miércoles, octubre 07, 2009

The fall and rise of Lewis Carl

Vaya carreras que se pega el inglés. Pole por aquí, pole por allá, ahora me salgo en la última vuelta, ahora hago la vuelta rápida, ahora gano y ahora no. Toda una exhibición de falta de regularidad, y una manifiesta declaración de que si hubiese tenido un poco más de cabeza, su segundo mundial le habría estado esperando.

GP Italia
Debutó Fisichella con Ferrari y demostró que se equivocó. Mientras el calificó 14, cual Force India, su excompañero Sutil salió en P2. Amazing. El sueño de que los Force India podían estar arriba duró otra carrera.

Lewis Carl hizo pole, Kimi salvó los muebles rossos quedando tercero, y Barrichello y Button, con P5 y P6 pero cargados de combustible, amenazaban como favoritos, sobretodo cuando los Red Bull salían 9 y 10.

Los Brawn consiguieron el cuarto doblete de la temporada, y Rubens su segunda victoria. Una parada y un ritmo de carrera soberbio les permitieron adelantar a Lewis Carl, Kimi y Sutil.
Entonces, ¿el inglés quedó tercero? Casi. En la última vuelta, pisó un piano y nos brindó uno de los finales de carrera más plásticos que recuerdo: doble carpado, mortal hacia delante, y el culo contra el muro. Conclusión: llenó la pista de trozos de carrocería y dijo adiós al podio a seis curvas del final. Kimi le sustituyó, y cuarto quedó un fenomenal Adrian Sutil.

Alonso, Kovalainen, Heidfeld y Vettel se repartieron las migas del día que Brawn sentenció el mundial. O no.


GP Singapur

Lewis Carl y Vettel coparon la primera línea, mientras que Barrichello salía quinto y Button, cual campeón, doce.

La carrera de Lewis Carl fue imponente, primero de principio a fin. Vettel por su parte, vivió una de esas carreras en las pocas cosas le van bien. Empezó cediendo la segunda plaza con Rosberg en la salida, y más adelante una penalización por pasarse el límite de velocidad en el pitlane terminó por arruinarle la carrera.

Glock y Alonso realizaron una carrera con estrategias similares, y su segunda parada, muy tardía, les permitió a ambos asegurarse una plaza en el cajón. El orden de sus posiciones se decidió en la primera vuelta, al perder tracción Alonso al subirse al piano por intentar adelantar a Webber, y adelantarse el alemán. El resto del tiempo rodaron parejos.

Button se volvió a merendar a Barrichello en pista, y tras calificar penosamente logró remontar, merced a su buena estrategia, hasta la quinta posición, viendo al brasileño por el retrovisor en las últimas vueltas, pero sin que nadie se creyera que peligrara su posición. Webber dijo adiós al mundial al salirse de pista por el reventón de su freno delantero derecho.
La única nota que quedó sin descifrar de la carrera, fue el hecho de que Rosberg tardara más de 3 vueltas en cumplir una sanción. Me explico. Cruzó la línea del pitlane a la salida de boxes, y antes un piloto disponía de 3 vueltas para cumplir cualquier sanción. El alemán tardó casi seis, con lo en que la reanudación de la carrera (bajo safety car) Vettel no pudo acercarse a Lewis Carl y tratar de adelantarle, dado que el Williams estaba aún en medio. Me pregunto qué ganó Rosberg con postergar la inevitable parada.


GP Japón

La calificación del sábado fue una auténtica bacanal de accidentes, salidas de pista y sanciones y aunque yo no la viera, recuerdo con memoria fo-to-grá-fi-ca las tres banderas rojas que sacaron, gracias a la inestimable ayuda de Lobato, alias “yo no me repito nunca”.

Total, que el domingo me encontré con Vettel y Trulli delante, Lewis Carl, Kimi y Rubens bien posicionados, y Button de nuevo perdido en la mitad del pelotón. Amenazó De la Rosa diciendo que el único punto de la carrera donde Vettel podía pasar apuros era la salida, y así fue. El KERS empujó al McLaren núm.1 hasta emparejarse con el alemán, pero el Red Bull llevaba el lado bueno de la curva y aguantó. Nunca más lo vieron, pues hizo una carrera impecable de principio a fin y en ningún momento cedió el primer puesto (a los reportajes me refiero).
Trulli recuperó la segunda plaza que había perdido en favor de Lewis Carl en la salida al salir del segundo reportaje, y merced a ello consiguió podio consecutivo de una Toyota que vuelve a lucirse.

