viernes, enero 21, 2011

¿Es que no hay nadie ocurrente a favor de fumar?

Este post llega tarde, lo sé; casi tres semanas después de que haya entrado en vigor la ley que prohíbe fumar en lugares públicos y unos diez días después de que otra conversación (probablemente Cristiano Ronaldo o Messi de nuevo) se haya puesto más de moda. Me temo pues, que no podréis usar este comentario en vuestro próximo café en la oficina pero aún así gasto aquí mi turno.

El caso es que uno es bastante aficionado a los debates, y se siente defraudado cuando se encuentra frente a posiciones fácilmente rebatibles, o que simplemente se caen por sí solas, y esta nueva ley ha marcado un nuevo hito para mí (aunque quizás se deba a que simplemente es una ley justa y beneficiosa). La ausencia de un debate interesante, me ha llevado incluso a plantearme el pasarme al otro lado, volverme un fumador empedernido en quince días y empezar a criticar a esta ley que tampoco puede estar tan bien montada que nadie la pueda atacar. ¡Yo sí que puedo! ¡Esa ley es una mierda! ¡Han hecho la puñeta a los restaurantes que habían hecho reformas para crear espacios de fumadores y no fumadores! Ah sí, lo olvidaba. Os presento a Arturo, prototipo del español fumador y protestón, colectivos unidos en estos inicios de año. Él nos servirá como portavoz de este colectivo tan menospreciado estos días y pondré en su boca las opiniones que he escuchado por ahí.

Nota del Autor: Todas las opiniones aquí puestas en cursiva no son de mi invención. Qué más quisiera yo.

Y es que Arturo y sus correligionarios lo tienen complicado para oponerse a esta ley de forma verosímil, ya que para eso tendrían que pasarse por alto tres argumentos sólidos a favor de la ley, bastante firmes y difíciles de rebatir. ¿A que yo sí que puedo? Tranqui Arturo y atento, que te los opongo en orden inverso de importancia, pa que flipes de menos a más:

- Argumento económico: el tabaco cuesta caro a la Seguridad Social, por lo que interesa que la gente fume menos. Pero entonces, si la gente fuma menos no se recaudarán los impuestos del tabaco. Muy bien Arturo, pero ten en cuenta que la Seguridad Social recibe a enfermos de cáncer de pulmón que han sido fumadores pasivos (un 30% de los enfermos por tabaquismo, de hecho), y esos no pagan impuestos por el tabaco que no compran pero sí respiran. Nos sale caro el tema.

- Argumento acerca de la salud: El artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos dice que “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar…” Fumar en espacios públicos cerrados ataca esta libertad de los fumadores pasivos. Es más, se limpia el culete con ella.

- Argumento acerca de los derechos individuales: ¡Eso! ¡Libertad! ¿Qué hay del derecho de los fumadores a fumar si queremos? ¡Nos quitan nuestra libertad! Estupendo Arturito, pero respóndeme a otra pregunta: ¿Has respetado tú acaso, desde los catorce tiernos añitos a los que empezaste a fumar para hacerte el guay en el instituto, la libertad de tu vecino de no fumar? Y no hablo de un olor molesto, vuelvo a hablar de salud. Y la respuesta es que no. No la has respetado en tu vida y nunca te has preocupado por ella. Y es que todos conocemos la frase de “tu libertad termina donde empieza la del vecino” pero pocos la ponemos en práctica.

Y ahora te dejo, Arturo. Ataca.



Si prohíben fumar, ¿por qué no prohíben la comida basura? La gente también muere de enfermedades coronarias y también cuesta dinero a la SS… La diferencia, querido amigo, es que si yo como siete big mac seguidos, tú no tienes por qué enterarte. Bueno pues sigo… si prohíben fumar, ¿qué ocurre con los humos de las fábricas? También contaminan y eso también está mal y además dañan la capa de ozono. Me parece genial que al colectivo de fumadores-protestones se hayan sumergido en una profunda conciencia ecologista, pero no cuela. Para empezar, hay una legislación muy restrictiva en cuanto a las emisiones de las empresas, estando todo parametrizado y estipulado por la legislación (me refiero a las emisiones que cada tipo de empresa puede hacer de cada gas) y además hemos suscrito el protocolo de Kyoto -ese que muere cada poco y cada menos anuncian un nuevo acuerdo que lo va a sustituir- y si España como conjunto no cumple con el cupo de emisiones, pues tenemos que pagar multa o comprar derechos de emisión de países que no hayan cubierto su cupo; bonita forma de compensar económicamente a aquellos que hacen los deberes ecológicos.

Pero todo esto es aburrido, Arturito, y es que ¿desde cuándo se legisla por comparación? Es uno de los recursos más empleados estos días, a la gente le encanta defender el tabaco simplemente porque hay otras cosas que no estén legisladas, pero eso no es un argumento válido; ni siquiera es un argumento. Que haya cosas que no marchen bien o haya que arreglar o mejorar, no tiene nada que ver con que se actúe sobre otras. (Y va un ejemplo, Arturo: que se te haya fundido la luz del baño, no es excusa para no arreglar el grifo que gotea en la cocina).

