jueves, noviembre 02, 2006

8' 32''

Esta semana no me apetecía escribir un post así que me he propuesto el reto de escribirlo YA! en los 10 minutos que tengo antes de entrar en clase.

Álvaro por dios, creo que hablo en nombre de todo el blog cuando te digo que RECORTES tus putos post, en serio, la mayoría de nosotros ni siquiera los lee. Es más, estoy seguro de que ni siquiera tú los lees, al al igual que esa gente que no se escucha cuando habla. A partir de ahora, nada de lectura en diagonal, empezaremos con lectura vertical, la primera palabra de cada línea será suficiente. Temblando de miedo estoy a la espera de ese post sobre LOS INVISIBLES que seguramente será tan inentendible como la propia serie. Cientos de páginas plagadas de metaficción y protagonizadas por un psicótico calvo y sus locos seguidores.

Para aclarar las dudas del sr.cocodrilo, poca sangre hubo en THE LEGEND OF SPEED. Aunque el verdadero espectáculo lo dimos Tiago "el camino mas corto es la recta incluso en las rotondas" Piñeiro y yo, aprovechando uno de nuestros múltiples adelantamientos mutuos, Moreno se escabulló entre los dos como una sabandija y yo solo pude seguirlo, pero no pasarlo. La mala suerte se cebó con Miguel "Ice-Ofius-Man" Raikkonen, que rompió su kart en la primera vuelta. En la segunda manga cada uno corrió por su cuenta, lo único reseñable fue que sobre la mitad, mientras controlaba visualmente a Fer "Cambio intercooler por camello" Karthikeyan, que me seguía, tuve un choque frontal con un kart que había trompeado. El resultado fue que se soltó mi cable de frenos y que tuve que acabar la manga frenando a base de derrapes cruzando el kart en las curvas, con los consecuentes cabreos de los demás corredores que me llevaba por delante en cada curva. Seguir las enseñanzas del sensei Tuno-Negro-San "pa ir rápido vete sin frenos, o te matas o ganas" no me llevó a la victoria, pero tampoco a la muerte. Puesto que en la segunda manga no hubo enfrentamientos directos, el título "The Legend of Speed 2006" se lo adjudica Moreno "Rayo de Oriente" Sato.

Ufff, post contrarreloj! y me sobran 2'

La única, la original, señora, no acepte imitaciones:

(...canción de la semana: TV On The Radio - Snakes & Marthyrs...)

5 comentarios:

srcocodrilo dijo...

...mmm poca sangre,eh?
si preparais un "The Legend of Speed 2, too fast too furius in la camocha" en Xmas, puedo prometer y prometeo mas sangre que en el peor imposible...

dr.alergia dijo...

A algien se le ocurre qué narices es esto:

"Estoy normal semana estais"

"Mientras una levadura se tiempo como los comienzo sodomitas planteado satisfactoria"

efectivamente, son los dos primeros párrafos del último post de avalon, MEJORADOS con mi nueva técnica de lectura vertical.

Álvaro dijo...

¿Mejorado, Ángel, o...? no, espera, mierda.
Tiembla, tiembla, tengo un torrent con todos los tebeos escaneados, correo de los lectores (contestado por el mismísimo divino calvo) incluido.
Oye, al final no me enteré. ¿Cuántos fuisteis a la carrera esa en el bar de la curva o en un circuito de Karts o donde fuerais? Pensé que era un mano a mano a mano, pero si llevasteis a Piñeiro se parece más a un suicidio colectivo a lo secta Moon.

dr.alergia dijo...

fuimos 6 en total. Chechu, Fer, Piñe, Miññ, Morth y yo. Por cortesía de Chechu, que tiene un primo trabajanao en el circuito y nos dio "trato preferencial" lo cual le agradezco desde aquí, aunque dudo que lea este blog.

y de suicidios más bien poco. la gran putada de ese circuito es que como muy bien sabe Mitrulk, los karts están bastante descompensados y te pueden tocar algunos que corren, como el de Morth y el mío, o te pueden tocar auténticos troncomóviles de los de ir empujando con los pies.

Kang (el hermano de Kodos) dijo...

El contador que puse el sábado indica que alguno de nosotros está entrando compulsivamente en el Blog.

Yo más que masones o judios, prefiero canteros o presbiterianos cuánticos, y ya que hemos abierto la lata propongo cambiar el símbolo de la marca de esa cerveza, que sin duda nesesita más perro, por el de los canteros, o por una foto de Leonard Nimoy con un bote de salsa.