miércoles, diciembre 12, 2007

Rosana

Ahora en el trabajo hemos puesto una radio. Al jefe no le ha hecho mucha ilusión pero tampoco se ha opuesto, así que todos a escuchar la radio 8 horas al día. Al principio cada uno intentó imponer su criterio. Yo mismo aporté mi granito de arena, y les hice escucharse una mañana el siglo 21 enterito, contestador y todo. Al otro le apetece escuchar radio Olé, algo así como la cadena Dial del Sur (entiéndase cadena Dial con el mayor tono peyorativo posible), así que como no nos poníamos de acuerdo llegamos a un pacto tácito de poner siempre una emisora neutral.

Kiss Fm.

A día de hoy, mis uñas están marcadas por todas las paredes de la garita, y estoy pensando comprarme una pizarra, a ver si consigo reventarme el tímpano de una vez y a descansar. Sólo pensar que el doctor Alergia padeció algo similar hace algún tiempo me consuela un poco.

De todas formas y mirándolo por el lado bueno, las canciones de Kiss Fm se hacen tan homogéneas al quinto día, que uno tiene la impresión de estar escuchando SIEMPRE el sultans of swing de Dire Straits, con lo que acaba pareciendo algo así como una oración musulmana, un ruido de fondo que te resulta incomprensible por completo, pero que está en todas partes.

Pero (siempre hay un pero) hay una canción que se escapa de esta tonalidad neutral. Hay una voz que rechina por encima de las demás y cada vez que la escucho hace que me detenga, reflexione, recapacite sobre lo que estoy escuchando, y si acaso mire la hora para calcular cuánto me queda para acabar la jornada. Si no fuera a hablaros de Rosana, el título del post estaría despistado, así que podéis parar de leer aquí si queréis, porque voy a hablar de ella, Rosana.

Rosana es un personaje inquietante, una de esas criaturas que parieron las radio fórmulas (juraría que la culpable fue Cadena 100, y más aún Abellán) en los noventa. Que si era canaria, que si era muy maja, que si sabía tocar la guitarra, que si era un canto de alegría... el caso es que su primer disco, el Lunas Rotas, nos lo metieron hasta en la sopa.

La primera vez que escuché una canción de ella (14 años), recuerdo que la canción tenía un ritmillo alegre y como que te ponía de buen humor. Mira qué maja la Rosana ésta, mira que ritmillo tiene... La segunda vez la reconoces (eh mira, la canaria esa! Mira que maja!) y se la enseñas a tu padre y a tu madre en el coche (ya se va metiendo en la familia, y poco después en la sociedad). Luego llega la tercera y ya te empieza a dejar indiferente. Al fin y al cabo, tampoco hay que reirse tanto, No hay chiste ni nada... y lo dejas correr.


Obviamente y gracias a las emisoras, a los programas de Jose Luis Moreno y a los especiales de Navidad, llega la cuarta vez que te topas con este elemento, y ya te empieza a irritar lo suyo... te planteas seriamente de qué se ríe esta tipa y cambias la emisora antes de que llegue a la segunda estrofa. Iluso tú, pensando que vas a escapar de esta marea, ya es demasiado tarde. Probablemente a alguna prima tuya le hayan regalado el segundo disco, un tal Luna Nueva (¡Este si que es bueno!, exclaman) por su cumpleaños y te atormente durante una larga hora de coche de Calahorra a Logroño para ir al cine. Nunca la carretera tuvo tantas curvas. Bajas la ventanilla y sacas la cabeza todo lo posible, seguro que el aire al pasar por los oídos y a la velocidad que vas te impide escuchar su canto alegre. Pero no. Te hundes en el asiento de atrás, y los altavoces te escoltan, uno al lado de cada oreja, y es en ese momento, entre sonrisa y sonrisa, cuando te tienes que plantear si Rosana no es consciente del mundo en qué vive. Si no es consciente de que hay guerras, de que palestinos e israelíes no se van a llevar bien nunca, de que hay droga y prostitución, de que hay músicos malos que no nos dejan viajar en coche tranquilos... ¿por qué no se da cuenta de que no hay que reirse todo el tiempo? ¿Su pareja no le ha sido nunca infiel? ¿Nunca ha discutido con sus amigos?

Ya está, ya pasó, el coche está aparcado y puedes salir. Quedan cinco minutos para que empiece el cine, te apetece ver la película y mientras subes por las escaleras mecánicas del centro comercial fantaseas con la cara del malo. De fondo, como disimulada, una canción surge entre el murmullo general gracias a los altavoces que hay en cada esquina... no hay salida, hoy te toca sonreir:

Tu sonríe y veras,
como todo lo que hay en tus ojos parece que brilla.
Que la vida es legal,
y al final lo que da si lo coges son más de tres días.
A poquito,
que sonrias se contagia la mía.
Y los ratos oscuros se harán de colores,
mientras sobre alegría no falten canciones.

