lunes, enero 15, 2007

Diario de un no converso

Buenas gente,

Hace la virgen que no teneis noticias mías, aparte de apariciones fugaces. Mi misión era sacar esta locura de blog a flote y he cumplido, así que me dedico a rascarme los cojones (literalmente). Para los que no sepais absolutamente nada de mi, decir que he disfrutado de aquellos quince días con los delfines como alvaro con una remesa de comics nuevos.



Tras diez días con salidas diarias de 6 o 7 horas, aparte de drogao por las pastillas del mareo, salí con nuevos objetivos fijados en mi vida profesional. Estoy pensando seriamente en buscarme un master por aquí en Florida al acabar la carrera en Oviedo, y de este modo cumplir con esta pequeña tradición que se está forjando entre los componentes del VB del exilio. Cierto que el nivel de proyectos está absurdamente elevado, entre levaduras y gotitas de agua expuestas a la gravedad, pero seguro que se me ocurre algo. Por lo pronto me ofrecieron volver como interno 3 meses al acabar la carrera, así que algún pequeño plan ya estoy haciendo.



El 20 conseguí aprovecharme de una amiga (no el sentido que estais pensando, por desgracia) y que me llevase hasta Orlando en coche (un par de horas) y desde allí me recogieron unos conocidos que me llevaron hasta su casa al norte de Daytona Beach (en la otra costa) donde pasaría mis navidades. Allí viví en medio de las marismas, a unos 15 minutos de la playa, ayudando a construir una casa.



Con mosquitos del tamaño de gorriones, disfruté de las marismas y sus caimanes lo justo, el tiempo necesario para ir a hacer algunas fotos. Los primeros días infames, durante los cuales el hombre al que conocía no dejaba de trabajar, y me dejó con su mujer, bastante callada ella, sin ningún tipo de conversación, así que me dedicaba a pasarme horas y horas en internete y la piscina.



La cosa mejoró cuando llegaron los familiares de visita, sobre todo la hija y el marido que viven en Kentaky, con su particular acento imposible de entender. Las mejores amigas de la hija, unos pivones, una casada y otra actriz que vive en Nueva York, ambas baptistas y creacionistas, y poco abiertas al diálogo. Mención especial a la actriz, Miss Florida hace un par de años. Tal como pintaba el cuadro, solo pude rendirme a lo evidente e intentar mantener conversaciones fuera de cualquier tema religioso y a ser posible evitar lo sexual, ya que cada vez que hacía algún chiste acerca de ello me ponían mala cara. Vamos, que un suplicio, si quitamos los pisos caros con yacussi y alguna fiesta en la playa. A resaltar el monólogo que me soltó uno en fin de año, sobre lo lógica que es la teoría creacionista y lo estupida que resulta la evolución. Imaginaros un Prayong, pero en vez de posicionado en política, defendiendo los diez mandamientos. Solo decir que tras la conversación, necesité unos cuantos vasos de ponche para reacerme completamente, o por lo menos parcialmente. Vaya huracán, os lo voy a tener que llevar algún día.

Y ya la última etapa fue un curso que tome la semana pasada sobre parques naturales de Florida. Con 3 viajes a diferentes habitats y un par de días plantando árboles en un parque aquí al lado del College, donde pasé algún buen tiempo con una atractiva alternativa, con la que crucé alguna que otra conversación interesante, pero de la que no he sabido más hasta la fecha.



Ahora llevo un par de días tocándome las narices, sin salir apenas del apartamento, aparte de para comer y de eso lo justo.

Espero prodigarme más por estos lares más amenudo. Un abrazo chavales, y feliz año!

P.D. Si alguien quiere ver más fotos, las iré colgando en mi otro blog, para no aburriros en este. Creo que se puede acceder a él por el perfil no?

5 comentarios:

naked_eye dijo...

puedes ampliar el libro de los pajaritos del parque y meter los ''pajaros'' de las marismas americanas.
Tu padre encantado.
Gracias por el email, me presto mucho recibirlo, aunq no tngo tiempo para contestar.(por supuesto mi hermano ya saco todos los recortes posibles y empapeló la habitacion de orgullo inducido con ''tanta'' entrevista)

Me entero poco a poco de tus aventuras americanas,y poco a poco me muero de envidia sana.Me llegan noticias por un sitio y luego se repiten las mismas noticias por otros canales, pero chico, nunca dejo de oir hablar de ti.

Espero que los mosquitos mutantes no te jodan la experiencia,capaces son.

un besazo y un abrazo,

cuidate mucho.

Anónimo dijo...

Juanolo, haz el favor y cambia la versión de este weblog a la nueva de google. Si no sabes que te lo explique Sr. cocodrilo que entre gota y gota se ha estudiado el proceso a fondo.
Oye, me alegra que lo estés pasando tan bien: proyectos de voluntariado, discusiones religiosofilosóficas, zoofilia delfinil... como nos cuentes cuando vuelvas que sudaste la gota gorda te van a caer hasta en tu carné de identidad formato panorámico.
Venga un abrazo y a ver si alguna de las fotos es de esas perrucas que creen en Papa Noel, el creacionismo y que los hombres avisan antes de correrse en su boca.

srcocodrilo dijo...

A mi me parece muy bien eso de que lo estés pasando de puta madre, que sea una experiencia genial, los delfines, los creacionistas y toda las pesca...

Pero lo que no me gusta nada, es eso de que para olvidar penas, bebas ponche.

ponche!

No puedo con ello.un abrazo.

dr.alergia dijo...

juanolo, necesitas unas vacaciones.




ahhh no, espera...

juanolo dijo...

eeeeeh, que hoy fui a comprar cerveza, en busca de Grinbergen, y a falta de esto, me traje para casa unas Spaten, que no es lo mismo, pero mejor que la mayoría de cervecitas que se toman por aquí. Lo bueno que tiene el ponche es que es gratis, y a caballo regalao no le mires el diente.

Y avalon, juraría que teneis los mismos atributos vosotros que yo, o por lo menos deberíais, yo no tengo ni idea de como se maneja esto de los blogs más allá de lo obvio.

Y no os cachondeeis tanto que tengo los exámenes a la vuelta de la esquina... a no, espera...