jueves, mayo 31, 2007

¿Quién me ha dado la pastilla roja sin que yo me entere?



En este post debería tratar de explicar qué es Second Life, pero me temo que como mucho lograré hacer crecer vuestra curiosidad sobre el tema, ya que desconozco la respuesta. Mis breves incursiones en este mundo virtual no han hecho sino que aumentar mis dudas respecto a su naturaleza, su utilidad, sus beneficios y sus beneficiarios. Trataré de explicarme.

A pesar de que este mundo paralelo, nuestra segunda vida, apareción en 2003, no fue hasta hace bien poco que yo comencé a oir hablar de él. Tras algún comentario o alguna noticia dispersa, mi atención se disparó con las reseñas del primer discurso político virtual de Llamazares, y las noticias de atentados contra las sedes virtuales del PSOE y del PP. En el caso de los segundos, un sistema de protección evitó que el fuego entrara en la sede, pero para los primeros la humillación fue mayor y hasta les metieron un dragón que escupía fuego dentro. ¿De qué iba todo esto? No he encontrado la imagen del dragón, sólo ésta:



Me descargué el programa, y me inscribí en SL. Entonces me dieron la primera en la cara. Existen dos posibles formas de inscribirse a SL, una gratuita, y otra de pago. La de pago, te da más beneficios ya que te da dinero virtual, "Linden Dollars" con los que comprar y vender en ese mundo virtual. Nadie lo dude, opté por la opción gratuita. Después, hay que crear tu avatar, tu alter ego. Creé algo que más o menos se parecía a mí, por falta de imaginación supongo. La gente con más necesidades de evasión se recrea diseñando avatares de musculaturas de cómic y escotes de delito. Entré en el mundo y caí en una isla tutorial en la que se me enseñaban las principales opciones del juego: Volar (como lo hace Goku, ahora todos podemos), correr, hablar con otros avatares, crear objetos, manejar vehículos, y buscar eventos que tengan lugar dentro del mundo virtual. Conciertos virtuales, torneos de fútbol virtuales, mesas redondas virtuales y porno, prometen mucho porno. No sé si virtual, de avatares o algo más, pero el porno en SL como en todo internet, tiende a aparecer donde menos te lo esperas.



Acabé los tutoriales y me lanzé al "verdadero" mundo virtual, a ver de qué iba todo eso. Para moverme como es muy grande, puedo teleportarme a cualquier sitio. Busqué eventos curiosos y probé con varios sitios. Podríamos decir que ese mundo intenta simular al mundo real, solo que acaba siendo mucho más caótico. Hay islas, tierra, mar, cielo, los días pasan y hay tanto día como noche, y edificios, muchos, pero sin mucha ordenación. No parece haber un orden en la construcción, no hay división de la tierra en ciudades y campo, todo está mezclado. Hay viviendas para avatares, algo que no sé para qué sirve ya que no necesitan dormir, "para que guardes tu inventario" leí por ahí. No hace falta decir que al ser virtual, ese inventario que llevo a cuestas no me da ningún problema. Por supuesto esa tierra sobre la que quieres edificar hay que comprarla con los dólares virtuales, y luego tu construyes lo que quieras, pero puedes comprarlo también. Sofás, casas enteras, coches... lo que sea, la gente crea objetos virtuales con el único objetivo de venderlos a cambio de dinero virtual, el cual es básico para realizar casi cualquier actividad en este mundo. Para el torneo de fútbol, tienes que pagar por las botas de fútbol, por las animaciones que permitan a tu avatar recrear movimientos de futbolista, por poner dos ejemplos.

Me encontré con un avatar que estaba haciendo una reproducción virtual de esta cafetera (cuando un avatar está creando un objeto, lo puedes ir viendo si estás a su lado). Dados mis conocimientos sobre cafeteras le pregunté:
-¿Qué haces?- con ganas de darle conversación.
-Una cafetera- respondió lacónico, se le veía concentrado en su creación.
-Qué quieres, ¿hacer café virtual?- pregunté mientras intentaba que mi sonrisa se reflejara en la de mi avatar. A él se ve que no le hizo gracia porque no contestó, fin del encuentro virtual.

