domingo, febrero 25, 2007

Días de cómic por Alvaro Gasset - Capítulo 1

Supuestamente tendría que poner un cómic de la semana en cada post, pero mi memoria es corta y de escasa vida útil. Por otro lado tengo la certeza de que no leéis todo lo que escribo. Tranquilos, no os lo echaría en cara ni aunque pudiera, pero esto me deja la conciencia tranquila cuando me da la paranoia y escribo una parrafada que probablemente sólo yo encuentre interesante. Así pues me lanzo al ruedo. Cuatro cómics de SH de los últimos años. Cuatro éxitos de ventas. Cuatro eventos con varias colecciones entrelazadas, cruces, historias paralelas y personajes de lo más dispares reunidos en las mismas páginas.
Lo más importante: cuatro chorzos de historia por distintas razones. Criticar por criticar es bueno, pero cuando las mismas editoriales cargan la escopeta apretar el gatillo es... la perfección.
Dos de Marvel (Dinastía de M y Guerra Civil), dos de DC (Crisis de Identidad y Crisis Infinita). Empiezo por Dinastía de M, por ser la más fácil de criticar y para que no se me vea el plumero marvelita. Abstenerse de gastar el dinero en estos cómics, aunque pueden ser una buena lectura si te los prestan: para el WC, para escribir sobre ellos en un weblog...
La dinastía de M
El formato: una historia, ocho comic-books (22 páginas en grapa, tamaño algo menor que un A4, para los neófitos) que en yankilandia fueron entre quincenales y mensuales. Además sacaron tres series suplementarias, totalmente innecesarias, de 3, 3 y 5 números respectivamente.
Los autores:
  • Brian Michael Bendis, popular guionista de Marvel. Conocido por varias novelas gráficas de serie negra, el policíaco de superhéroes Powers, una buena etapa en Daredevil, un exitoso relanzamiento de Spider-man y una de las pocas series adultas (es decir, con sodomización en viñeta) de la casa, Alias. No, no sale Jennifer Garner, es una serie realista de gente mayoritariamente fea. Luego se ha encargado de Vengadores, un bombazo comercial bastante ramplón. Esta Dinastía de M es lo peorcito que le he leído. Famoso por sus diálogos llenos de tics, con personajes continuamente interrumpiéndose y disparando frases cortas y contundentes. También le nombraban en O.C. Californiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
  • Oliver Coipel, popular... eh... francés. Trabajó en series como... bueno, poco conocidas. No sé como dieron con él, la verdad, aunque no es malo. Fue dibujante regular de Vengadores durante dos historias y luego se hizo famoso con ésto. Anda dibujando algo para un guionista venido de la tele de apellido impronunciable... Strc...Strz... Connelly... bueno, da igual, lleva tanto tiempo en ese tema que nadie se acuerda ya de él. De verdad que no es malo, aunque esos cazos me llevan por el camino de la amargura.