Sonríe, Sonríe, Sonríe
Sí, Sonríe, Sonríe, Sonríe, eh, eh, eh....

Tu verás,
si prefieres llorar de tristeza o llorar de alegría.
Se me antoja pensar,
que llorar de tristeza no es malo si encuentras salida.
Y a poquito,
que sonrias llegará la alegría.
Sí, de los ratos peores germinan los buenos,
sonreir no se compra no vale dinero.

Sonríe, Sonríe, Sonríe
Sí, Sonríe, Sonríe, Sonríe, eh, eh, eh....
Sonríe, Sonríe, Sonríe
Sí, Sonríe, Sonríe, Sonríe, eh, eh, eh....

Coro........

Tu sonríe y verás,
que terminas feliz como acaban felices los cuentos.
A poquito,
que sonrias se descorchan los días.
Sonreir es tan fresco como un aguacero,
un diluvio de risas cayendo del cielo.

Sonríe, Sonríe, Sonríe
Sí, Sonríe, Sonríe, Sonríe, eh, eh, eh....
Sonríe, Sonríe, Sonríe
Sí, Sonríe, Sonríe, Sonríe, eh, eh, eh....

Tu verás.....


Pero seré bueno. No dejaré enlaces a ninguna de sus canciones, no os sugeriré páginas para que os leáis sus letras, ni videos donde la podáis ver corriendo por la playa con su guitarra; solo un par de fotos más, para que me ayudéis a distinguir entre ella y Tomatito...

9 comentarios:

Álvaro dijo...

A mi lo que me molaba es que cuando salió este engendro de señora nos lo intentaron colar como el "regreso de los cantautores". Sí, sí, Ismael Serrano cantaba aquello de "no quiero matar a mi padre, quiero pasar diréctamente a convertirme en él y acostarme con mi madre" (parafraseando, el mensaje venía a ser eso) y también había un friki por ahí que compartía nombre con un compañero nuestro de Bioloxía de Cangas del Narcea. Nunca un invento de las radiofórmulas fue tan evidente y tan tonto, seguro que hasta los implicados se estuvieron haciendo cruces años después...
Lo único bueno que salió de aquello: los Planetas, grupo cínico por excelencia, hicieron aquella canción con tan mala baba, Vuelve la canción protesta:
"Políticos
y banqueros tiemblan
Vuelve la canción protesta"
Un día iba cantándola por la casa y mi padre me dijo "A ver si es verdad, algo ganaremos", y no había ni un ápice de ironía en su voz. A veces no se pueden romper los puentes generacionales, porque sencillamente nunca los hubo.

CaesarHec dijo...

Bueno, vaya por delante que la Música, así con mayúsculas, no me gusta. No, no me gusta, y además odio a los perros así que supongo que las dos cosas juntas me convierten en un monstruo, nada nuevo bajo el sol.

Hay algunos grupos y cantantes que sí me gusta, incluso adoro a alguno (uno, quizás dos) pero en términos cuantitativos no son más que la excepción que confirma mis vísceras. Una de las razones por las que detesto la música es que nos la meten hasta en la sopa: en los centros comerciales, tiendas, publicidad, autobuses, lugares de trabajo, hasta en la vía pública suenan villancicos a través de altavoces. Y si no suena música para eso está el mp3. El caso es que quieras o no te pasas todo el puto día escuchando música, no hay forma de huir...

De todos los grupos execrables que existen en este país los más repugnantes a mi juicio son La oreja de Van Gogh y Alex Ubago, los dos de San Sebastián, ¿coincidencia? me importa una mierda, propongo prohibir de forma unilateral la producción de cualquier tipo de sonido que pueda considerarse música a cualquiera que sea de allí. ¿Solucionara esto algo? No, pero mis vísceras descansaran... Respeto a Rosana yo recuerdo en 4 de la ESO a Nacho (nuestro director y profesor de Historia) hablar de ella en clase, ni idea de porque, pero decía que había llegado a la música sin la ayuda de los círculos comerciales, al parecer antes de "triunfar" recorrió todos los bares de Madrid....verdad o no? que importa, que la amordacen o en su defecto que vaya a corporación dermoestética y la conviertan en la gemela e Shakira (eso si que es música!!)

uosdwiS .r dewoH dijo...

