sábado, junio 27, 2009

Welcome to Boulder, CO

Pues eso, que ya estoy en Boulder, CO, un encantador pueblo - ciudad universitaria en medio del estado de Colorado y al ladito de las montañas rocosas. No os dejéis llevar por cualquier cosa que leais sobre este sitio; se trata de una pequeña ciudad conocida fundamentalmente por albergar la Universidad de Colorado at Boulder. Si echáis un ojo al mapa, veréis que la universidad ocupa una parte importante de la ciudad.
Os he marcado además la calle donde está mi casa. Ahhh, como me gustan los esquemas. Allá vamos.

La ciudad: Boulder es un sitio muy interesante, al menos en verano. Tanto el domingo pasado como ayer por la tarde-noche me acerqué hasta Pearl st, que viene a ser un poco el centro neurálgico de la ciudad. Unas cuantas calles peatonales llenas de gente, restaurantes, tiendas, librerías, etc. Tanto el domingo pasado como ayer hasta las 11 de la noche casi todo estaba abierto, por lo que hay mucha vidilla: muchos estudiantes y trabajadores de la universidad, y gente de vacaciones sobre todo.
Ayer estuve en el mismo sitio de la foto y también había gente actuando (un pollo muy divertido que preguntaba los códigos postales y te decía de dónde eras y dónde comías en tu pueblo, era acojonante). Hay perroflautas tocando la guitarra en cada banco, gente joven danzando por ahí, familias completas y jóvenes adultos paseando de la mano de sus novios/as. Había también unos cuantos garitos con música, e incluso algún sitio de esos a los que Moro hubiera querido entrar diciendo "esos moteros borrachos parecen muy buena gente, vamos a entrar que seguro que lo pasamos muy bien". También hay alguna otra zona con cervecerías, al menos un par de ellas en la parte de la ciudad que conozco. Dado que ahora mismo no hay clase, no hay mucha marabunta estudiantil, así que no sé realmente dónde van los estudiantes a mamarse (probablemente a casa de algún pringao que se deje).

La ciudad está hecha para ir o bien en transporte público o bien en bicicleta. Hay carriles bici por todas partes, los coches te ceden el paso, en fin algo impensable en España, aunque ya me han dicho que esto es una excepción en relación al resto de USA. También lo es en cuanto a tranquilidad: las puertas abiertas, las bicis (baratas) fuera sin candar, puedes pasear por la noche por donde quieras, etc., y ni un solo peligro.

La casa: mi casa es una especie de sótano debajo de una casa de verdad (esto parece bastante común aquí). En principio no está mal: cocina vieja pero grande, internet, lavadora, secadora, en fin lo suficiente como para sobrevivir el tiempo que paso aquí. Hay algunos problemas por los que hemos tenido que perseguir a la casera, que pasa un poco y además se va dentro de poco de vacaciones. Por decir algo, se estropeó la nevera el jueves y todavía estamos sin ella. Tercermundista, lo sé, pero ya pagué un mes y la fianza, y ponerme a buscar otro sitio me da mucho la chapa, así que salvo que la cosa degenere mucho intentaré amarrar aquí. Lo mejor sin duda es el jardincillo de fuera. Cuando tenga foticos (que me dejé el cable de la cámara en Gijón) os enseño.

Mis compañeros se llaman Ben y Jack. Ben no está mucho en casa ni siquiera lo poco que estoy yo, porque su novia vive en Denver y anda a caballo entre un sitio y otro. Jack sí suele estar por las tardes cuando llego, es un tío muy simpático que contesta a mis miles de preguntas constantes. Estuvo viviendo en Francia así que está bastante Europeizado. Quizá podríamos decir que hemos encontrado al Álvaro de Boulder: le encanta cocinar y las especias, especialmente el cilantro. Lo mejor de la casa es sin duda que a 5 minutos andando hay un supermercado enorme que no cierra nunca (y eso no se paga con dinero).

La rutina: mi rutina diaria consiste básicamente en levantarme prontito, a eso de las 7, para estar en la uni en torno a las 8. Trabajo allí y como muy rápidamente (la gente no dedica mucho tiempo a la comida), e intento salir en torno a las 6. Esta semana me he apuntado al Recreation Center y ya he ido un par de días al gimnasio: además de tener unas instalaciones de pesas y máquinas acojonantes, puedes hacer casi cualquier deporte (squash, tenis, pingpong, racketball, etc.): ellos te dejan los accesorios gratis. El gimnasio de pesas ha sido inteligentemente separado de el gimnasio de las cintas y las máquinas de gwuin-gwuin, para evitar accidentes por falta de atención.



El laboratorio: estoy en el conocido como Colorado Power Electronics Center. Es uno de los centros de investigación en electrónica de potencia más potentes del mundo. La gente que está aquí sabe un montón, tanto los estudiantes como los profesores. Los primeros son muy majos y de momento no les he turrado mucho con dudas pero empezaré en breves momentos. El cuerpo de profesores está formado por 3 personas: Robert Eriksson, Dragan Maksimovic y Regan Zane. No os daré detalles porque sé que no os interesan, pero los dos primeros son dos gurúes de esto, y el tercero es joven y lleva una carrera meteórica.

