viernes, mayo 11, 2007

Sevilla 0. I want to believe

"Prepare to believe" dice el cartel de la puerta de entrada. Una vez allí, te encuentras con un poco de todo: Adán y Eva en el jardín del Edén, humanos conviviendo con tiranosaurios herbívoros, el arca de Noé... así es amigos, estamos en el Museo del Creacionismo en Cincinnati, Kentucky.

Esta joya de la ciencia se la debemos a la asociación Answers in Genesis, la cual según ellos mismos, tiene una misión muy concreta: "Upholding the Authority of the Bible from the Very First Verse" (algo así como "defendiendo la autoridad de la Biblia desde el primerísimo verso"). Estremecedor.

Según este artículo, se han gastado muchos millones de euros y lo han emplazado muy cerca de uno de los aeropuertos más céntricos del país para que todo el mundo pueda ir a verlo, con la intención de "rebatir las teorías de los museos de historia natural evolutivos, que ponen a muchísima gente en contra de Cristo y de las Escrituras". Las encuestas amenazan: "En Estados Unidos, el 45% de las personas cree que Dios creó a los humanos tal y como son hoy hace sólo 10.000 años (o menos) y que el hombre no comparte ningún ancestro común con el mono. Sólo el 26% de la población cree en el principio fundamental de la evolución: que la vida desciende de un solo antepasado. Otra encuesta señala que el 65% de los estadounidenses quiere que el creacionismo se enseñe en las escuelas a la vez que el evolucionismo". No hace falta que siga, ¿verdad?

Lo malo de que yo lea esto, es que lo mezclo con 1984, la "Psicología de las masas" de Gustave Le Bon que una incauta me ha hecho llegar, los principios de la propaganda de Goebbels y las ideas del comunista y revolucionario ese de Chomsky, y se me calienta la cabeza y necesito alguien a quien darle la chapa. La que vive conmigo ya pasa de mí.

Lo malo de esta noticia, es que da miedo. No es la primera vez que oímos hablar de este museo, ni de actitudes similares en los EEUU, pero eso no le debe quitar importancia. Principalmente hay dos cosas que me aterran:

La primera, es que resulta inquietante que el que se supone el país más poderoso del mundo (con el permiso de China) alcance niveles de fanatismo similares a los países más deprimidos y pobres del mundo, y obviamente, lo muestren a escala mucho mayor. En los EEUU, los canales de información, el nivel cultural y educacional de los que disponen los ciudadanos, han de ser muy importantes. Y aún así, se cae en las mismas barbaridades en las que se puede caer en países como Irán o Afganistán, ¡pero qué diferencia! ¿Qué educación recibe la mayoría de los afganos en un país destrozado por la pobreza y la guerra? ¿Qué educación reciben la mayoría de los iraníes, en un país como el suyo, pobre, y en el que la religión domina tanto a las masas? Y sin embargo, la ignorancia americana no es menor. No hay tanta diferencia. Hay que pensar que una vez que se dispone de una sociedad analfabeta y fanática, es mucho más fácil controlar y dirigir su opinión, sea para ganar unas elecciones, sea para obtener su beneplácito a la hora de invadir un país, por poner dos ejemplos.

Afganistán está dominada por señores de la guerra, no hay infraestructuras, y podría seguir con innumerables taras a las que los civiles han de hacer frente. EEUU, se supone una democracia, un país libre en el que el acceso a la información es libre. Ahora hay que pensar: ¿De qué información disponen realmente los americanos, atendiendo a los principales canales? Es decir, ¿qué cuentan las principales televisiones y periódicos del país, para que se produzca una regresión tan grande en su nivel educacional?