La siguiente pregunta fue, ¿cómo consigo el dinero virtual si no quiero tener una cuenta de pago? Es fácil, tu avatar puede trabajar. ¿Cómo? Se ofrecen diversos trabajos; por lo poco que he leído la mayoría son para hacer bulto. Un bar virtual que quiere tener su sitio concurrido, paga en linden dollars a avatares para que bailen allí, o un cierto edificio te puede pagar para que tu avatar se siente en un banco y deje pasar las horas allí tranquilito, pero que si alguien entra pueda ver que hay ambiente y decida quedarse ahí y no se nos teleporte. Total, que al final tienes que descargarte un programa que te permita dejar encendido el programa sin que se desactive (se cierra a la media hora de no mover a tu avatar) a pesar de que tu no lo vas a disfrutar, tu vas a estar en tu trabajo mientras tu avatar va a estar en el suyo, ganando dinero virtual para que por las noches, en lugar de gastar tu dinero real te gastes tu dinero virtual, en lugar de jugar un partido de fútbol con los amigos te pegues horas delante del ordenador, en lugar de ir a ligar o a cogerte un pedo a un bar cualquiera, intentes ligar con avatares australianas de escotes peligrosos y palabras incitantes.

Al igual que a Neo le descubrieron que había algo más allá, que había un mundo real más allá de la rutina, la cual no tenía que ser tomada demasiado en serio (en el mundo real no hay modas, todos visten de gris porque da igual; en el mundo real no hay más trabajo que el extrictamente necesario; en el mundo real hay amor, no sólo sexo express) a nosotros nos han descubierto un mundo perfecto. Espera un momento, no. A nosotros nos han hecho justo lo contrario, nos han hecho el trabajo de las máquinas, nos han creado un mundo virtual en el que evadirnos de nuestra rutina. ¿Para qué luchar por cambiar tu rutina cuando puedes ser un fenomenal futbolista en la red? Curiosamente no hemos necesitado de las máquinas para crear una distracción que nos permita seguir siendo "productivos", ya nos valemos por nosotros mismos.

6 comentarios:

Morvader dijo...

JAJAJaja, veo que has tardado poco en sentarte en el trono y hacerte al amo del castillo.

¿Te has dibujado bizco o es que estabas mirando el escote de alguna niñita surcoreana?.

Dr Jarko Malone dijo...

Muy bueno, ahora ya puedo decir que se perfectamente que es Second Life.
De el Dragón, yo vi la foto en el Que! (ese gran periódico al que todos hemos aprendido a amar)

Aquí sale el Dragon de marras:
http://bp0.blogger.com/_qfycr6kRRQw/RkuSAbq-7RI/AAAAAAAAAC8/phWQUcl5L-Q/s1600-h/Dragoncito+malo.bmp

Lo cierto es que si decidiesen dejar al dragón por la sede del PSOE seguro que aumentarían sus visitas... Marketing??

srcocodrilo dijo...

ahí está!!! gracias por el dragón!!! la verdad que sí, sería buena campaña de marketing. es más, podrían mandar a la mierda la alcachofa esa y llevar el dragón a todas partes, incluso en los discursos reales quedaría bien, más fuego, más acción.

Como poco se asegurarían el voto de todos los frikis del dragonlance, aunque tendrían que tener cuidado con los del señor de los anillos, esos estarían más que complicados.

uosdwiS .r dewoH dijo...

Qué brazos tan largos tienes... ¿son para rascarte mejor?

Álvaro dijo...

Ese dragón echa fuego por la garganta en vez de por la boca. ¿Alguien ha dicho "Asociación de dragones laringotomizados de León"?
Pablo, cédeles al Sr. Cocodrilo bajo una licencia Creative Commons, y que lo usen como logo. Ganarían hasta en Salamanca.
Esto del Second Life es como lo de los salones del chat, un sustitutivo de la cosa real. ¿Ventajas? No te huele la ropa a tabaco cuando te vas a la cama ¿Desventajas? Tiendes a dejar el ordenador lleno de salpicaduras de sidra, y por más que se empeñen, mirarle el escote en la pantalla a un avatar femenino no es lo mismo que mirarle las tetas a una moza mientras hablas con ella. Falta el mosqueo y el "tengo los ojos AQUÍ", que es la parte más sabrosa de la experiencia.

Anónimo dijo...

propongo crear todos un avatar identico a nosotros mismos y quedar por las noches para jugar a la pocha, tomar cerveza y decir polladas sin parar, diossss eso si que seria vida...

pd: Moro, menos mal q escribiste un analisis post electoral, ya estaba punto de rasgarme las venas, carcomido por la espera, avido de tu fino ojo politico, como diseccionas la realidad de este pais!!!!!!!

pd2: era coña!!!! diosssssssss puto oligofrenico, tu no tienes fino ni el ojo del culo!!!!!!!! maldito señor Obvio