido para decirle "¿lo comprendes ahora? Dios no existe"). Y el clan McLaren echó a correr (menos el Hermano, que no puede) por todo el Pit Lane locos todos de contentos porque por fin podían quitarse de encima esa sensación que tenían todos dentro y que no les dejaba respirar: el complejo de arronchaos.

Mención aparte merece el dramón plus plus que nos brindó Massa en el podio, saludando como si fuera San Pedro a las puertas del cielo, y la rueda de prensa que nos dio a todos los que aguantamos hasta el final. Ni Fernando pudo contener la sonrisa ante el discurso melodramático-quinceañero-looser-cañí del eterno aspirante.

¿Y todo esto para qué? Para aprender dos cosas:

- Lewis Carl ganó, porque no quedaba más remedio.
- Massa no será campeón jamás, JAMÁS.

viernes, noviembre 21, 2008

El rey del Trivial

Debo posts... lo sé, pero ahora por fin estoy liado en el trabajo y las horas muertas han desaparecido. La inspiración está por ahí, así que me dedico a apuntar las ideas que surgen y que no sé a ciencia cierta si algún día las desarrollaré... ya se verá.

Mientras tanto, a parte de llevar mucho trabajo atrasado, y llegar cada día a casa con un poco más de trabajo acumulado que el día anterior, también tengo trabajo en el máster. Muchas presentaciones. La única diferencia es que me he cansado de hacer powerpoints, y a lo que mi grupo se dedica ahora es a esto:



Gracias a Raúl Pereiro y a Martin Almond, mis compañeros de grupo.

Y gracias a Rusia por dar tanto juego. O no.

miércoles, noviembre 19, 2008

miércoles, noviembre 05, 2008

Recomienza el s.XXI

Decía hace un par de días en televisión José María Mendiluce, que con la victoria de Obama daría comienzo verdaderamente el s.XXI. Hoy al levantarme he comprobado que la predicción del escritor-político se ha cumplido por una aplastante diferencia, pero la afirmación de que daría comenzaro el siglo es un poco más difícil de aceptar, cuando al fin y al cabo el siglo empezó en el año 2000 (o en el 2001 según la familia que lo celebrase) y creo que todos aceptábamos hasta ahora que el 11-S marcaba sin ninguna duda el comienzo de una nueva época y un nuevo siglo.

El problema del 11-S es que esa nueva época anunciaba oscurantismo. Recelo y distanciamiento entre culturas; recelo entre países, escudos de misiles, misiles esquiva-escudos de misiles y manipulación de la verdad. Pero sobre todo miedo, miedo por todas partes; miedo del moro que compra en el mismo supermercado que tú, miedo en el avión, miedo de viajar al extranjero, miedo de que tu hijo se mezcle con extraños... La cultura del miedo en su máxima expresión, y empleado como método súper eficiente para ganar unas elecciones. Desde luego que no fue una buena manera de empezar un nuevo siglo (ni de empezar nada.)

Los escépticos no acostumbramos a empicharnos con nada, y tenemos a gala desconfiar de cualquier novedad, sobretodo de las novedades avaladas por la mayoría, por la masa. Obama es esa novedad. Obama es el Best-seller de los políticos, podría vender discos o ganar Oscars (dos Grammys ya los tiene por audio libros, en serio) y nadie notaría la diferencia; nadie puede estar en su contra, es imposible, es el hombre al que todo el mundo se quiere parecer y al que todo el mundo quiere seguir, y aún y así uno que escribe no consigue dejar de ver a un Moisés mediático de la era Internet, con unas ansias de poder que le han llevado a tener una carrera más que meteórica hasta la Casa Blanca, y un discurso de amor y paz que ni los cuarenta principales se lo creen. Pero sobretodo los escépticos nos caracterizamos por una cosa, dudamos de la salvación (política, se entiende.)

