viernes, junio 04, 2010

Me he perdido

Han pasado seis años, 121 episodios bajados y muchas horas delante de la pantalla del ordenador. Han aprovechado al máximo las posibilidades de Internet, generando un fenómeno fan como hasta ahora no había ocurrido con ningún otro evento. En estos seis años hemos visto como las series de televisión, esta juntog a muchas otras, han ido desplazando a las películas de Hollywood, convirtiéndose en el producto número uno de la industria del entretenimiento americana. Los mejores guionistas, los mayores presupuestos, la cuna de nuevos actores y el lugar al que han vuelto muchos de los consagrados. Blogs y blogs sobre el tema, su propio wiki y todo el merchandising imaginable. ¿Y al final qué sabor queda? Pues como casi siempre, un tanto agridulce.

Nosotros empezamos a ver Perdidos con la tercera temporada ya terminada; nos vimos la primera que mi cuñado se había comprado en DVD en un par de semanas de verano, y ya nos enganchamos. Venga a descargar capítulos y venga a devorarlos al principio, y a consumirlos por inercia después. Había oído hablar de la serie por primera vez en Grenoble, ya que muchos de los erasmus estaban locos por ella, y se dedicaban a debatir durante horas sobre qué coño ocurría allí, en la isla dichosa. Por un lado me parecía absurdo que alguien se pudiera enganchar tanto a una serie de TV, y por otro intuía que si la veía me iba a ocurrir lo mismo, puesto que tenía ese estilo de ciencia ficción que tanto me entretiene. Acerté.

***SPOILERS***

En la primera temporada nos presentaron a los supervivientes de un avión que se estrella en una isla. Nadie viene a buscarlos y no saben dónde están, así que no les queda más remedio que acostumbrarse a convivir allí por una temporada. El gancho viene porque en la isla ocurren cosas misteriosas: se escuchan voces, salen osos polares corriendo de la nada y parece haber otros habitantes con oscuras intenciones. Además, continuos flashbacks nos descubren las vidas pasadas de los protagonistas, también oscuras y con secretos ocultos. Acaba la temporada con el descubrimiento de una escotilla, una entrada a un búnker o algo parecido, lo que para mí fue el mejor momento de la serie.


En la segunda temporada se intensifican los enfrentamientos con los otros habitantes de la isla, originalmente llamados los otros, y empezamos a saber de una organización llamada Iniciativa Dharma, la cual habitó la isla durante un tiempo indeterminado y con unos propósitos desconocidos. Parece ser que la isla tiene un campo magnético extraño, algo así como el triángulo de las Bermudas pero para mal. Continúan los flashbacks.

En la tercera, estalla la guerra entre los otros y los supervivientes, hasta que finalmente los supervivientes ganan, matan a casi todos (recurso que no me gusta de la serie, el de matar a todo personaje que sobre), y esperan a que un barco recién llegado los rescate.

En la cuarta, toca pelearse con los malvados que venían en el barco, que por supuesto eran malos pero de todas formas ignoramos sus intenciones. Acaban muriendo igualmente. Empezamos a intuir que algunos van a salir de la isla, gracias a unos flashforwards que nos describen su futura vida fuera de esta.

En la quinta temporada, los seis supervivientes que consiguen escapar de la isla intentan volver a la ella, sin saber muy bien por qué, mientras que los que se quedaron, se dedican a pegar saltos en el tiempo pero siempre sin salir de la isla; nos explican que sus saltos son como los de la aguja sobre un disco rayado… o algo por el estilo. Al final se reúnen todos otra vez en la isla y su nuevo objetivo es reventar una cabeza nuclear en el corazón de la isla, para ahorrarse lo de seguir saltando en el tiempo.

Ya en la última temporada, una vez que todos sobreviven al estallido de la bomba nuclear (salvo una que queda atrapada en unos hierros, pero por la bomba no hay problema), empezamos a ver unos flash-sideways, que nos cuentan una realidad paralela en la que el avión nunca se estrelló y por lo tanto sus vidas fueron muy distintas. En la isla se enfrentan a un espíritu sobrehumano, que habita el cuerpo de uno de sus compañeros muerto, y lo tienen que matar antes de que se escape de la isla. Obviamente, al final el malo muere.

Se remata la historia concluyendo que esta última vida paralela, estos flash-sideways, es algo así como el purgatorio, lugar en el que se reúnen todos una vez han muerto en la vida real, y se esperan los unos a los otros para subir al cielo todos juntos. De la mano oiga.