Fuera del podio Kimi volvió a puntuar, entrando cuarto y olvidando por lo tanto el penoso resultado de Singapur. Los Brawn, por su parte, nos regalaron otra lección de aburrimiento y efectividad. Button arañó un punto gracias a la inoperancia de Kovalainen, que se enganchó con Sutil al verse adelantado por el Force India y permitió que el inglés los superara a ambos. Y Barrichello, pues eso, hizo de Barrichello. El ingeniero le pedía por radio que conservara su plaza y que no adelantara, no fuera a ser que le diera emoción al mundial, y al final el brasileño hizo caso y terminó séptimo, recuperando un mísero punto a su compañero, a pesar de haber tenido ritmo para finalizar quinto without a problem.

Total, que a falta de dos carreras, Button aventaja en 14 puntos a su incapaz compañero, y en 16 al impotente rival. Cualquiera diría que todo está hecho pero esperemos, por el bien del mundial, que los Brawn sigan flaqueando y que Vettel nos ofrezca dos exhibiciones más, justo lo que lleva haciendo todo el campeonato.





En la VBRL las cosas no han podido estar más emocionantes. En Italia ganó su primer GP el Grao Motorsport, en Singapur fue el Puzolana el que se hizo con la victoria y el mando en la general, y en Japón venció por segunda vez el Alambique.

De todas formas, el pinchazo del CaesarHec parece haber aclarado el destino de los equipos, y sé de buena tinta que en las oficinas de la sede central del Morosport están enfriando champán desde ya.

Penélope y su Corsita se han aupado hasta la segunda plaza, y el Niki Lauda no ceja en su empeño de lograr un podium en la primera edición de la VBRL. Parece que la emoción va a durar hasta el último día, y hay cinco equipos que siguen luchando por las posiciones de podio, ¡suerte!

4 comentarios:

Morvader dijo...

No seáis sosos y dadle un poco de vida a esto, aunque solo sea por el esfuerzo que hace Mr. SrCocodrilo.

Yo desde mi posición de lider indiscutible sólo puedo agarrarme al recurso fácil de humillar a CaesarHec y Bert alternativamente, todo sea por el bien de la VBRL.

Personalmente tengo que decir que nunca había estado tan contento de ver el careto del padre de Hamilton por la tele, señal inequívoca de que mi piloto estrella está volando o tal vez que el cámara quiera sacar a la novia y no se le ocurra mejor manera de disimular.

CaesarHec dijo...

Moro eres el tio más ventajista que existe.....

Yo valoro el trabajo del señor Cocodrilo y la VB Racing League me parece la mejor idea que de este blog. Ahora, este campeonato apesta más que las decisiones de la FIA en 2007 para beneficiar a Hamilton o que el GP de Austria 2002 (http://www.f1aldia.com/262/esto-son-ordenes-de-equipo-gp-austria-2002.html)

Moro, todo el mundo sabe que yo te regalé el mundial. Y sí, lo hice por "darle un poco de vida a est, auqnue sólo sea por el esfuerzo que hace Mr. SrCocodrilo". Así que no te hagas el interesante, patético, que eres un patético........

uosdwiS .r jewoH dijo...

Yo ya dije desde el primer momento que no reconocería a ningún ganador de esta competición. Ignoro a Hec por alterar la máxima de esta competición: "Lo importante no es ganar, sino hacer que el otro pierda", y para mí Moro sencillamente no existe. Yo en tu situación pediría permiso para hablar, te escondes como las ratas cuando pierdes, y sacas pecho cuando alguien se deja para que ganes. Tu sigue viviendo del cuento...

CaesarHec dijo...

Bertín, espero mucho más de ti....
Cualquiera diría que sólo tienes fuerzas para el dietario.