Por otro lado el currículum de Obama es intachable. Lo de ser el primer presidente de EEUU negro es quedarse en la superficie. Es el primer presidente globalizado, con todo lo que ello implica. Abuelos keniatas y abuelos norteamericanos, criado entre Hawai e Indonesia; padre keniata emigrante, madre blanca de clase media alta y padrastro indonesio. Hermanastra medio indonesia casada con un canadiense... ya habéis cogido la idea. Luego se convirtió en un estudiante modelo, rompió barreras ya en la universidad, en Harvard, siendo el primer negro en dirigir un prestigioso periódico de allí. Pero siempre tuvo la mirada puesta en las minorías. Obviamente este hombre no sabía en el 83 que iba a ser presidente algún día, así que nadie le puede acusar de haber servido durante años como trabajador social en Chicago para ganar adeptos. Este tío tenía (esperemos que aún tenga) conciencia social. Luego llegaron los éxitos, luego comprobó que la gente le escuchaba, luego sintió el poder, y finalmente empezó a medrar. En escasos diez años pasó de ser un joven congresista en Illinois a ser candidato a la presidencia, pero su CV ahí está.


¿Acaso todo este historial podrá cambiar el rumbo de la Historia? Lo dudo. Pero sería estúpido preferir políticas que sigan la tendencia Bush del terrorismo, el miedo y el "no estamos a salvo" y no intentar, aunque sea intentar, apoyar a un gobierno con un discurso que diga que las cosas pueden cambiar, y que todos tenemos que cooperar juntos. No hablo de idealismo, hablo de actitud. No creo que este hombre y su grupo puedan cambiar la esencia de las cosas, el poder de las empresas, el capitalismo, las falsas democracias y el sistema actual que basa (en parte) el bienestar de occidente en la miseria del tercer mundo. Pero el mero cambio en las formas, en la forma de ganar las elecciones y de convencer a la gente; el hecho de que muchos americanos hayan recuperado la ilusión por votar, ya es un signo de mejoría. Esperemos que no se quede ahí, en su marketing y sus formas. Esperemos que el nuevo presidente de los EEUU asuma su rol de líder de un mundo globalizado y actúe en consecuencia. Nos merecemos, al menos, la oportunidad de volver a empezar el s.XXI con mejor pie. Dejemos que recomience el s.XXI.

domingo, octubre 26, 2008

China & Japón

¡Y llegó la temporada asiática! O lo que es lo mismo, ya queda poco para el final de la temporada. Con una sola carrera por disputar, los dos GP's aquí comentados podrían haber servido a Lewis Carl para sentenciar el mundial, pero aunque haya desaprovechado dos buenas posibilidades para proclamarse campeón matemáticamente y no tener que volver a pasar por el calvario brasileño, sigue siendo el máximo favorito para hacerse con el primer puesto al final. Afrontémoslo, a Massa no se lo imagina de campeón ni su madre; sí, sí, la del rosario en China, ¿o por qué pensabais que lo lleva? Solo un fenómeno SOBREHUMANO puede ayudar al paria de Felipe.

Fuji- Salían Lewis Carl y Kimi en primera línea, Heikki y Fernando en segunda, y Massa y Kubica en la tercera. Menos mal que no estaban los puestos invertidos, ya que de ser así el hábil inglés se los hubiese llevado a todos por delante. Raikkonen y la simple motivación que le queda ahora de joder al inglés se pusieron netamente por delante de él, y como no lo pudo soportar, pues decidió armar el estropicio más grande posible; quemó rueda durante doscientos metros con tal de mantener la primera posición con respecto al finlandés para simplemente conseguir salirse de pista y llevarse consigo a los dos finlandeses. En el desbarajuste posterior Heikki tocó a Kimi. Conclusión: sanción para Lewis Carl por obstaculizar y sacar de la pista a la peña.

No le valió al bueno de Lewis Carl con eso, y mientras Kubica y Alonso tiraban por delante el inglés se salió otra vez en una curva, para acabar por detrás de Massa en la primera vuelta. Según cuentan el inglés tenía que parar a cambiar las ruedas en la segunda vuelta debido al peazo plano que les había hecho, pero antes se la jugó en una maniobra espectacular (de no ser por la víctima) y adelantó a nuestro brasileño pitopáusico favorito a la entrada de una chicane. A la salida de la misma y tras atajar (ojo, de la misma manera que Lewis Carl hiciera en Monza infinitas veces sin ser sancionado) Massa lo embisitió haciéndole trompear y relegándolo a la última plaza. Conclusión: sanción para Massa por adelantar a lo GP2 (preguntas al dr.Alergia, por favor).