En el camino se han dejado a un par de docenas de personajes que en su momento parecían cruciales y simplemente murieron o desparecieron sin dar mayor explicación, además de la Iniciativa Dharma, que nos dejó de preocupar en algún momento de la quinta temporada, el origen de los primerizos habitantes de la isla incluidos un tal Jacob y su hermano (el malo de la última temporada), dos tipos con propiedades sobrehumanas, que hacen las veces de dioses griegos jugando con el devenir de los simples mortales para pasar el rato.

***Fin de los SPOILERS***

¿Y realmente importa que tantas tramas argumentales hayan quedado sin resolver? Pues sí, puesto que el gancho de la serie es precisamente ese, desvelar misterios y resolverlos. Al dejar de lado muchos de ellos, la obra queda simplemente inconclusa.

Al final Perdidos ha caído víctima de su propio formato. De no haber sido una serie de televisión, podría haber sido una trilogía de cine, una serie de novelas o una buena saga de cómics, no hubiese tenido que dejar todo para el último capítulo, y pudiese haber ido desvelando secretos de forma progresiva. Pero estaba destinada a ser una serie de televisión, y la FOX apostó fuerte por ella desde el principio (el episodio piloto fue la hora más cara de la historia de la televisión hasta su emisión). El principal problema es que capítulo a capítulo se consigue mantener al espectador en vilo, pero vista desde la distancia la trama es inconstante. Se nota que han sobreexplotado ese recurso de suspender la acción en el momento cumbre, pero tantas puertas abiertas sin ver que había al otro lado, tantas conversaciones terminadas con un “no te lo puedo contar”, nos han llevado al final de la serie y el espectador todavía se pregunta dónde coño está.


Por último, desde el principio tanto los personajes como los guiones se han dividido entre místicos y científicos. Algunos personajes creían que estaban ahí por la gracia de dios, y otros simplemente trataban de buscar comida y construir un bote para escapar. De la misma forma, en algunos capítulos se habla del destino y de criaturas con propiedades divinas, mientras que en otros descubrimos oscuros laboratorios abandonados. Finalmente se decantaron por lo fácil, lo que no necesita explicación, y el final nos obliga a realizar uno de esos autos de fe que nos dejan tan mal sabor de boca. Y si a mí no me gustan en la realidad, imaginaros qué pienso de ellos en la ficción.

4 comentarios:

CaesarHec dijo...

he visto que el post es sobre lost y he pasado de leer una sola palabra.....

he empezado un marathon hace tres semanas (y no por ello salgo con los brazos levantados en un periódico franchute...), ya estoy en la quinta temporada. He logrado esquivar a todos los listillos que han visto más que yo y que se empeñan en compartir su conocimiento (caí en la trampa de la info de cuatro, malditos sean)y no pienso dejar que un post del VB me joda......

Muestrame una declaración jurada ante notario de que el post no aporta ninguna información sobre la trama y lo leeré.

Estoy enganchado, lo reconozco, pero al mismo tiempo estoy decepcionado. Los guionistas, o son una panda de retrasados, o de sinvergüenzas, probablemente una mezcla de los dos.

Si no quisieran explimir el tetu hasta que no quede gota, podrían haber hecho una verdadera joya.Claro que eso implicaba menos capítulos, menos bolos, menos mercadotecnia, menos ingresos....

srcocodrilo dijo...

Jajaja.

Tras leer tu comentario, deduzco que es mejor que no leas el post. Pero no porque te vaya a desvelar nada (que sí desvelo, por eso puse SPOILERS en cursiva y con asteriscos), sino porque nuestras opiniones son más que parecidas.

Termínate la serie y ya me contarás...

uosdwiS .r jewoH dijo...

Los que no hayan llegado al capítulo 6x09 que no abra este enlace:

http://manueldelgadoruiz.blogspot.com/2010/05/lost-y-los-mundos-intermedios-dante.html

Yo la he disfrutado capítulo a capítulo. Me cuesta decir lo mismo al valorar la serie al completo.

srcocodrilo dijo...

Gracias por el enlace Berto, aunque vaya diferencia entre unos posts y otros.

El mío queda a la altura de comentario bananero al lado del enlazado.

De todas formas, tengo que decir en mi defensa que ya había escuchado la íntima relación que tenía con algunos pasajes de la Divina Comedia.

Claro que también tengo que decir en mi contra que ese libro lo tengo en la estantería, pendiente de leer, desde hace años...

Poco a poco.