La forma de trabajar aquí es muy distinta de la nuestra. Tienen una estructura muy piramidal, con más de 20 estudiantes de doctorado y unos cuantos undergraduate. También tienen algún postdoc, y se supervisan unos a otros. Los profes suelen bajar una o dos veces al día para hablar de algo concreto con alguno de los estudiantes. Aquí cada proyecto está asociado a una empresa: como diría el que nos vendía lechugas en el colegio, "si no hay empresa, no hay proyecto". El trabajo que hacen es muy muy bueno y muy orientado a cosas prácticas que tienen que funcionar, lo cual por un lado es muy positivo (sueles tener muy claro lo que tienes que conseguir) y por otro tiene sus desventajas (hay una presión a la que al menos yo no estoy acostumbrado). No he interaccionado mucho con la gente, solo he preguntado un par de cosas a uno de los chavales, pero empezaré a preguntarles más a menudo, desde luego creo que voy a aprender mucho (aunque solo sea por las horas que estoy ahí currando centrado en lo mío).

Ya os iré contando más cosas, de momento no he tenido tiempo a hacer demasiado fuera de la uni, pero a ver si un día de estos consigo irme a caminar a las montañas (aunque sin coche es jodido), y voy a Denver a no mucho tardar. En cuanto a la intención de Bert de recoger beneficios y realizar una nueva inversión a fondo perdido en cruzar el charco, yo creo que a finales de Julio o principios de Agosto podría ser una buena fecha para hacer algo. Cuando tenga las cosas más avanzadas, mi plan es pirar un viernes y marchar un Jueves de tarde en avión hasta ¿Nueva York? para establecer una sede local del VB. Necesito confirmación de Avalon y Bert, claro, pero quizá sería una buena idea juntarnos allí. Si además álguien quiere venir hasta aquí, por mi genial, me comprometo a estar operativo a partir de las 6 de la tarde y cualquier fin de semana. Si alguien se gasta la pela en venir a USA, yo como es lógico recomiendo que aprovechen para visitar Nueva York y Washington, aunque Boulder tampoco está mal. Hek, tú podrías pasarte el resto del día en el Recreation Center sin mayor problema.

No he visto mapaches pero sí ardillas e incluso una familia de zorros. He visto muchas mujeres deportistas luciendo tipo y sin conocer el significado de la palabra cartucheras. He jugado a pingpong con un chino. He hablado con los chicos que hacen kung fu para ir un día a verles entrenar. He cambiado la rueda de la bici que me dejó la casera como cuando tenía 12 años. He sentido un amor fugaz por el ángel de la oficina de estudiantes internacionales. He notado que el jinete se pregunta dónde estoy porque no puede verme. He visto el cielo estrellado de Boulder, su sol abrasador y una claridad extraña que baja de las montañas y que baña el paisaje con una luminosidad difícil de explicar. Se puede ser feliz aquí, sin duda.


Be seeing you.

6 comentarios:

Morvader dijo...

Miññ espero que cuando hablas de tu compañeros Jack y Ben no estés usando un eufemismo pare decirnos te pasas las horas muertas en casa con tu amigo J.B.
En cuanto al polish jokey no te preocupes en cuanto llegue Hec forzaremos la cerradura para comprobar que todavía sigue ahí.

A cuidarse!!

uosdwiS .r jewoH dijo...

Este es buen momento para cambiar euros a dólares: 1€=1,41$, son casi tres partidas de futbolín por el precio de dos, con lo que el viaje quedaría amortizado en los primeros días.

Los billetes de avión van subiendo poco a poco, supongo que en breve me tendré que decidir.

srcocodrilo dijo...

Ese último párrafo a lo Blade Runner me ha puesto la lagrimilla en el ojo, Miñññ, pero creo que tu felicidad en Boulder Co., pasa por llamar a Jack Jerry, y así vivir con los únicos e inigualables Ben&Jerry's.

Cuídate y enseña a los Boulderianos cómo cazamos osos en asturias...

Álvaro dijo...

Miñññ si me enseñas tus ardillas te enseño mi ciervo.
Bueno, me alegro de que alguien haya caído en una ciudad alegre en EEUU y no en un pozo de mugre y obesidad como... ehh... uno que yo me sé. Con razón me decían que "Denver is OK, but everyone wants to live in Boulder"
Oye, ¿vas a seguir un ritmo "semanal" de actualizaciones como yo? Porque podíamos alternarnos...

Ala neno un abrazo y recuerda: en caso de dudas, encoge los hombros, guarda tu pene y di "I'm European!"

CaesarHec dijo...

joder, casi se me cae la lágrima. Si ahora se me apareciera el mismísimo Dios y me preguntara donde quiero vivir y ser feliz el resto de mi vida, sin duda contestarías: en Boulder.

Te he escrito un mail, preguntándote múltiples cuestiones a las que el post responde, me encanta saber de ti. Lo único que no entiendo es que llenes el post de enlaces a caras de profesores margaritos y no haya un puto enlace al Recreative center, Miñññ no olvides tus orígenes, la verdadera felicidad está en las cosas sencillas, como un biceps definido o 400 gramos menos en la báscula después de una sesión de ciclo.

En serio, me alegro de que todo marche, te mereces lo mejor.

mitrulk dijo...

Bueno el último párrafo buscaba la lágrima fácil, los ingenieros también tenemos nuestro corazoncito.

seguid el ejemplo de moro e id poniendo skype!! Avalon, por mi bien en alternarnos esta semana te toca a ti.

Por cierto, el sábado de la que volvía para casa pensé en Bert al ver una linda familia de mapaches danzando a sus anchas cerca del campus, eran como 5 ó 6. Acojonante la fauna que hay por aquí.

Ya engañé a un pringao pa jugar a tenis mañana, vaya panadera que le va a caer...