El segundo punto que me aterra, es la capacidad que muestra el poder establecido para transformar la verdad. Winston Smith, en 1984, trabajaba día y noche borrando toda huella de noticias que el partido no deseaba, cambiando para ello los titulares de los periódicos atrasados, con el fin de que nadie pudiera nunca acceder a la información real. En el momento en el que modificaban todos los canales de información, modificaban la Realidad. Pero era una novela. Hablando ya de nuestra realidad, Goebbeles acuñó la famosa cita de que una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad. Y así, siguiendo este principio tan simple y regenerando los canales de información, no borrando ciertos libros porque no pueden, aunque si desacreditándolos todo lo posible y editando los suyos propios, en EEUU están borrando la teoría de la Evolución, y lo que es peor, la están sustituyendo por el Creacionismo, que ni es una teoría, ni es científica ni nada. Están convirtiendo la Biblia en Verdad, en Historia, están poniendo las mayúsculas en palabras que no deben tenerlas.

En nuestro país, que siempre viene bien recordarlo, podemos encontrar ejemplos similares de un sector del poder establecido tratando de reescribir la Historia a base de repetir una mentira muchas veces y reproducirla en todos los medios afines. Esta vez, el objetivo es ganar unas elecciones, pero otras veces el objetivo ha sido una guerra y según pase el tiempo, el poder nos seguirá mintiendo con tal de conseguir lo que quiera, sea lo que sea. Mientras tanto, nosotros seguiremos muy tristes o muy contentos porque el Getafe ha ganado en la Copa al Barcelona que es lo verdaderamente importante.

Como canción de la semana, una que viene muy a propósito; el Wake Up de Arcade Fire.

2 comentarios:

uosdwiS .r dewoH dijo...

Buff!, Daría para comentar tantas cosas. Yo no veo tanto a EEUU como una sociedad controlada a lo 1984, sino como un país que ha perdido el norte y no sabe cómo recuperarlo. Pero no se trata de un único problema. Es una enfermedad con muchos síntomas, agravada desde 2001.

Desde el 11-S han "ganado" las dos guerras, y seguro que podrían seguir hasta arrasar todo Oriente, pero no han logrado recuperar la situación anterior, el país ha sufrido un gran golpe y se ha desestabilizado, económica, social y políticamente. Todavía no ha pasado una década y ya estamos empezado a ver con cierta perspectiva algunas consecuencias derivadas de aquello. Lo del creacionismo no es más que una pequeña parte de un efecto causado por una impredecible reacción colectiva que siguió al 11S. Tras los atentados, muchos encontraron "ayuda" en la religión, dentro de una sociedad ya de por sí religiosa. A esto se le unió que durante años, un sistema deficiente ha contribuido a que varias generaciones de estadounidenses tengan un nivel educativo bajo. En tal coyuntura, han intervenido aquellos que han sabido sacar partido en tiempos de confusión, e inculcar, bien para desviar la atención o bien para engordar el cepillo de la iglesia, la idea de que la teoría de la evolución es falsa. Y lo preocupante es que lo han conseguido. Como tú dices, esto recuerda demasiado a tiempos pasados, y no precisamente buenos.

En fin, que este es el país con el que se les llena la boca de elogios a los liberales de todo el mundo. El estado que tiene la superioridad moral para impartir lecciones e imponer doctrinas. Supongo que los que admiran este sistema consideran beneficiosa una sociedad frágil y desigual (tanto a nivel global como dento de las propias fronteras), siempre y cuando tengan los instrumentos para controlarla, pero creo que a medida que pase el tiempo iremos viendo como la gran potencia muere de una enfermedad que se ha inoculado ella misma, y a la que solo le faltaba un Bin Laden para empezar a ahogarse en sus problemas. Porque todos los imperios de la Historia han caído, algunos de forma trágica y
sangrienta y otros por medio de un cambio progresivo a lo largo de los siglos.
Así que la cuestión es cómo y cuándo terminará su hegemonía. Yo pienso que hay
muchos indicadores que apuntan a que, como poco, ya ha empezado a dirigirse a su
fin, y lo que estamos viendo es su absurdo tambaleo ante los tiempos que vienen. EEUU ha sido la primera potencia desde el final de la primera guerra
mundial, es más de una vida humana, pero históricamente un período relativamente corto. La duda es si lo que vendrá después no nos hará añorar lo que ahora denostamos...

petite mara dijo...

entonces ya te has puesto a ahorrar para tu isla ?

;)

m.