Pues sigo. Es que en este país se legisla demasiado. Con Franco no había tantas leyes (escuchado en la radio, prometo que es un comentario real). En fin Arturo, vete al campo a darte un paseo. Espera… Y si… Y si prohíben fumar, ¿qué ocurre con Telecinco? (atribuible a una amiga nuestra). Caramba Arturo, después de 950 palabras según el Word, va y me sueltas un argumento contra el que no puedo estar en contra. Ahí sí que no puedo no estar de acuerdo. Por qué no han declarado ilegal Telecinco es algo que yo tampoco alcanzo a entender. Bien por ti. Pues ahora cojo carrerilla… Si es que en este país no hacen más que prohibir, y a mí no me gustan las prohibiciones. Este ZP lo quiere controlar todo, y esto ya ni es democracia ni es nada. Ahora en el senado les da por hablar en varios idiomas, ¿qué te parece? Como si fuéramos la puta ONU. Este país es de locos. Mucha tortilla y mucha cerveza pero pocas ganas de trabajar veo yo. Joder, si es que cuando salimos de España nos avergonzamos y ni nos atrevemos a decir que somos españoles; y no me extraña. ¿Sabéis lo que te digo? Pues que me voy a ir a Marruecos. Sí, me voy a bajar al moro. Ahí sí que se vive bien, allí la gente no tiene problemas como aquí. Joder, si es que allí no prohíben nada.

Y así juntos, uno con su bloc de notas apuntando todo lo que se dice, y el otro escupiendo incongruencias por la boca, se les pasa a los dos la tarde volando, y les llega la noche, y siguen hablando, y pasan de pedir cervezas a pedir copas, y luego se van de bares a ver si ven a alguna tipa que esté de buen ver, aunque no les quedará más remedio que volverse a casa de vacío, como cada sábado, y hasta la semana que viene que nos volvamos a ver… taluego tío.

7 comentarios:

uosdwiS .r jewoH dijo...

Por un momento pensé que ibas a hacer un post en plan 21 días de fumador rebotado. Yo que fumo moderadamente estoy a favor de esta ley, por una cuestión colectiva de civismo y otra particular de beneficio personal. Dentro de unos años nos parecerá increíble que se pudiese fumar en lugares cerrados. A pesar ello, en parte soy crítico con la ley, pero de entre los argumentos creados en contra hay que distinguir el pelo de la lana. Recuerdo que este es un país en el que las desaladoras son de izquierdas y los trasvases de derechas, y en él todavía quedan muchos de esos de gafas oscuras, puro y copa de coñac que entienden la libertad como el derecho de hacer lo que a ellos les salga de los cojones como hicieron hasta que les empezaron a joder. Luego hay otros tantos que vislumbran un mundo de fantasía en el que una mano invisible lo rige todo mejor que la tuya propia, incluso que tu mano izquierda. A las opiniones que vengan de esa gente las aderezas con el descontento del que ahora está limitado para echar el cigarro y con el profundo malestar con el gobierno por la situación actual. Luego cada cual le pone una miaja de su borriquismo a lo que oye para argumentarlo mejor, y ahí tienes todos los disparates que tú has escrito en cursiva y que se resumen en: nada de lo que haga este gobierno me parecerá bien porque soy de los otros, o, yo estaba mejor cuando se podía fumar donde me diese la gana.
En mi caso, tengo una posición encontrada. Mi síndrome de abstinencia siente coartada su libertad, y mi cabeza, con el mono de no poder fumar, aún entendiendo las consabidas razones por las que esta ley es buena, me dice que los miembros de este gobierno, como en los anteriores y los posteriores son los que mejor han mamado pollas dentro de una institución inamovible del sistema como lo es un gran partido político con apenas rasgos ideológicos y cuya función es la de servir de instrumento para llegar al poder y en el que todos los actos tienen una motivación distinta de la que nos quieren vender. Pero entonces salgo del bar, me fumo un cigarro y este país ya no me parece un lugar tan malo…

uosdwiS .r jewoH dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Morvader dijo...

Yo en mi oficina decidí no volver a sacar el tema desde que Arturo dijo: "Bueno, es que eso de que produzca cáncer a los fumadores pasivos no está demostrado, hay estudios que dicen que el daño que se produce es insignificante".
Haastaaa luueeegoooooo.

Prefiero no pensar en qué me hubiera contestado si le pregunto por el calentamiento global

Marya J. dijo...

¡Buenas!
He estado buscando blogs interesantes y el tuyo me ha llamado la atención.
Soy Marya,
mi blog se centra en las letras.
Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

échale un vistazo a mi blog,
y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
http://librosy3.blogspot.com

srcocodrilo dijo...

1) Estoy viendo Comando Actualidad en La 1, y un tal Arturo acaba de decir que "si el tabaco es malo, que lo prohíban."

He sonreído, y he cambiado de canal.

2) Marya J: seguramente no leerás esto en tu vida, pero tu comentario spam deja mucho que desear. Arrancas diciendo que "Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran..." ¿banalidades? Uno, no sabes expresarte.

Añades que "si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas..." Dos, eres una ilusa.

Y terminas con el "si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura..." ¿Dos publicaciones? ¿Tus cambios hasta la locura?

En fin, yo aspiraba a mejor spam.

Marya J dijo...

Fe de erratas: donde pone "banalidades" quería decir "bananalidades" y me refería a que me gusta hacer cosas con bananas bien gordotas, que me llevan sin tabúes hasta la locura.

uosdwiS .r jewoH dijo...

A esa Marya J le va la marcha, tendrá algo que ver con el degenerado borracho de Berto J?