martes, febrero 10, 2009

Esto empieza...

Estamos a mediados de Febrero y ya quedan apenas seis semanas para que comience otra temporada de F1. Las expectaciones son enormes, más que otras temporadas si cabe, dada la gran cantidad de cambios que han sido introducidos en la reglamentación.

Slicks, aerodinámica, motores más duraderos, nuevas reglas para el safety car (por fin han quitado lo de impedir la entrada durante un tiempo), kers, nueva cadena de TV, mismo calvo (pero uno menos), nuevos circuitos, y el coche más feo que podamos imaginar.


Que conste que a mí los coches de este año no me parecen tan feos como se dice por ahí, simplemente creo que nos costará un poco acostumbrarnos a los cambios aerodinámicos. Eso sí, lo que no se puede entender, es cómo se le puede ocurrir a nadie pintar un coche tan feo. Blanco, amarillo y naranja es una combinación de colores que ni la esposa de PJ se atrevería a elegir. Además, el cambio de alerón delantero que han tenido que hacer los franceses por no pasar los tests de la FIA (el otro era mucho más estilizado) hace que los renault, por el momento, se estén peleando por no ser los últimos de los diversos tests invernales. Pintan bastos por ahora para Alonso; a ver qué es capaz de hacer con este coche que Niki Lauda a apodado "la cosechadora".

En cuanto a los demás cambios, me gustaría comentar un poco el de los alerones, el que mejor entiendo. Los coches de los últimos años con su aerodinámica diseñada por ordenador, tenían una característica particular: el flujo de aire que dejaban tras de sí era "sucio" o mejor dicho, muy turbulento. Este flujo de aire se oponía al vacío de aire que se produce en la estela de un cuerpo en movimiento, el que permite acercarse por detrás a él con menos oposición, eso que en F1 se llama rebufo. En resumen, los coches de los últimos años impedían que se cogieran esos rebufos, y por lo tanto los adelantamientos se convertían en maniobras imposibles.


Este año han tratado de poner remedio a esto restringiendo la aerodinámica del alerón trasero (más alto y estrecho) y prohibiendo todos los pods y spoilers laterales. Esto tiene un contrapunto, y es que tanta merma en la aerodinámica causa una pérdida de "drag" o agarre del coche; en otras palabras, lo hace incontrolable. Y a esto último se debe que hayan aumentado tanto el alerón delantero, alcanzando esas dimensiones de parachoques de cochecito de feria. Y como colofón, todos estos cambios implican un cambio radical en los reglajes del coche, lo cual beneficia finalmente al espectáculo (a nosotros).

Los slicks (ruedas lisas) son otro de los cambios para este año, y se explican más fácilmente que el anterior: al no tener los surcos, el agarre de las ruedas y la transmisión de potencia será mayor, pero el degradado será mucho más importante (dicho en plata: a ver cuántas veces nos va a pinchar Hamilton por carrera).

Y el otro cambio mayor es el consabido KERS. De éste os puedo contar un montón de milongas, pero no serían más que meros copy/paste de otras páginas. Hasta donde alcanza mi interés por la lectura de prensa especializada y mi capacidad de comprensión, he entendido que se trata de un dispositivo que aprovecha la energía perdida durante la frenada, bien en forma de inercia o bien en forma de calor. Valiéndose de unos acumuladores, el piloto podrá usar ese extra de energía para incrementar su potencia unos cuantos caballos durante unos seis segundos en el momento que él elija de la carrera, para un adelantamiento o para evitarlo, se entiende. Parece ser que existen dos tipos disintos de kers, el mecánico y el eléctrico, y su desarrollo es tan precario que sólo BMW lo montará desde la primera carrera. Además, sus costes son tan altos que Ferrari, Renault y Red Bull se lo van a comprar a la misma empresa, Magneti Marelli. Si funciona bien, probablemente veremos como BMW empieza barriendo hasta que los demás se pongan al día. En caso contrario, tampoco le ocurrirá nada desastroso a la escudería bávara.

Por supuesto que todo lo que os he explicado podría ser una mentira absoluta, y hacéis bien en sospechar que mis razonamientos pseudo-científicos no serían avalados ni por Dan Brown. Es por esto que os dejo colgado un vídeo que quizás ya hayáis visto, pero que mola un montón. Red Bull no ganará el mundial, eso está claro, pero tiene el mejor departamento de marketing de la parrilla (y al piloto con mejor proyección también).



¡Págulu yo, ho! del previo de temporada: Kubica y BMW triunfan.

4 comentarios:

uosdwiS .r dewoH dijo...

Un par de cosas:

1-.Estos coches se parecen más a los coches de la fórmula 1 de décadas atrás.
http://www.f1fanatic.co.uk/wp-content/uploads/2008/01/ayrtonsenna_mclarenford_interlagos_1993.jpg

2-. Yo no me haría muchas ilusiones con lo de que el Jamiltongo vaya a quemar más rueda. Aún siendo desfavorable a él se adaptará como lo hizo en los años anteriores.

3-.Lo del Kers, tiene lógica que BMW lo tenga bien desarrollado. La serie 3 tiene un sistema de regeneración que seguramente tenga algo que ver.
http://www.bmw.es/es/es/insights/technology/efficient_dynamics/phase_2/howcan.html

CaesarHec dijo...

Que empiece ya por diosssssssssssssssssssssss........

parece que tiempos de hoy de Alonso son algo mejores, además el bueno de Patt dijo en la presentación que el coche de Australia sería aerodinámicamente uy diferente al presentado en Portugal, y por el momento es idéntico, a ver que pasa.

Morvader dijo...

Hec, ningún pronóstico para este año?

Estamos esperando un comentario vacío, tópico y demagogo como agua de Mayo.

CaesarHec dijo...

Entonces te recomiendo moro que releas todas y cada una de tus entradas, quedarás satisfecho. Ni rastro de ironía, sacarmo o finura intelectual, ahora, chascarrillos de chichi nabo todos los que quieras.....

Vamos a esperar un poco más y antes de Australia podemos hacer una porra del podium, como hacían en telecinco, si quieres hablas tú el primero Ñocli.