martes, septiembre 22, 2009

De carreras por el parque

Un, dos
un, dos
Otra arcada,
aguanta que es la última vuelta

Pam, pam
pam, pam
Me adelanta una manada
¿quién dijo que los corredores estaban solos?

Buf, buf
buf, buf
...Vamos todos al campo a jugar
con las torres de la electricidad...


Un, dos
un, dos
Primer día: dos kilómetros y medio
Segundo día: cuatro kilómetros y medio












Un, dos
un, dos
Se me cruza el perro, y el dueño no;
correa en medio

Buf, buf
buf, buf
…Vamos todos al campo a jugar…
Otra vez no, cambia el disco

Pam, pam
pam, pam
Tercer día: seis kilómetros y medio
Cuarto día: ¡maratón!

Un, dos
un, dos
Otra arcada.
Venga, una vuelta más

6 comentarios:

Morvader dijo...

Pablo tras el escaso éxito en comentarios en tus post anteriores estás buscando descaradamente que alguien los haga.... pues no lo vas a conseguir!!

Mierda

mitrulk dijo...

yo comentaría algo, pero no entiendo nada de tus últimos posts, así que prefiero esperar a que alguien haga un comentario inteligente y luego añadir que yo pienso lo mismo.

Pero claro, luego me encuentro un comentario de Moro...

uosdwiS .r jewoH dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
uosdwiS .r jewoH dijo...

Yo correr no que me canso. Ya no está Héctor así que me puedo afeitar la barba y sentarme a descansar.

Por cierto ¿quién se va a encargar de mi custodia ahora que Álvaro me ha puesto un sello en el culo y me ha mandado de vuelta?

Moro no, que es un irresponsable y sabe menos de fórmula uno que el que le peta el cacas a Nelsinho.

CaesarHec dijo...

Yo quiero hacer una media marathon antes de final de año, después de naidades habrá que evaluar la posibilidad de preparar la Marathon.

Por cierto, la sensibilidad prerromántica late en el fondo del gusto por lo horrendo, una sensibilidad que el Romanticismo acentuará y que se venía gestando desde el siglo XVIII, acabando finalmente por modificar el concepto de lo bello. Las palabras de Edmund Burke resulta iluminadoras al respecto: “Todo lo que resulta adecuado para excitar las ideas de dolor y de peligro, es decir, todo lo que es de algún modo terrible, o se relaciona con objetos terribles, o actúa de manera análoga al terror, es una fuente de lo sublime; esto es, produce la emoción más fuerte que la mente es capaz de sentir” (2005, p. 66)

Osea, correr una Marathon.

Miñññ, ahora es tu momento.

srcocodrilo dijo...

Estoy pensando organizar estas navidades, si conseguimos reunirnos todos, el I Congreso del VB bajo el título: "Esta Primavera, Maratón." Ya veremos si hay ánimos y rodillas que aguanten (yo ya tengo la derecha como un zepelín).

El post de Una noche en Granada era una historia que unía todos los títulos de las canciones (en orden) que tocó Leonard Cohen en su concierto de Granada, al que fuimos. Este verano una de las poquitas cosas que he hecho, ha sido escucharme todos los discos míticos de Mr. Cohen.