Por delante Kubica campaba hacia una victoria que le permitiera seguir con vida en el mundial, pero por detrás tenía al renault de Alonso, quién viéndose más rápido que el polaco pero sin posibilidades de adelantarlo en pista, pidió a su equipo que le hiciera un primer repostaje corto. "Vas a dar seis vueltas menos que él en el segundo tramo de carrera. Tienes que ser mucho más rápido que él." Le dijeron. "Panchus oh, ¿nun véis que soy el más rápidu por aquí?." Respondió él. Y así fue, salió muy rápido en su primera parada y logró arrebatar al polaco la primera plaza, para luego dedicarse a zumbarle bien al renault hasta ganar una ventaja más que suficiente para el segundo respotaje, y finalmente auparse con la victoria. Kubica mantuvo con valentía la segunda plaza, y aunque Kimi tuvo un par de vueltas en las que lo pudo acosar salvajemente, no fue capaz de superarle. ¿Y cuarto? Ah sí, cuarto quedó NELSINHO; y olé. Esto demuestra que Renault se ha puesto las pilas para este final de temporada y qué lástima que no lo haya hecho antes...

Lewis Carl siguió perdido por puestos olvidados, y tan sólo hizo una última y espectacular aparición cuando muerto de rabia porque el asturiano no solo ganaba la carrera sino que lo había doblado, se desdobló de él en la última vuelta de forma aparatosa con derrapajes y frenadas incluidos, para finalmente conseguir desdoblarse y así poder dar una vuelta más. Este tío es tonto, os lo prometo. Massa por su parte luchó como una tortuga panza arriba con una torpeza digna de comentar, por ganar algunos puntos que le permitieran seguir luchando por el mundial. En su camino hacia la octava plaza se topó con Bourdais, el único piloto que ha sido tan masivamente humillado por su compañero de equipo como Piquet, quien al salir de boxes decidió no mirar, tirar p'alante y no frenar a pesar de que un coche le estaba adelantando por la izquierda. Tocó a Massa y le hizo trompear. Conclusión: sanción para Bourdais por idiota y por no saber frenar cuando tienes un coche delante, en forma de un retraso de 25 segundos en la clasificación final de la carrera, lo que permitió a Felipe ganar otro puntito para consolidar un subcampeonato tan poco digno como una visita al urólogo.

Intermission- Si alguien sabe de esto de la F1, es sin duda alguna el energúmeno (Persona furiosa y alborotada según la RAE) culpable de mi nacimiento. Sus años de espectador de este magno deporte datan de los setenta, cuando los pilotos eran fuckers y heavy drinkers, les acompañaban a los circuitos modelos de aúpa, y sufrían una tasa de mortalidad de uno por GP. Fue él quién me dijo a principios del verano: "Los Renault van mal porque son los únicos que han parado el desarrollo del motor, tal y como exige la norma. Los demás han seguido. Cuando vuelvan a desarrollar el motor, volverán a ganar." Meses después uno lee esto, y lo único que puede hacer es esbozar una tenue sonrisa, asentir, y tratar de seguir luchando con el día a día. Cuánto camino por recorrer...

Shanghai
- Llegó el GP de China, también conocido por el sobrenombre de "Cómo volver a sufrir carreras aburridas y sin gracia y no dormirse en el intento." Tras la chocante salida de Japón, los incidentes, adelantamientos y safeties de Singapur, y las carreras de Monza y Spa bañadas por la lluvia, nos topamos de nuevo con el aburrimiento televisado, patrocinado por el banco santander y comentado por dos esperpentos de la humanidad futura (con eso que dicen que todos seremos calvos en unos años... habrá que considerarlos pioneros.) Vamos, que menudo coñazo. Lo bueno que tiene es que se comenta brevemente.

Calificó Lewis Carl por delante de los Ferrari (Kimi, Massa) seguidos por Alonso y por Heikki. En la salida, perdón, en la madre de las salidas dónde nos habían prometido que cielo y tierra se conjurarían para dar alas a Kimi en su camino al choque violento contra el McLaren número 22 del principal candidato al título y que todos debíamos estar preparados para soportar visualmente una de las más espectaculares salidas de todos los tiempos, pasó lo que tenía que pasar: nada. Heikki se coló a Alonso y al asturiano le costó una vuelta recuperar un puesto que se merecía mucho más que el finlandés. Y ya está, se acabó la carrera. Así de fácil.

