lunes, junio 16, 2008

Monaco & Guilles Villeneuve

Avanza la temporada y por suerte para todos tenemos a tres equipos y a casi cuatro pilotos en la lucha por el título. Kovalainen y Heidfeld (qué pena, Nick) parece que poco a poco se van autodescartando, y los errores del finlandés y las actuaciones demasiado discretas (sobre todo en calificación) del alemán les están separando de la lucha por el título poco a poco.

Por detrás, Williams, Toyota y Red Bull se pelean por el cuarto puesto en constructores y Renault... parece que se han equivocado con Nelsinho, no da la talla. Fernando por su parte, aunque parece haber mejorado notablemente en calificación y planta cara a los seis primeros, en carrera está haciendo algo que no solía hacer: cometer errores. Esto sumado a la poca fiabilidad del coche francés hace difícil que puntúen, ya se pueden espabilar. Sigamos con el repaso de los dos últimos GP's.

Mónaco.- Mónaco, aunque sea imposible ver adelantamientos, siempre es una carrera interesante de ver: mucha pretty people, mucho desgaste de frenos y mucho coche contra las barreras; si además llueve, jackpot!! y así fue.

Tras ganar las cuatro anteriores carreras los Ferrari amenazaban con seguir el ritmo copando la primera línea de parrilla. Segunda línea para McLaren y por detrás ya se mezclaban los equipos. Alonso saliendo séptimo se frotaba las manos con las posibilidades de lluvia. Destacar la buena salida de Massa, que en lugar de cubrir el hueco de Hamilton y su McLaren, decidió tapar a Kimi y su Ferrari, logrando que el inglés se colara entre ambos. Es la segunda vez (tras el GP de Turquía, cuando le dejó pasar impunemente) que el brasileño beneficia a Hamilton en lugar de a su compañero, pero aquí nadie dice nada.

Empezó a llover unos minutos antes de la carrera y se mantuvo hasta unos veinte minutos de la misma, y unos cuantos pilotos bien que lo sufrieron: el inglés fue el primero y cuando, tras la buena salida de Alonso, yo veía claramente el podio del español, va el maizón de él y jode la rueda contra el pretil. Tras volver de boxes Hamilton sólo había perdido una posición, mientras que Alonso quedó séptimo detrás de Heidfeld (perdió tres). Kimi tuvo que entrar a boxes para un go through porque el equipo tardó demasiado en decidir qué neumáticos ponerle en la salida y poco después Alonso, ansioso por remontar, trató de adelantar a Nick en Loewe. El resultado: una caravana del copón y el alerón roto del asturiano; al volver a pista tras cambiarlo ya estaba atrás del todo. Massa cedió la primera posición a Kubica tras pasarse de frenada en Loewe, soberbio. Entonces, paró la lluvia y como no, cambió la carrera.

Con la pista secándose, Hamilton llevaba el mejor ritmo de carrera, y tras los primeros repostajes la cosa se reorganizó: Hamilton-Massa-Kubica. Poco a poco y empezando por Alonso, todos los coches fueron cambiando a ruedas secas, todos menos los Ferrari. La desastrosa decisión del equipo de dejarlos con ruedas mixtas, los fue relegando poco a poco y consiguió que Kimi, con problemas, rondara la posición 10, y que Massa cediera ante Kubica.

Un ostión de Rosberg en la vuelta 61 permitió la reagrupación de los coches. Al volver a correr, Raikkonen cometió un error intentando recuperar posiciones y cuando iba quinto arroyó al cuarto. Nada por lo que sorprenderse, salvo porque era Sutil!!! Un Force India que había salido el 18!!!! Las cámaras enfocaron al pobre chaval llorando, al equipo todo triste y tras la carrera al director del equipo Mike Gascoyne pidiendo la descalificación de Kimi para el siguiente GP; un grande.

Dieron las dos horas y la carrera se terminó sin haber completado el total de vueltas: Hamilton, Kubica, Massa, Webber, Vettel, Barrichello, Nakajima y Kovalainen: primera y segunda posición para los únicos que le echaron huevos a la carrera, así que merecido; nada que protestar.


Canadá.- El GP de Montreal siempre trae su miga. El circuito casi urbano situado en una especia de isla-parque tiene todas las condiciones necesarias para que las carreras sean polémicas: mal asfalto, pista estrecha, pretiles cercanos y, normalmente, malas condiciones metereológicas. Esta vez no defraudó.