Los antecedentes: pongámonos en situación rápidamente.
  • Hay mutantes, gente que al llegar a la adolescencia no se dedican a hacer las cosas normales de esa edad (quemar mendigos y grabarlo con el móvil, amenazar a profesores y grabarlo con el móvil, pegar a tus padres y llamar a Cuatro para que lo graben) sino que desarrollan poderes variopintos. El grupo de mutantes buenos son la Patrulla-X.
  • Hay odio del bueno, del que empuja a la gente a salir a la calle con antorchas y arrojar piedras sobre los sufridos mutantes. El buen mutante del universo Marvel no se define por sus poderes, sino por haber sido perseguido por una turba enfurecida. Si es en Europa central mejor, añade unos tridentes, faroles de aceite y pintorescos ropajes pseudozíngaros: esa gente sí sabe mantener la tradiciones.
  • Hay superhéroes, gente que no cree que deban esparcer su simiente por el mundo y se viste con ajustadísimas mallas para esterilizarse los genitales, a ser posible de colorines para atraer sólo a miembros del mismo sexo y evitar cualquier posible tentación. Vale, esto es un chiste fácil, pero ¿qué puedo hacer con trajes como éste?. El caso es que los superhéroes tienen poderes y hay un huevo de ellos, pero la gente no les odia. Tanto. Al menos no les persiguen con piedras, aunque a veces les tiran verduras pochas. Los superhéroes más conocidos, los Vengadores. Han tenido algún mutante en sus filas, pero la gente lo olvida
  • Está Magneto, un mutante con unas ideas algo radicales acerca de la exterminación de la raza humana y su sustitución por la mutante. Tiene dos hijos a los que trata como a mierda. ¿No me creéis? Les ocultó que era su padre, les metió en su "Hermandad de mutantes diabólicos" con elementos como El Sapo o La Mole, y a pesar de abandonarlos de niños en un campamento de gitanos de Europa central -¡con lo arriesgado que es eso!- les lleva años tocando los huevos: que si soy bueno, que si no, que si os saco de los Vengadores, ahora te doy el amor paterno que siempre te han negado, ahora te intento asesinar...
  • Está la hija de Magneto, la Bruja Escarlata. Supongo que llamarla La Bruja Magenta sería demasiado incluso para un universo con Peter Parker, Bruce Banner, Reed Richards, Stephen Strange, etc. Ojo al culebrón: se enamoró de un robot. Uso sus poderes para preñarse del robot. Resultó que los niños no eran reales, sino una creación de su mente enferma y de Satan... perdón, Mefisto, es rojo y jefe del Infierno, nada que ver. Años después alguien se lo recordó, se volvió tarumba, mató a cuatro o cinco compañeros esterilizados, destruyo a los Vengadores y... se fue medio inconsciente en brazos de papi. Ese tebeo es del mismo guionista, puedo aseguraros que pocas veces he leído algo tan mal organizado, tan carente de lógica y tan evidentemente pensado para llegar de A a B sin preocuparse del camino. Es la base de éste tebeo que me ocupa. Mal empezamos.
La historia:
  1. Comienza cuando el problema (La Bruja Escarlata sigue descontrolada) no se soluciona por intervención divina, que supongo que era lo que esperaban cuando la dejaron irse con un reguero de cadáveres a su paso. La Patrulla-X y los Vengadores se reúnen para ver que hacen con ella. La mayoría no la quieren matar, por eso de que es su compañera y tal. Eso no parece impresionar al hermano de ella, que a pesar de conocerles bien y saber que la mayoría tienen un palo de escoba metido en el recto se convence de que se la van a cargar sin pestañear. El hermano sabe esto porque... no estaba en la reunión ni la retransmitían por Pay-per-View, supongo que como Citroën, "simplemente lo sabe". Así que corre hasta el majo de su padre, que básicamente esta viviendo en unas ruinas radiactivas vestido con harapos entre 10 millones de cadáveres mutantes y, como podéis esperar, le dice "No tendré otros problemas...". Los héroes llegan a la isla, pasan cosas que pretenden ser misteriosas e intrigantes pero son más bien confusas -por cosas me refiero a frases entrecortadas, gente mirando de un lado a otro, cambios de plano, no cosas de verdad, vamos- y de repente...
    Una vagina cósmica les engulle. No os extrañéis, yo ya he conocido un huevo cósmico y un cubo cósmico, seguro que es sólo cuestión de tiempo hasta el toroide cósmico en n dimensiones.
  2. Es un nuevo día, nadie sabe nada de la vagina pero todo ha cambiado. Cada personaje tiene una vida nueva, y nos las muestran todas. De los diecisiete personajes. Todas, todas, todas. Los mutantes ahora son la especie dominante, los humanos viven en una amable discriminación mientras se acerca su desaparición total. Magneto I Rey de España es el jefazo de su isla, ya no tan radiactiva, y nadie se acuerda de nada. Lobezno tiene estreñimiento.
  3. Lobezno se acuerda de todo. Eso dice él. Para ver si es un sueño se tira desde un transporte volador a miles de metros de altura. "Mierda", debe pensar, "sí que estaba despierto. La próxima vez me doy un pellizco". Busca a sus conocidos y no encuentra a nadie. Entra en contacto con una organización opositora clandestina.
  4. Lobezno y cía. hablan. El les cuenta lo que ha pasado porque recuerda todo. Ellos le cuentan lo que ha pasado porque una niña de la que hasta ahora no habíamos oído hablar de lo ha mostrado. Todos se chupan las pollas. Comienzan a reclutar a gente y a devolverles los recuerdos.
  5. Siguen reclutando a gente. 22 laaaaaaargas páginas.
  6. Deciden, ya que vamos por el sexto número, saltarse lo del nudo y pasar de la introducción al desenlace. De alguna manera irrumpen en una recepción oficial de Magneto y se ponen a darse de hostias para lograr... algo.
  7. Al final la pelea resulta ser una distracción para... algo. Se resuelve el misterio: la culpa es de la bruja. Supongo que pesa menos que un ganso. Incitada por su hermano -esta vez el padre era un mero comparsa- usó sus poderes de "alterar la realidad" para dar a cada uno la vida que más deseaba -el padre en un mundo para los mutantes, lobezno recupera su memoria, todo así- pero, como se han acordado, les manda a todos a tomar por el culo y de paso convierte a el 99% de los mutantes en humanos. Los que en ese momento iban volando se hostian contra el suelo.
  8. Es el día siguiente. Algunos se acuerdan, otros no, todos callan como muertos. En la atmósfera aparece un eructo cósmico.
Que falló: lo más importante, por encima de la caracterización, el estilo, el ritmo, los diálogos... falló el argumento.
¿Que pretendían con la historia? No las consecuencias para las que era una mera herramienta, sino ¿qué estaban contando con este tebeo? No hay incertidumbre, desde el principio se sabía que en el último número volverían al Status Quo anterior de una manera u otra. No hay misterio, la única incógnita era como iban a hacerlo, y eligieron el método ("Tiene el poderoso poder de afectar a la realidad") más parecido a "Fue un mago". No hay emoción, la historia no podría ser mas lineal ni contada sobre una cuerda: 0 dificultades en hacer que todos recuerden, 0 conflictos a la hora de decidir qué hacer, 0 luchas para enfrentarse con Magneto, 0 relevancia de su enfrentamiento al resolverse todo con un Deus ex machina. Una historia sin conflicto. ¿Nadie se dio cuenta al leer el guión?
Lo peor es que a esta falta de chicha le acompaña un pésimo ritmo narrativo. Tirarse dos números en, respectivamente, mostrar a cada personaje en este nuevo mundo y recordarles la realidad respectivamente, es tirar papel. En una historia tan coral como ésta las reacciones individuales se diluyen. O bien se opta por un grupo menor de protagonistas, o se comprime en pocas y pequeñas viñetas: no hace falta que veamos como van caminando a casa de la siguiente persona a despertar, los lectores tenemos algo de imaginación, dennos algo de crédito. Leída de un tirón es mucho más evidente que todo avanza a trompicones.
Por último, las motivaciones de los personajes son ridículas. El hermano de la Bruja se porta como un demente. "¡Te van a matar!" "¿Estás segur--""¡SÍ! ¡RÁPIDO!¡MODIFICA LA REALIDAD AL COMPLETO!". Oye, él era un superhéroe, pero esas cosas se pasan con la edad. La Bruja Escarlata está loca, pero de una manera muy conveniente para el guión. Cuando le da la pataleta porque el plan se le viene abajo no culpa a su hermano, a los Vengadores, a la injusticia del mundo... sino a la existencia del gen mutante. No sé que tenía que ver con sus hijos los súcubos o su marido el robot, me pregunto porque no la tomaría con los microondas.
¿Algo bueno?: Hasta un reloj estropeado acierta dos veces al día. Tiene un dibujo bonito, algo confuso pero de composiciones interesantes, y con unos planos generales impactantes. Hay momentos emotivos bien llevados, y en general los personajes se comportan como deben. Sé que no es decir mucho, que es como argumentar que "No hacen publicidad subliminal del partido Carlista" o "no aprovechan para meter fotos a traición de su culo a la vuelta de la página", pero cuando comente los despropósitos de Guerra Civil por ejemplo veréis que es de agradecer que los personajes estén bien caracterizados.
Conclusión: más que una historia, La Dinastía de M fue una excusa para librarse de la mayoría de los mutantes. El problema es que desde las primeras historias de la Patrulla-X en los 60 se han creado cientos de personajes mutantes, y era un poco difícil seguir contando las viejas historias de "minoría oprimida y perseguida" con supuestamente decenas de millones de mutantes en el mundo.
Es decir, a cambio de poder volver a contar los mismos rollos durante otros cuarenta años se cargan conceptos interesantes como Ciudad Mutante, un Chinatown para mutantes; Genosha, una nación supremacista mutante; La amenaza de la posible extinción de la raza humana y la sustitución por otra; o el surgimiento de una cultura propia, alternativa y mutante. Todos estos conceptos estaban ahí, quizás la solución era contar otras historias. Dentro de unas décadas, si eso.