Reconozco que sólamente escuché una canción suya de hace muchos años y es verdad que no era desagradable, ni tampoco agradable. Dicen, y yo suscribo, que la indiferencia es el mayor de los desprecios, y esa es la sensación que me causó. De hecho conozco sobre todo a Rosana como invitada especial de galas televisivas, pasapalabra o alguna de las millones de entregas de premios que existen en este país, más que como persona que canta. El problema no es ella, son los medios de promoción que consiguen que aquello que no te interesa te lo llegues a saber de memoria. Os podeis imaginar el tiempo que dedico yo a escuchar estas cosas, y aún así es sorprendente la cantidad de canciones que conozco. Las consignas repetitivas son un medio de propaganda muy efectivo, porque la vista la puedes apartar, pero el oido no, y por eso es más contaminable.

Lo de la canción protesta (qué feo suena) yo creo que trasciende al simple capullo con guitarra y pertenece a un contexto distinto. No tengo mucha idea, pero yo creo que es más bien un género literario acompañado de musica y necesariamente ligado a un movimiento social. Muchos de los que hacen esto son cantautores en el sentido más claro de la palabra, pero no todos los cantautores se dedican a este género.

Ahora, el pitorreo de los tipos esos de los planetas me rechina un poco. Hacer una canción para criticar a los que hacen otro tipo de canciones, ¿no tienen nada mejor que hacer?, además empleando una burla tan burda, infantil y sin contenido. Espero que fuese por las exigencias de la rima y no por convencimiento.

Además no sé qué tienen en contra de esa música. Tuvo su momento, su función social y se terminó cuando se tuvo que terminar, entre otras cosas porque la motivación de la mayoría de los autores no era comercial, y muerto el perro se acabó la rabia. A mí me resulta interesante, pero no me llama tanto la atención porque no viví su momento, aunque me puedo imaginar por esto que debió de ser impresionante. El Camp Nou lleno, cesped incluido, escuchando a Lluis Llach cantar l´estaca demuestra lo que debió ser para muchos.

Andre dijo...

Kiss FM no sólo pone las mismas canciones siempre, sino que hasta en el mismo orden!

Hace unos años me tiré un verano entero yendo a prácticas en empresa en Lugo de Llanera, y me sabía de memoria las canciones que iban a poner de lunes a miércoles entre las 7:30 y las 8 de la mañana :)

La función random no la deben de conocer en esa emisora...

dr.alergia dijo...

después de leer y analizar detenidamente tu post, después de reflexionar sobre él y ponderar las implicaciones que tendría el ofrecer aquí una opinión irreflexiva y sesgada sobre lo anteriormente referido, y despúes, tambien, de sopesar todos los argumentos a favor y en contra vertidos en los correspondientes comentarios, sólo puedo llegar a una conclusión:

pablo, mereces la muerteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
eeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
aaaaaaaaaaaaaaarrrrrrrrrrggggggggggggggghhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhs
fffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffxxxxxfgfhtgfssssgggggggggggggggggggg odio a ese engendro lo odioooooooooooooo pablo morirás lenta y dolorosamente por haber invocado la figura de la innombrable aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarrrr
rrrrrrrrrggggggggggggggggggggggggggggggg
gggg
gggggggarderásenlasulfurosabreaquerezumaelinfiernoaaaaaaaaaaa
arrrrrrrrrgggggggggggggggghhhhhhhhhhhhhhhhh
dolooooooooooooooooooooooooooooooor
cuanto doloooooooooooooooooooooooooor




agggghhhh




rrrrrraaaaaarrrrrrrghhh








ay, que pereza me da todo.

Álvaro dijo...

Bueno, la canción no era exactamente para criticar la canción protesta, sino el que se "vendiera" el regreso de la canción protesta y que alguna gente flipara y se lo creyera. Rápidamente se vio que Rosana, en el mejor de los casos, tiene más que ver con Jarabe de Palo que con Lluis Llach.
Otra cosa es que a lo mejor a ellos les parece de risa hacer una canción con el más mínimo contenido social; viendo de que palo van tampoco me extrañaría, pero eso ya son elucubraciones mías.

CaesarHec dijo...

andrea que pongas de una vez una foto más de cerca!!!!!!
por cierto, ahora que tu novio "trabaja" si te sientes algo sola y quieres quedar para tomar algo y charlar ya sabes...

uosdwiS .r dewoH dijo...

Hector, igual no lo sabes pero hay una cosa que se llama zoom, que suele venir indicado por una lupa, con la que puedes ver las imágenes más grandes. Al principio se ve un poco borroso, pero con el tiempo se va entrenando la capacidad de distinguir la paja del trigo, como con el canal plus.

CaesarHec dijo...

tras comprobar el "ingenioso" truco de berto sólo puedo decir....andrea no hace falta que la foto sea de más cerca....pero no te ates un jersey a la cintura!!