La calificación se saldó con una espectacular de Hamilton; justo cuando la sesión llegaba al final y todos se peleaban por la pole con unos márgenes de apenas un par de décimas, el inglés bajó el tiempo en siete décimas con respecto al segundo, dejando a todos con la boca abierta. Alonso dio la talla y calificó en un optimista cuarto lugar tan solo precedido por el inglés, Kubica y Raikkonen.

La carrera comenzó tranquila con Lewis dominando, escapándose de Robert y de Kimi, hasta que el safety car apareció... un Force India que no pudo ser sacado por la grua lo causó. Sorprendentemente, al abrir el Pit-lane los cinco primeros (Lewis, Robert, Kimi, Nico y Fernando) entraron a la vez. Posteriormente Fernando diría que él no vio nada clara esta entrada, y que llegó a pedir a su equipo por radio dos veces que le dejaran seguir en pista. Resultado: Kimi y Robert adelantan al inglés porque cargan muy poca gasolina, pero no pueden salir: semáforo rojo. Por detrás, Lewis no acierta con los pedales, querría coger la aspiración bien, o no perder el rebufo, o atraversarlos cual casper, pero el caso es que se estampa contra el ferrari lamentablemente. Cuando la sonrisa se empieza a dibujar en mi cara... ¡POM!... Nico se une a la fiesta. Salen a pista entonces Kubica, Alonso, Nelsinho, Kovalainen, Massa y Rosberg. Los dos últimos tendrán que volver a entrar, el primero porque no le metieron gasolina y el segundo por romper el alerón contra el McLaren.

Estos coches que en teoría luchaban por el liderato, se ven de pronto en el pelotón medio del resto de coches, y aunque su estrategia de boxes les va a hacer parar una vez menos con lo que suponemos que se los van a quitar a todos de encima, el caso es que se ven totalmente estancados. Nick Heifeld que iba a una sola parada y marcha muy cargado, hace un tapón genial a Kubica y a Alonso cuando parece que poco a poco el resto se va descolgando. El polaco adelanta fácilmente al alemán y comienza una carrera contrarreloj para conseguir sacar tiempo suficiente como para entrar por segunda vez y aun y así hacerlo delante del alemán. Mientras tanto, los coches que habían quedado por delante van retrasándose a medida que hacen sus correspondientes paradas y se hunden en sus posiciones naturales de carrera. El único que no lo ve claro es el español, incapaz de adelantar al BMW de Heidfeld hasta que al final, desesperado, comete un error, derrapa y choca contra el muro.

Kubica entra en su segundo repostaje y consigue salir por delante de Nick, doblete en ciernes y por detrás una lucha atípica por el podio: Coulthard, los Honda y los Toyota tienen oportunidades serias mientras Massa trata de remontar posiciones tras haberse visto relegado por la pifia en boxes de sus mecánicos, y a punto queda de conseguir el podio.

Finalmente a los BMW les acompaña Coulthard (que no había puntuado esta temporada), y por detrás entran los Toyota, Massa, Barrichello y Vettel. Resulta que el GP de Canadá acabó siendo una recompensa a esos pilotos que aunque están siendo muy regulares, sus resultados no brillan todo lo que debieran. Para Kubica el brillo ha sido más especial aún: Siete carreras y es líder del mundial.

4 comentarios:

Morvader dijo...

La verdad es que este año apenas estoy siguiendo la F1 y tus post me ponen al día de todo, jeje.

A ver si tú puedes contestarme a esta pregunta: cuándo Hamilton ha ganado alguna carrera o ha sido poleman este año, a quién, según los comentarias y prensa española, está copiando los reglajes, a Heiki?¿?¿?.

Iluminanos Pablo.... iluminanos!!!

srcocodrilo dijo...

jajajaja.... ahí ahí.

Hombre, sí que es verdad que se ha notado un bajón de McLaren con respecto al año pasado, cuando a pesar de perder el mundial fueron claros dominadores durante toda la temporada.

Ahora, de ahí a decir que eso fue gracias a Alonso... yo tan fino no puedo hilar (podemos razonar inversamente si analizamos a Renault, claramente cuartos en 2007 y pasándolas putas en 2008)

Todavía desconozco la influencia que tienen los pilotos en el desarrollo de un coche, o en su reglaje. Las cosas no son como antes, y con toda la telemetría que tienen, parece que reglar un coche sea más un ejercicio puramente técnico y matemático que una "inspiración" del piloto.

¿Conclusión?

Ninguna novedad: los comentaristas de tele5 son unos bocachanclas.
Especialmente el gordo.

petite mara dijo...

oyesss, qué pasa, habéis despedido al resto de bloggers? no eran tan malos, joé... cómo eres, Pablo...

srcocodrilo dijo...

ya ves... uno se queda así de solo sin darse cuenta...