8 comentarios:

juanolo dijo...

Si te sirve de algo, yo te leo los post enteros, puede que sea porque no tengo nada mejor en lo que invertir mi tiempo, o porque no esté por la labor de ponerme a estudiar para el examen de mañana. Otra cosa diferente es que siga todos tus razonamientos, pero vamos, hago lo que puedo.

Se echa en falta alguien que rule los comics aquí, me estoy desenganchando completamente del tema.

Álvaro dijo...

Tranqui Juanolo, pronto volverás y lo celebraremos con un "El Retorno del Farolu" en 5 segundos:

"¡Juanolo!"
"¡¡¡¿¿QUÉ??!!!"
"¡¡¡¡¡NADA!!!!"
"¡¡¡¡¡¡¡¡INTERRAIL!!!!!!!!"
"Hobbits..."
FIN

srcocodrilo dijo...

asi q una historia contada en cinco segundos, eh??... y lo de House of M, no se podría haber resuelto de la misma manera??
a pesar de todo, me leí tu post entero y otra cosa mas que aprendí.

Álvaro dijo...

House of M no sé, pero Crisis Infinitas y Guerra Civil tienen resúmenes en 30 segundos hechos con muñecos de palitos. Cuando llegemos a ese río pasaremos ese enlace.

uosdwiS .r dewoH dijo...

Si os creíais que este post solo lo iban a comentar los de siempre es que "no contaban con mi astucia".

Esa "vagina cósmica" me recuerda el cuadro titulado "L'origine du monde" de Gustave Courbet. Dicen que es el cuadro que más tiempo se detienen a observar los visitantes del museo de Orsay, pero... ¿por qué?

Álvaro dijo...

Ese felpudo me recuerda a la silueta de un hombre forzudo con los brazos bien apartados del cuerpo... ¿Hulk?
Como decía Stan Lee en los 60, "Marvel presenta... ¡una nueva obra de arte pop!"

Anónimo dijo...

joder alvaro, yo intento acabarme tus "post" (ehhh estoy "in", como lo muevo...) pero son eteerrrnooossss......dos palabras: sinte tizar

mitrulk dijo...

Joder yo tambien me lo he leido entero! Incluso he comprendido pequeñas frases, y algun que otro trozo de párrafo! El mundo ha cambiado, lo siento en los posts de Álvaro.