Podríamos comentar que el Renault aguantó muy bien el ritmo de los Ferrari, y que incluso durante algunos instantes de la carrera se le veía holgado; podríamos comentar que Kubica arruinó su posibilidades de ser campeón el sábado con una mala calificación, y las terminó de arruinar el domingo sacando tres tristes puntos de balance; podríamos comentar que los astutos de McLaren le pusieron a Kovalainen la rueda delantera derecha a la izquierda y la delantera izquierda a la derecha, con el siguiente desbarajuste para el finlandés que acabó abandonando por astío, diría yo; podríamos comentar que Ferrari hizo una maniobra lógica por un lado, pero contraria al reglamento (¿y la sanción?) y fea en cuanto al espíritu deportivo se refiere para conseguir que Massa minimizara la renta cedida con respecto a Lewis Carl; pero al final, deberíamos comentar una sola cosa: qué fácil lo tiene Lewis Carl para arruinarnos el Otoño. O no.

viernes, octubre 17, 2008

Bartleby, el maestro

Me duele la espalda, el respaldo de la silla baila inestable y no es capaz de encontrar la postura correcta; mi espalda digo. Otro documento, otro pasar a limpio, otra base de datos, otro excel de cinco mil entradas... los papeles se entremezclan, el inventario del lunes aparece con los planos del martes y del miércoles... del miércoles no me queda nada; no sé dónde está el miércoles. Levanto la cabeza, dos docenas de mesas delante mío... una extensa retícula, todas iguales a distancias iguales como en la película del Apartamento pero en color, algo que le quita todo el romanticismo. En blanco y negro cualquiera luce más.

Es una oficina fácil de diseñar para el interiorista pero en la que resulta difícil distinguir si el que tiene puesto Radio Olé a tope es el tercero de la cuarta fila o el segundo de la tercera. Toma este informe, a ver si mañana lo tienes ya con el formato dado. Corre prisa.

También es difícil saber quién es el que pone sus altavoces a tope para reproducir los ruidos de pedos a eso de la una y media, cuando ya se ha cansado de trabajar. Por otro lado sí que tengo claro que los que más se ríen de los dichosos pedos son los de las filas tercera y cuarta. Todos los días el mismo ruido, y todos los días se ríen como si lo escucharan por primera vez. Tierno. ¿Dónde estabas el martes? De vacaciones. Me quedaban dos días y me los cogí la semana pasada. Mucho es eso, habla con Arturo y que te pase las hojas de ruta del 52, él te dirá cuáles tienes que modificar. Quién coño será Arturo. Levantas la cabeza y por un momento todos tienen cara de llamarse Arturo.

Sí que tengo claro, por otro lado, que la que está buena es la de la última fila en la esquina izquierda, aunque sólo sea por el tumulto que se arremolina a su alrededor todas las mañanas siendo el sitio más a desmano de todo lo demás, allí sólo ella está a mano; también se nota en que los de la penúltima fila tienen todos tortícolis de tanto volverse. También es fácil distinguir quienes son del Betis (los lunes entran cabizbajos) y quienes del Sevilla (sonríen mucho más). Los que trabajan de veras también destacan sobre el resto; normalmente están de reuniones o viniendo de acá para allá con agilidad, traeme tal documento, envíame aquella presentación de powerpoint, sube al directorio común esas tablas para que las mire. Mañana te digo qué hacer con ellas. La barba pica... quizás debiera afeitarme... no deja, ahora no... al fin y al cabo ya ha pasado todo el verano, el calor se ha ido para no volver hasta el junio siguiente y en el invierno siempre bien... mucho frío... y mucha pereza...

-¿Quieres ayudarme con algo?- venga va, tampoco puede ser tan malo- Toma aquí tienes.

Seis folios garabateados.

-Son los apuntes de la reunión de ayer, una pena que no pudieses venir, ¿me los puedes pasar a ordenador para hacer el acta?- y enarca las cejas, las sube y así le queda cara de ruego, le queda cara de por favor sin necesidad de decirlo, mira qué dócil.

- Sabes una cosa... creo que preferiría no hacerlo.

Una pena que sólo lo haya pensado, que no me haya atrevido realmente a pronunciar las palabras mágicas, podría inventar el abracadabra de la oficina, pero todavía no puedo, no me atrevo aún; tendré que aprender del bueno de Bartleby hasta conseguirlo.

Pausa para un café, y mejor lo tomamos rápido abajo donde máquina, en el rellano, que la última vez que me lo subí a la mesa empapé todo. Aún huele a torrefacto al abrir el cajón. Y nos tomamos el café en el rellano sin hablar mucho y tratando de no pensar en nada. El fin de semana, el tiempo, el sporting, ¿vas al cine? Últimamente poco (creo que quiere decir nada), llego cansado a casa y de lo último que tengo ganas es de ver cine. Otra vez la espalda vuelve a tirar... ¿otro café? Venga, pero rapidito que a las once hay reunión y antes tengo que acabar el post. ¿El post? No perdón, el informe quería decir. Maldito seas Bartleby.

domingo, octubre 12, 2008

Todas las chinas se llaman Susana (crónicas desde el Reino de Espe)


Allá donde se cruzan los caminos,

donde el mar no se puede concebir,

donde regresa siempre el fugitivo…

pongamos que hablo de Madrid.


Hace tres años vivía en Madrid. Hace tres días he vuelto. Vivo de nuevo en Carabanchel, junto al río y el Calderón; el estadio vive sus últimos meses, pronto será un solar destinado a edificar viviendas y llenar bolsillos. El Atleti se muda a la Peineta, llevándose consigo el mayor motivo de orgullo e identidad colectiva el barrio, corren malos tiempos para la lírica. En cuanto al río, en fin, creo que sigue donde siempre pero no podría asegurarlo: con motivo de las últimas elecciones el alcalde se embarco en la faraónica (y a mi juicio necesaria) obra de soterrar la M-30 (ahora calle 30) con el objetivo de romper una barrera arquitectónica que dividía la ciudad y recuperar el río para sus ciudadanos. Muchos fueron los perjuicios que generó el proyecto, demasiados los problemas que han surgido desde su inauguración; pero lo realmente sangrante es el estado actual de la rivera del río. A ambos lados del Manzanares lejos de la hermosa zona ajardinada y peatonal que prometieron (DVD publicitario para cada hogar madrileño incluido) lo único que encontramos es terrenos abandonados que hacen las veces de aparcamiento pirata, nido de ratas y fugaces magreos. La obra ha elevado la altura de la rivera y desde muchos puntos ni tan siquiera se ve el río, eso sí, oler se huele. Afortunadamente las elecciones son cada cuatro años y seguro que para el próximo mandato la promesa se tornará en realidad, con elecciones anuales las cosas funcionarían mejor, o no.


El viernes por la noche salí a pasear el palmito por la noche madrileña, de la que dicen que nunca se acaba. Primera parada: La Latina, precios por las nubes y bares llenos de oligofrénicos enfundados en sus camisetas de Tommy Hifinger y sus vaqueros viejos de 150 euros, las plazas vacías merced a la ley antibotellón y los estudiantes y tirados poniendo pies en polvorosa. Yo adoraba La Latina. Segunda parada: Malasaña, cuna de la movida madrileña y reducto punky, heavy y demás parias. Aquí la cosa sigue como estaba, precios asumibles (nunca baratos) y marginados llorando pogos y borracheras. Las plazas igualmente huérfanas. Tercera parada: Huertas, y es que uno va cumpliendo años y lo que antes era de puretas hoy es de gente que ha vivido mucho y está de vuelta de todo (el que no se consuela es porque no quiere). Sólo estuve en un bar y ya iba cocido al dente, pero me marché con la sensación de que me voy a dejar caer por ahí de vez en cuando. Pase lo que pase siempre nos quedará Lavapies y la sala El Sol.

Cuando volvíamos a casa con la derrota adherida a la piel como Miñññ a una moneda de 10 céntimos abandonada en el suelo, David expuso con trabada oratoria su teoría altamente contrastada sobre el nombre de las chinas, todas se llaman Susana. Le exigí pruebas así que a cada china que nos encontramos en el camino vendiendo cervezas o arroz con niño muerto le preguntaba su nombre. Cuatro chinas después no había dudas: ninguna china se llama Susana. Al llegar a casa cargábamos con un par de litros de alcohol y una pizarra de bar robada en la que se podía leer Todas las chinas se llaman Susana.